Portada » Análisis » World of Goo

World of Goo

Tomorrow Corporation se une a la fiesta del estreno de Nintendo Switch y en este su primer mes nos trae varios de sus juegos de Wii U y de Wii. Fue en ésta última donde pudimos disfrutar de World of Goo allá por el año 2008 y se llevo nada más y nada menos que un pedazo de 10 en Revogamers. Por lo que el listón está bastante alto para poder comprobar si efectivamente el paso del tiempo le ha sentado bien y si nos merece la pena contar con él en Nintendo Switch.

Bolitas que se estiran y pegan

Básicamente de eso se trata el juego, tenemos un objetivo que se repite en todas las fases, que es llevar unas bolitas, los Goo, hacia una tubería creando estructuras que nos permitan transportarlas hasta ella, y son los propios Goo que disponemos en el nivel los que debemos utilizar para poder llegar al final de nivel.

Tras una primera fase muy sencilla a modo de tutorial, pronto nos damos cuenta que esto no es tan fácil como parece ya que tenemos que tener en cuenta la física para que la estructura que estemos construyendo no se nos venga abajo. En primer lugar, contamos con un número limitado de Goo a utilizar en cada nivel, con lo que tenemos que equilibrar entre los necesarios para hacer la estructura y los Goo mínimos necesarios para pasar a la siguiente fase ya que de nada nos sirve conseguir llegar a la tubería sino tenemos Goo que salvar.

Por lo que la estrategia a seguir es parte fundamental, estudiar bien el nivel, cada esquina o plataforma que nos pueda servir para seguir apoyando la estructura serán necesarias y no podemos ir a lo loco ya que así es casi seguro que nos tocará repetir el nivel. Además, como dijimos antes la física es vital, de modo que si estamos construyendo una torre y no está bien equilibrada, nos hará contrapeso y caerá a plomo al igual que si haces un puente debes pensar en que tenga suficientes agarres para no quedarte sin el a las primeras de cambio.

¿Y si no hay donde agarrar? Pues aquí es donde tenemos que usar con inteligencia los recursos de los que disponemos en el nivel, porque igual la solución es utilizar uno o varios globos  que te alcen la estructura y salvar así el hecho de que no haya donde apoyar tu puente.

Mil soluciones distintas para cada nivel que dependerán de tu ingenio, aquí no hay más límites que el propio escenario mientras evitas que te destrocen tus Goo los pinchos, ruedas dentadas o veletas que hay repartidos por los niveles

Mil clases de Goo

No tantos como mil pero si hay algo que engancha de este juego es que cada fase es distinta y se nos van incorporando de manera gradual diferentes tipos de Goo con diferentes habilidades para poder superar los múltiples retos a los que tenemos que hacer frente.

Empezamos con los más básicos de color negro, que sólo se pueden utilizar una vez. Después nos aparecen los verdes, que pueden tener tantos usos como quieras, así que unos pocos te pueden servir para todo el nivel, los hay rojos que son conductores del fuego, otros que se adhieren al escenario o incluso otros que explotan.

Mucha variedad que al mezclarlos, consiguen niveles verdaderamente adictivos que querrás repetir una y otra vez para conseguir el OCD. Y que es eso os preguntaréis, pues es la partida perfecta, debiendo salvar al número de Goo que se indican en cada fase, normalmente muy superiores a los mínimos necesarios para pasar de nivel.

En total contamos con 4 mundos con unas 10 fases como mínimo cada uno y un Epílogo que es un verdadero reto a la inteligencia con 4 fases adicionales, más que suficientes para darnos unas 8 horas de juego, que no está nada mal para un juego de puzles descargable. La mayoría de los niveles son retantes si llegar a desesperar (aunque si te trabas puedes omitir ese nivel) y sólo se echa de menos mayor dificultad en los niveles finales de cada mundo, ya que sólo sirven para enlazar la historia.

¿Y que haces con los Goo que te sobran de cada nivel? Como nos podría ser de otra manera en un juego tan loco como éste, con los Goo que te sobran de cada nivel te tientan a hacer la torre más alta del mundo y poder compararla con la altura conseguida por otros jugadores.

Controla como quieras

Otro de los puntos fuertes de esta versión es su versatilidad, ya que coge los controles de todas las versiones disponibles en otras plataformas. De este modo, si utilizamos la consola en modo portátil todas las acciones las hacemos con los dedos sobre la tablet, respondiendo de maravilla aunque bien es cierto que tus propios dedos te pueden quitar visión y perspectiva del nivel.

Tanto en modo Tabletop como en la tele, tenemos que separar el Joy-Con derecho y entonces descubrimos una de las funciones no explicadas por Nintendo para Switch, ya que funciona como un puntero tal y como lo hacía el Wiimote ofreciendo tanta o más precisión que dicho mando o un ratón en el ordenador.

Gracias a este modo y a esa precisión puedes empezar a superar tus propios records ya que de esta manera sí puedes conseguir estirar al máximo cada Goo para llegar al final del nivel utilizando el mínimo posible. Es igual de cómodo en la tele que en la tablet y si notas que el puntero se ha descentrado con un simple toque al botón + se centra. Además, así es posible jugar en modo cooperativo en modo local cada uno con un Joy – Con, consiguiendo así aumentar la diversión.

El apartado técnico nos gana por la estética de los niveles que se inspira en las películas de Tim Burton pero que adquiere personalidad propia consiguiendo que hasta les cojas cariño a estas bolitas y al mundo tan característico que les rodea y que luego sirvió como base para los otros 2 juegos de Tomorrow Corporation que también salen en Nintendo Switch, Little Inferno y Human Resource Machine. En lo musical, la banda sonora es perfecta para este tipo de juegos y se adapta como un guante a los niveles y como extra de esta versión de Nintendo Switch se puede reproducir cuando quieras.

En definitiva, a pesar del paso de los años World of Goo no ha perdido ni un ápice de la frescura que tenía antaño y se presenta en el catálogo de Nintendo Switch como un firme candidato a ser uno de los mejores juegos de puzles de la consola, el cual, si no has tenido la oportunidad de probar es una compra indispensable. Sólo la falta de novedades más allá de la inclusión de la banda sonora puede hacer que el que ya lo haya disfrutado se haga con él.

 

 

Nota Revogamers

World of Goo el juego de Tomorrow Corporation en el que tendrás que ayudar a los Goo a llegar su tubería viene a Nintendo Switch a reclamar su trono en lo que a juegos de puzles se refiere.

9

¿Te ha Gustado?

0 0
Comentarios
Comentarios

Para comentar tienes que estar logueado

Si no tienes una cuenta, puedes crearte una al instante para comentar.

Este debate contiene 0 respuestas, tiene 1 mensaje y lo actualizó  Gorka Méndez hace 1 año, 8 meses.

Debes estar registrado para responder a este debate.

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.