Seguir
Portada » Análisis » Análisis de Darksiders Genesis

Análisis de Darksiders Genesis

La saga Darksiders presenta en Darksiders Genesis al cuarto jinete, Lucha, que acompañado del veterano Guerra debe adentrarse en el infierno en la nueva aventura de la saga, desarrollada por Airship Syndicate, el estudio fundado por Joe Madureira (creador de la saga) cuando ocurrió la debacle de THQ en 2012.

Cambio de perspectiva

Lo primero que llama la atención de Darksiders Genesis es el cambio radical de perspectiva del juego. Si bien ningún título de la saga había mantenido al 100% el género del anterior, la perspectiva en tercera persona, clásica de las aventuras desde The Legend of Zelda: Ocarina of Time e incluso antes, siempre había estado presente. En Darksiders Genesis, sin embargo, contamos con una vista de pájaro que lo cambia todo, a pesar de que en realidad mantiene muchos elementos del resto de títulos. Además, también hay que señalar que se estructura mediante misiones, en lugar de contar con un mundo conectado.

Tomamos el control de Lucha y Guerra, que podemos alternar libremente, o bien jugar con ellos de forma simultánea en el modo a dos jugadores (tanto local como online). Cada uno de ellos tiene un estilo de lucha similar, pero diferenciado. Lucha ofrece un combate más rápido y, además, puede atacar a distancia. En cambio, Guerra es más resistente y puede efectuar ataques devastadores de área. Ambos cuentan con la posibilidad de realizar ejecuciones cuando sus enemigos están lo suficientemente débiles pulsando el botón A.

El combate comienza siendo monótono y rutinario, pero mejora conforme avanzamos según vamos desbloqueando nuevas habilidades y los enemigos se hacen más fuertes forzándonos a usar bien las diferentes técnicas de cada personaje. Aun así, la cámara tan alejada de la acción no favorece ni la espectacularidad ni el disfrute del combate, siendo a veces diferenciar entre enemigo y aliado.

Cuando nuestros personajes quieren apuntar (para lanzar shurikens, una mano espectral, las pistolas de Lucha, etc) lo hacen usando la palanca de la derecha, lo que hace que el apuntado sea independiente de la dirección del personaje. Esta idea que suena tan bien sobre el papel pero que en la práctica tiene siempre unos resultados irregulares como poco.

Habilidad comprometida

Darksiders Genesis cuenta también con su ración de puzles y desafíos de habilidad. Los puzles son por lo general sencillos y se agradecen, ya que aportan variedad al desarrollo de la aventura. En cambio, los desafíos de habilidad se vuelven artificialmente difíciles por, otra vez, la propia perspectiva del juego. Los saltos, en concreto, alcanzan un nivel ridículo ya que en el momento en el que el personaje se despega del suelo la única forma fiable de saber donde está es viendo la bolita que se supone que es la sombra reflejada en el suelo. Menos mal que los saltos son dobles y con levitación, lo que nos permite corregir ligeramente un mal salto.

Aparte, y aunque el juego apenas te dice nada, podemos mejorar las habilidades de nuestros personajes de diversas formas. Por un lado, tenemos acceso a núcleos de criatura que desbloquean determinadas habilidades pasivas y mejoran el nivel de las estadísticas de los personajes. Por el otro, podemos comprarle a Vulgrin tanto habilidades pasivas como mejoras de estadísticas (que además se pueden encontrar en las diferentes misiones). Darksiders Genesis gana bastante con esto, pero el progreso de los personajes es en realidad bastante lineal y sin muchas historias.

Falta de ambición en todos los aspectos

En general, como podéis ir deduciendo, Darksiders Genesis es un juego muy irregular y con una falta de ambición que queda patente desde el primer logotipo. El primer nivel, su carta de presentación, me pareció una de las experiencias más soporíferas que un juego de supuesto caché me había ofrecido jamás, y algo que no me esperaba de un Darksiders. Luego mejora, pero tampoco da un cambio radical.

El problema no solamente es la perspectiva, que desdibuja tanto el aspecto visual como la propia jugabilidad, sino la misma historia o el diseño gráfico. Los personajes parecen una parodia de sí mismos, sin nada de carisma y vacíos como cascarones. No tienen nada que ver con lo visto anteriormente, parecen más bien una versión esquemática. El dúo Lucha y Guerra es tan cliché que te dan ganas de ignorarlo. Total, ya sabes lo que va a hacer cada uno de los personajes en cada momento.

No lo arregla el diseño visual, que había sido siempre una de las mejores cosas de la saga. En este caso, los escenarios parecen diseñados con un editor de niveles de Warcraft III híper vitaminado. No tienen gracia ni naturalidad, limitándose a unir salas mediante pasillos o mediante un vacío en el que podemos usar un caballo.

La música está bien, aunque es tan grandilocuente que puede llegar a saturar por momentos. Además, el juego cuenta con unos cuantos glitches de audio que empañan el trabajo (por ejemplo, en el logotipo de Airship Syndicate). El doblaje está bastante bien (y hay en castellano), aunque con un guion así, tampoco da para que se luzcan los actores. Además, como última espinita cabe destacar que los tiempos de carga son notables, no larguísimos pero sí más de lo deseado.

Por si fuera poco, no se trata de un juego barato. Para un juego de renombre como Darksiders Genesis, que cuesta sobre los 40 €, es un poco triste ser simplemente un juego que «no está mal».

Darksiders Genesis, el hermano pobre de la saga

Darksiders Genesis no es un mal juego, pero tampoco es especialmente bueno ni divertido. Hay quien lo ve como una vuelta a los orígenes y está encantado con él. Para mí (sin haber probado Darksiders III), debido a su falta de ambición, es un paso atrás gigantesco, un mal cambio de género y una oportunidad perdida. Le falta dinamismo y un sistema de juego pulido y variado (no solo el combate, sino en general en todos sus aspectos).

 

Resumen
El cambio de género no le ha sentado bien, ya que ha entorpecido aspectos que en otros títulos de la saga brillaban, como el combate y las fases de habilidad. Aparte, la presentación y la historia también se han convertido en víctimas de una falta de ambición tremenda. Sin embargo, el juego es entretenido y puede llegar a ser una compra interesante, pasada la decepción inicial.
6
Justo
Escrito por
Compositor, aficionado a los videojuegos y colaborador en Revogamers desde casi sus inicios. Mi tarea en la web es coordinar análisis, impresiones y artículos, así como ejercer de redactor y procurar que haya contenido todos los días.

¿Te ha gustado?

0 1
Comentarios

Para comentar tienes que estar logueado

Si no tienes una cuenta, puedes crearte una al instante para comentar.

Este debate contiene 0 respuestas, tiene 1 mensaje y lo actualizó  Arturo Albero hace 1 mes, 1 semana.

Debes estar registrado para responder a este debate.

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.