[Impresiones] Octopath Traveler

Nos espera un verano octomaravilloso.

Octopath Traveler se pondrá a la venta de manera inminente y constituye el lanzamiento más destacado en cuanto a juegos third parties que hay y habrá en Nintendo Switch y posiblemente en todo este 2018. Si quieres saber que hemos visto en las primeras horas del juego del verano, no te pierdas estas impresiones.

Un nuevo mundo

Lo primero que nos llama la atención de Octopath traveler es lo bonito y arriesgado a la vez de su propuesta. Las grandes producciones intentan alcanzar un realismo nunca visto con anterioridad, pero aquí se vuelve atrás para transportarnos a la etapa clásica consigue utilizar sprites como nunca antes. La belleza alcanzada con este estilo artístico se refleja en cada pantalla, cada prado, cada costa, cada montaña, cada ciudad.

Y hablando de sus ciudades: no podemos hablar con todos sus habitantes ni entrar en todas las cosas. Simplemente están ahí para hacer bonito. Nos ha hecho sentir que las distintas localizaciones son un mero lienzo y pretexto a la vez para continuar la aventura. Habrá que ver cómo se desarrolla esta vertiente de exploración en el resto del juego, ya que es el aspecto que más dudas nos ha despertado.

También contamos con un botón para correr, que sin duda es una acción que facilita la exploración gratamente y nos libra del tedio de tener que recorrer los escenarios repetidas veces a paso de tortuga.

Combates, muchos combates

El sistema de combate es una evolución a lo visto en la saga Bravely Default, saga que Square Enix desarrolló para Nintendo 3DS. En los combates, contamos con los comandos clásicos de los juegos de rol: podemos atacar, defendernos, usar objetos y usar habilidades de diferente índole relacionadas con la habilidad de nuestros personajes y las armas que estos manejen.

Desde los primeros compases de Octopath Traveler encontramos una gran variedad de enemigos. Cada uno de ellos es vulnerable a determinados tipos de armas y habilidades. El propio juego hace hincapié en ello en el transcurso de los combates, por lo que parte de la estrategia está en descubrir cuál es la medida más afectiva de acabar con ellos.

Contamos también con un contador de turnos. Por cada turno que pasa se rellena un medidor de los cinco posibles. En cada turno podemos gastar un máximo de 3 de estos medidores, o lo que es lo mismo, 3 turnos más el que nos corresponde por derecho. En total 4 turnos en uno solo. La principal diferencia con la saga Bravely reside en la posibilidad de guardar dos turnos de reserva, aunque previamente se tienen que cargar.

Poder usar estos 4 turnos (o tres, o incluso 2, a nuestra elección) nos sirve para concentrar nuestros ataques en uno como sumatoria de los turnos empleados. Pero también nos dejará indefensos en los turnos posteriores ya que los enemigos pueden encadenar sus ataques sin que podamos usar ningún comando hasta que se restablezca nuestro turno. En esta ocasión se ha eliminado la posibilidad de emplear varios turnos simultaneos para defendernos, lo que venía a ser el Default.  Las estrategias, lo que viene a ser nuestras posibilidades en combate, han aumentado en Octopath Traveler con estos cambios.

Octoaventura

En nuestra opinión, la más interesante de Octopath Traveler, y razón por la que se denomina al título así, es la posibilidad de jugar con ocho protagonistas totalmente diferentes, cada uno con su propio oficio, sus propias armas, habilidades, historias, en definitiva, su propia aventura y manera de jugar. Tenemos que comprobar si podemos cambiar alguno de esos factores más adelante, de primeras cada personaje tiene sus características innatas y punto.

Independientemente de cual sea el personaje elegido para comenzar la aventura nos encontramos con el resto de personajes posteriormente en algún punto concreto del transcurso del juego, uno a uno. Ya os contaremos en el análisis como se ha resuelto esta situación o si empezar la aventura de nuevo con otro personaje acaba resultando una experiencia totalmente diferente.

Las primeras sensaciones que nos ha dejado Octopath Traveler son excepcionales, incitándonos a jugar continuamente con un desarrollo ágil, en donde se recuperan bondades de juegos clásicos del género y añadiendo toques frescos al mismo. Algunos detalles nos han llamado la atención convirtiéndolo, posiblemente, en el juego de rol más racional con los jugadores.

Todavía queda por comprobar muchos aspectos de cara al análisis, así como que no se hayan tomado decisiones precipitadas durante el desarrollo de la historia que arruinen la experiencia. Pero lo que tenemos claro es que Octopath Traveler promete y os queremos contar por qué.

Comentarios