Portada » Artículos » Un día en la Japan Weekend de Madrid 2019

Un día en la Japan Weekend de Madrid 2019

Hace unos días Revogamers fue hasta el recinto IFEMA de Madrid y se coló en la Japan Weekend, el mayor evento sobre la cultura japonesa en nuestro país que cuenta ya con ediciones a lo largo y ancho de la piel de toro que es España.

Nuestra primera impresión, y que confirmamos según avanzaba la mañana y el día, fue que el cosplay se iba apoderando poco a poco de la feria y no solo hablando de las actividades o artistas invitados, sino también a nivel de público, ya que la proporción gente cosplayeada con gente vestida normal era bastante igualada.

Sin duda una buena noticia para los amantes de esta moda (moda en el sentido de conjunto de prendas de vestir, adornos y complementos), pero no tanto para los que asisten al que, según sus organizadores y como ya hemos apuntado anteriormente, es “el mayor evento de cultura japonesa de Madrid”. Uno tiene la sensación, porque irrefutablemente así viene siendo y es, de que el cosplay ha eclipsado a todo lo demás, algo que se puede comprobar en cómo han menguado los talleres, charlas y actividades más culturales y en cómo ha crecido todo lo relacionado al arte de vestirte de esta forma tan llamativa y curiosa.

No es culpa la organización de la Japan Weekend, esta no ha hecho más que recoger el feedback de anteriores ediciones, sino que son los propios asistentes los que así lo han querido; bien por ellos. Sin embargo, no extrañará a nadie que quien de verdad quiera empaparse de esa gran, milenaria y variada cultura busque otras vías con las que saciar su sed de experiencias y conocimientos.

Los videojuegos, como tantos otros elementos, han perdido terreno, aunque había varias máquinas recreativas arcade old school japonesas, algunos stands de compañías más o menos grandes donde destacaba el de Bandai Namco, y la zona retro, que se basa, otro año más, en casetas de juegos antiguos seminuevos a precios que empiezan a parecer excesivamente altos. Siempre han dado esa sensación, pero desde que han aparecido las consolas mini, las placas a bajo coste (como las Raspberry Pi) y las consolas virtuales, es un sentimiento que se ha ido acrecentando.

Sí hubo hueco para proyectos patrios y no nos los quisimos perder. Primero visitamos la zona de Zerouno Games, donde nos echamos unas cuantas partidas a Bleep Bloop, Eternum EX o a Baobabs Mausoleum (ese segundo episodio que no acaba de llegar a Nintendo Switch, ejem, ejem). Más tarde charlamos con la gente del estudio Deiland, los de Summer in Mara, quienes nos confirmaron que su Kickstarter va por buen que camino y que planean que su juego llegue a consolas en septiembre, aunque no descartan que, por motivos editoriales, la versión para Nintendo Switch salga algo más tarde, ya sabemos (y confirmamos) cómo funcionan las cosas cuando se trata de la híbrida.

Lo mejor, sin desmerecer lo anterior, fue no obstante la ponencia de Conrad Roset, el artista detrás de ese videojuego con alma de acuarela que es GRIS, de Nomada Studio. Aunque tardó en coger ritmo, poco, eso es verdad, Conrad narró a las mil maravillas cómo es el proceso creativo detrás de un videojuego tan personal como es GRIS, e incluso mostró bocetos previos de su protagonista y se atrevió a meterse, aunque poco, en detalles técnicos; tampoco es su fuerte. Una charla muy amena a la que asistió gran cantidad de público y que nos hubiera gustado que durara más, pero es que no nos cansamos de ver esas ilustraciones.

Saliendo de los videojuegos, porque poco más hay que añadir aquí salvo algún torneo de Super Smash Bros. Melee organizado sin demasiado tino, destacar el amplio espacio con el que contaban decenas de artistas, en su gran mayoría nacionales, conocido como Artist House. La presentación de casi la totalidad de stands era cuando menos escueta, pero eso no restaba un ápice de calidad a sus trabajos. Pintores, dibujantes, comiqueros, escultores, tallistas y demás manitas mostraban sus obras al público y este podía corresponderles comprando su material o, por qué no, siguiéndoles en las redes, y es que hacerse un nombre es igualmente muy importante cuando se está empezando y la Japan Weekend de Madrid es un escaparate muy jugoso. La organización aquí sí estuvo a la altura, al menos de cara al espectador, no sabemos de puertas para adentro, y cedió una buena cantidad de metros cuadrados a una gente que merece toda nuestra admiración.

Por lo demás, lo de todos los años: comida cara, stands comerciales por doquier y diversión, mucha diversión, eso que no falte nunca.

Escrito por
Señor Bichos para ti.

¿Te ha Gustado?

0 0
Comentarios

Para comentar tienes que estar logueado

Si no tienes una cuenta, puedes crearte una al instante para comentar.

Este debate contiene 0 respuestas, tiene 1 mensaje y lo actualizó  Marcos Catalán hace 4 meses, 3 semanas.

Debes estar registrado para responder a este debate.

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.