Golf de NES en Switch, el mejor homenaje a Iwata

Accesible solo el 11 de julio, fecha del fallecimiento del presidente de Nintendo.

El 11 de julio de 2015 la comunidad jugona sufrió un varapalo tremendo del que aún se está recuperando, pero gestos como el que sigue ayudan a que ese mal trago pase mejor y además hacen que el recuerdo de Iwata, que falleció en la fecha antes señalada, perdure por muchos años.

Satoru Iwata fue el presidente de Nintendo desde 2002 hasta su fallecimiento 13 años más tarde y durante ese tiempo supo ganarse el corazón de seguidores de la compañía y foráneos y, como ahora veremos, también de colegas de profesión, porque Iwata, antes que presidente, fue programador, y nunca dejó de serlo.

Ya en tiempos de NES Iwata dio sus primeros pasos con Joust, un tímido port de un arcade y sobre todo con Balloon Fight, uno de los juegos más recordados del creativo y de la propia consola, pero, como es obvio, también participó en otros muchos proyectos, como es el caso que nos ocupa: Golf.

Golf para la NES estaba lleno de talentos: Koji Kondo a la batuta, Uemura en la producción, Miyamoto en la dirección y Satoru Iwata en la programación. Con este talentoso grupo no es de extrañar que a día de hoy siga siendo un juego muy querido por la comunidad, tanto es así que ha vuelto en forma de homenaje al fallecido Iwata ahora en Nintendo Switch.

Y es que Golf, tal cual lo vimos en 1984, es jugable en la nueva consola de Nintendo haciendo el célebre gesto de Iwata al pronunciar su directly mientras sostenemos los Joy-Con estando en el menú de inicio de la consola.

Por desgracia, o no porque da más valor aún a este homenaje, solo parece ser posible acceder al título si estamos a 11 de julio, y no tratéis de engañar a vuestra consola cambiando la fecha (lo hemos probado), si la habéis conectado a internet o actualizado desde su lanzamiento, sabrá que habéis hecho trampa. De hecho, el vídeo que veis sobre estas líneas está grabado por un usuario con una consola  recién estrenada, de ahí que consiga entrar en el juego y, efectivamente, jugar.

Tocará esperar hasta el año que viene para comprobar si, como parece, estamos ante uno de los mejores y más emotivos easter eggs de la historia de los videojuegos.