Correcto sin alardes, totalmente prescindible dada la cantidad de alternativas que hay en el catálogo de Wii U.

Desde que me aficioné a los videojuegos, los plataformas 2D han sido sin duda mi género favorito. Por suerte en las plataformas de Nintendo este género sigue muy vivo con grandes licencias y además, en la eShop nos están llegando más juegos de este tipo para mi alegría. Este Twin Robots desarrollado por Thinice y porteado a WiiU por Ratalaika Games, es un plataformas 2. 5D correcto en el que tomaremos el mando de dos robots que tratan de llegar al final de un recorrido antes de quedarse sin batería. Como podremos ver a continuación, tanto los robots como el juego van algo justitos.

Corre, Forrest, corre

La fase empieza siempre igual, uno de los robots está encerrado en una sala en la que el techo está descendiendo. El otro robot está fuera y debemos recorrer el escenario hasta encontrar el interruptor que abre la puerta de la sala donde está encerrado el otro robot antes de que muera aplastado. Con una pulsación podemos cambiar entre controlar un robot u otro, una vez liberemos al otro robot del encierro, deberemos controlarlo para llevarle a él también a la meta.

En el final de cada fase hay una puerta cerrada con un enchufe al lado y ahí reside “el jugo” de este juego. La barra de vida de nuestro robot realmente es la batería, batería que se va gastando según andemos y saltemos, por lo que debemos llevar cuidado si queremos poder abrir la puerta final. De primeras el robot en libertad tendrá la barra a tope y el que está encerrado prácticamente vacía.

Una vez lo liberemos aparecen unas casillas luminosas en el camino y cuando las pisamos nos permiten recargar la batería. Una vez en la puerta final, nuestros robots se conectan al enchufe y si llevamos suficiente batería, la puerta se abrirá. Si llegamos al final con ambos robots tendremos grandes posibilidades de poder abrir la puerta, con uno sólo quizás no lo logremos. Tenemos que llevar cuidado con los saltos que demos. Si avanzamos sin pensar en el ahorro de energía y uno de nuestros robots muere no podremos superar la fase y tendremos que reiniciar la partida.

WiiUDS_TwinRobots_03_mediaplayer_large[1]

Twin robots, gemelos problemáticos

El mayor problema del juego reside en que las fases son demasiado similares entre sí en cuanto a ambiente, obstáculos y dificultades que nos podemos encontrar. Es difícil diferenciar la fase 1 de la 10 por ejemplo, salvo por la dificultad. Los decorados son los mismos en una o en otra. El número de fases no es muy numeroso (unas 30) y tampoco nos invitan a re jugarlas en exceso al no tener prácticamente items escondidos ni secretos por desbloquear.

Gráficamente como podéis ver en las imágenes no es alarde pero cumple. No voy a hablar de texturas ni cosas similares porque nunca me fijo. El apartado gráfico de este juego no es en sí malo sino simple, limitado por el estilo artístico. El problema viene más en el apartado sonoro.

WiiUDS_TwinRobots_02_mediaplayer_large[1]

Suelo jugar mucho en off tv y si juegas así no se reproduce sonido por el mando, sólo se reproduce por el televisor, se trata de un bug bastante importante y que aún no han solventado. En cuanto a la música son unas melodías “metalizadas” que acompañan y van a juego con los efectos de sonido. pero no las tendréis al día siguiente en la cabeza. De hecho yo lo he jugado en silencio mayoritariamente y no he echado en falta las melodías en ningún momento.

La jugabilidad es para mí el factor que diferencia un plataformas del monton con uno top. En este caso nos encontramos con uno del montón. El tema de los saltos no termina de estar bien medido: moriréis más de una y dos veces en alguno por este motivo. Tanto a la hora de acercarte a un borde para saltar como en el aterrizaje, es un poco aleatorio y la principal causa de todas las muertes. No obstante, tras un tiempo de adaptación, el número de muertes se reduce.

WiiUDS_TwinRobots_01_mediaplayer_large[1]

En definitiva, el resultado final de Twin Robots es un juego correcto en general pero que va justo de batería en todos sus apartados, al igual que sus protagonistas.