Portada » Artículos » Impresiones de Super Mario Maker 2

Impresiones de Super Mario Maker 2

Super Mario Maker 2

Una de las mayores sorpresas que nos dejó la difunta Wii U fue Super Mario Maker. El título protagonizado por el fontanero bigotudo permitió que por primera vez los jugadores pudiéramos desarrollar nuestros propios niveles como si fuéramos los mismísimos Shigeru Miyamoto y Takashi Tezuka, entre otros. Ahora, tras su paso por Wii U e incluso Nintendo 3DS, el bueno de Super Mario vuelve a sacar sus herramientas en su sorprendente secuela para Switch: Super Mario Maker 2.

Editando desde NES hasta Wii U

Como ya sabéis, a diferencia de otros títulos del fontanero, Super Mario Maker deja de lado los peligrosos rescates de princesas como misión principal para enfocarse totalmente en la creación de niveles. De esta forma, en esta secuela, como no podía ser de otra manera, se mantiene intacta esa filosofía de jugar, crear y compartir tan característica que ahora se ve potenciada hasta unos límites inimaginables. Parte de esto es gracias a su contenido, teniendo modo multijugador e incluso aprovechándose de características de Switch como la pantalla táctil para editar.

En su antecesor teníamos la posibilidad de moldear fases con cuatro estilos diferentes, que tomaban los elementos y la apariencia de clásicos como Super Mario Bros, Super Mario Bros 3 y Super Mario World, además de New Super Mario Bros. Es ahora, cuando una de las entregas más destacadas de la franquicia en los últimos años entra en escena: Super Mario 3D World. De hecho, adelantamos que lo que pudimos probar nos pareció una de las mejores novedades.

De la misma manera que en el juego original, Mario Felino es uno de los mayores atractivos de este estilo. Su control sigue intacto, permitiendo trepar por las paredes, arañar e incluso abalanzarse sobre el enemigo. Junto al famoso poder, también se han incluido mecánicas que aumentan aun más las posibilidades. Desde las tuberías transparentes, el uso de cajas de madera como plataformas en agua o lava, cajas de teletransporte, bloque de pinchos y un sinfín de añadidos que hacen que estemos ansiosos de tener su versión final para explotar el enorme potencial.

¡Manos a la obra!

Si ya conocíamos la vertiente creativa de Super Mario Maker, ahora, para sorpresa de todos, en esta secuela contamos con un modo historia, que tiene una premisa sencilla como la de reconstruir el Castillo de la Princesa Peach. Para realizar dicha tarea, debemos de recorrer los diferentes niveles que nos propondrá el supervisor Toad y que están creados por la propia Nintendo, teniendo disponible más de 100. Cada uno de ellos se centran en las herramientas incluidas en los diferentes estilos, mostrando el funcionamiento de cada elemento y sirviendo como ejemplo. Tras superar cada fase, obtendremos monedas, que habrá que utilizar con la jefa de construcción Toadette y servirán para construir cada una de las zonas del castillo.

Este modo historia, lo poco que hemos podido probar, nos ha parecido que está perfectamente integrado con el concepto del título, siendo más un extra que funciona a la perfección para aprender cada una de las opciones.

Recorriendo niveles de todo el mundo

Junto a la laboriosa tarea que es la construcción del Castillo de Peach, otro de los aspectos clave es el multijugador en línea. En la primera entrega ya contábamos con la posibilidad de jugar con los niveles creados por los usuarios de todo el mundo. De la misma manera, estamos prácticamente ante un juego infinito.

Lo mejor de esto, es que Super Mario Maker 2 implementa un nuevo modo multijugador que nos permite jugar en compañía de más jugadores. Concretamente son cuatro los usuarios que competirán con el resto superando uno de los niveles seleccionados, ya sea en modo local u online. Lo que pudimos probar nos pareció un acierto total, prometiendo ser uno de los grandes puntos gracias a su diversión y el reto que supone.

Para empezar, tenemos el modo competitivo, este nos propone un objetivo concreto en cada fase que habrá que cumplir. La cuestión es, que el jugador que complete esta condición se verá recompensado por un banderín que habrá que transportar hasta el final del nivel. Este concepto no solo propone que el ganador sea el primero en cumplir dicha misión y superar los obstáculos, si no también aquel jugador que pueda robar la bandera y acabar el nivel. Esto añade un toque estratégico muy interesante y divertido que cambia la forma de jugar e incluso de crear escenarios. En cambio, también tenemos la opción del modo cooperativo, donde solo bastará con que uno de los jugadores complete dicha condición.

Construyendo una secuela a la altura

Toca volver a ponerse el mono de trabajo el día 28 de junio. Super Mario Maker regresa por todo lo alto con una secuela que será uno de los lanzamientos más relevantes de la consola híbrida para este 2019. Con la misma filosofía y diversión, el fontanero bigotudo amplia su repertorio de una manera fantástica en esta segunda parte.

Nuevos modos de juego, entre los que se incluye un modo historia y un multijugador que tiene pinta de ser el rey de la fiesta, además de un editor potenciado de una manera exagerada, con una cantidad de herramientas que sorprenden por su potencial. Sí, Super Mario Maker 2 nos ha gustado mucho y, sobre todo, sorprendido. A falta de probar el título en profundidad y ofreceros nuestro análisis, esta secuela promete estar más que a la altura de lo esperado.

Escrito por
En ocasiones suelo programar o por el contrario, me pierdo por Hyrule. Soy de los que sigue esperando el regreso de F-Zero y Golden Sun.

¿Te ha Gustado?

0 0
Comentarios

Para comentar tienes que estar logueado

Si no tienes una cuenta, puedes crearte una al instante para comentar.

Este debate contiene 0 respuestas, tiene 1 mensaje y lo actualizó  Sergio Barragán hace 5 meses, 3 semanas.

Debes estar registrado para responder a este debate.

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.