Portada » Análisis » Superola and the Lost Burguers

Superola and the Lost Burguers

Superola and the Lost Burguers

La eshop de Nintendo Switch cuenta con buena fama. Nintendo ha conseguido copar su tienda virtual de videojuegos variados y de calidad. Aunque la consola ya cuenta con algunos juegos terriblemente malos, la verdad es que son muy pocos los que llegaría a considerar imposibles de recomendar. Desgraciadamente, este es el caso de Superola and the lost Burguers, un título que se asemeja más a una propuesta gratuita surgida de alguna jam que de algo serio.

Apenas tengo cosas positivas que decir acerca de Superola and the Lost Burguers. Quizás que se trata de un juego completo y que funciona, al contrario que alguno de los cientos de títulos que se aprovechan de la vulnerabilidad del mercado de la Play Store de Android. Sin embargo, más allá de eso, Superola no ofrece nada de interés: no divierte, no hace gracia, no es bonito. Ni siquiera aporta nuevas ideas. Un videojuego para el olvido.

The ting goes skraa

Me fascina que Nintendo haya permitido que Superola and the Lost Burguers se ponga a la venta en su tienda virtual. Probablemente se deba a que el sello detrás del juego ya ha publicado un título en la consola, Conga Master Party, una propuesta decente, original y con carisma. Al contrario que este juego, Superola no ofrece nada interesante en ninguno de sus apartados.

Superola and the Lost Burguers se presenta como un juego parodia, con una trama coñera y que se aprovecha de la cultura de Internet para hacer reír. También hace multitud de referencias a otros juegos, principalemente Super Mario, pero también a Street Fighter o Zero Wing, entre otros. El problema es que el juego no se corta en absoluto, metiendo memes anticuados cada dos por tres, sin garbo ni sentido, y por ende, sin gracia.

Más alla de los sobreusados memes, la trama de Superola and the Lost Burguers trata de una llama de nombre Superola, que decide recuperar todas las hamburguesas del mundo antes de que se enfríen, ya que están siendo robadas por una raza alienígena de perritos calientes. Lo que podría ser una base graciosa para un juego, termina sin ir más allá ya que, como comenté antes, a lo largo de los diferentes niveles del juego, lo único que veremos serán multitud de referencias a otras cosas, una suerte de “copy-paste” que espera sacarnos una sonrirsa por que sí, con malos resultados.

Superola and the Lost Burguers

I like turtles

En cuanto al juego en sí, Superola and the Lost Burguers es un runner. Manejamos a Superola en niveles cortos donde podemos saltar o disparar un láser para eliminar a los enemigos de un toque. A lo largo de cada fase, podemos ir recuperando hamburguesas, que nos servirán de cargas para el láser. Al final, podemos obtener un bonus aleatorio, que puede consistir en elementos cosméticos o mejoras temporales de algún estilo.

Estas mecánicas tan simples no se explotan de ninguna forma. Tanto el diseño de niveles como de enemigos es prácticamente nulo, y los escenarios están desprovistos de vida, con un apartado artístico que ni pretende desmarcarse de alguna forma ni añadir elementos interesantes a las diferentes composiciones. Ni siquiera la música aporta algo decente al conjunto; solo algunos de sus temas son algo escuchables.

Más allá de algún minijuego aleatorio que, como no, se basa en alguna referencia fuera del juego para ser más interesante, la jugabilidad se queda en lo mencionado anteriormente. Cada elemento jugable que el juego pone sobre la mesa se limita a su mínima expresión, formando un juego vago y simple, en el mal sentido.

Superola and the Lost Burguers

Is this real life?

Superola and the Lost Burguers incluye dos modos más allá de la historia principal: Versus, que permite enfrentarse a dos jugadores, e Infinito, donde se convierte en un endless runner. Cabe decir que ninguna de estas dos vertientes salva al juego de su propia perdición, si bien jugarlo con un amigo puede ser una experiencia entretenida por unos minutos, algo que sigue sin justificar su estado.

Parece que los desarrolladores no entienden por qué son tan populares los memes de Internet. La cuestión es que estos hacen gracia bajo diferentes contextos, usándose en situaciones como si se tratasen de expresiones. Además, tampoco son algo que se pueda generar deliberadamente; los usuarios de Internet son los que eligen qué se convierte en carne de meme y qué no. Petar Superola and the Lost Burguers de estas bromas no va a hacer que el juego sea más interesante, sobre todo teniendo en cuenta todo lo demás.

Desde luego, si la intención era hacer un juego que se convirtiera en un meme, han fallado estrepitosamente. Además de ser feo y parecer que se haya hecho en un fin de semana, Superola and the Lost Burguers es definitivamente aburrido, y lo peor de todo: no es gracioso, probablemente su razón de ser. Lo único que lo salva del abismo más infame de la industria es que se trata de un juego completo y libre de bugs, un piropo que, en esta situación, apenas tiene significado.

Nota Revogamers

Un juego más propio del mercado móvil que de la tienda virtual de Nintendo Switch.

3
Aspirante a periodista de videojuegos y youtuber, Doble Grado en Periodismo y Comunicación Audiovisual Bilingüe, Link y Mario me enseñaron que había muchos mundos más allá del nuestro.

¿Te ha Gustado?

0 0
Comentarios
Comentarios

Para comentar tienes que estar logueado

Si no tienes una cuenta, puedes crearte una al instante para comentar.

Este debate contiene 0 respuestas, tiene 1 mensaje y lo actualizó  Pablo Seara García hace 8 meses, 1 semana.

Debes estar registrado para responder a este debate.

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.