El juego nos invita a controlar a A.R.I.D. la inteligencia Artificial del traje de combate militar Mark 7, la cual buscará la supervivencia de su piloto a toda costa.

Over The Moon, el estudio canadiense desarrollador de The Fall, nos trae su primera parte a Nintendo Switch, después de su paso por la anterior consola de Nintendo, Wii U, la cual fue una de las plataformas de destino original, al completarse su campaña de financiación en kickstarter.

Para los amantes de la ciencia ficción, les resultará muy interesante la propuesta de este videojuego, donde la literatura y el cine de ciencia ficción siempre nos proponía la idea de un sistema casi humano que “enloquece” y comienza a comportarse con rasgos de nuestra especie, ha sido clave para algunas de las grandes obras de ciencia ficción de nuestro tiempo, quién no recuerda a la IA Hal 9000 de 2001: Una Odisea en el Espacio, una IA que actuaban de contrapartida del elemento humano, infundiendo terror debido a su “toma de consciencia” y que sin duda llegó  a influenciar sus contrapartes en los videojuegos, como la muy recordada inteligencia artificial de Portal, la cual nos hace la vida imposible. En ese sentido el elemento que diferencia a The Fall es una vuelta de tuerca con un planteamiento que va más allá, situándonos en el punto de vista de una I.A. que no tendrá contactos con otros humanos mientras “reflexiona” sobre sus propios protocolos de actuación, que tienen como único objetivo “Proteger la vida de su operario humana a toda costa”.

Una entrada suborbital precipitada

La historia de The Fall, parafraseando su nombre en español, comienza con una caída suborbital, que sufre un piloto militar dando como resultado en que éste pierde la conciencia y sufre graves daños físicos. Debido a la inconsciencia del piloto, una IA llamada A.R.I.D. tomará el control del traje con la única misión de conseguir ayuda médica para su ocupante humano, cosa complicada pues el lugar donde ha caído parece ser un centro de evaluación y terminación de robots con deficiencias en su inteligencia artificial y que los lleva a no cumplir sus tareas asignadas.

A.R.I.D. en la lucha por la supervivencia de su piloto, tendrá conflictos éticos internos sobre si, romper las reglas de su programación es la mejor forma de asegurar que su piloto sobreviva. Romper las reglas, como poner en peligro intencionalmente a su piloto o usar engaño, marcará una IA como defectuosa y forzará el formateo (el equivalente de la muerte para una IA). A.R.I.D. guía a su piloto a través de unas instalaciones abandonadas, pero descubre que la ubicación no está deshabitada. Ella se encuentra con otros AI, algunos amigos y otros no. En última instancia, A.R.I.D. debe explorar la ubicación y encontrar una manera de salvar la vida de su piloto. Si bien el objetivo principal es el viaje para salvar a su piloto, A.R.I.D. se ocupa de la mejor parte de la historia de The Fall: la fuerza y deseo de voluntad de una inteligencia artificial. Los límites por los que una IA puede actuar están constantemente vacilantes, ya que a veces debe romper una regla para proporcionar la seguridad de su piloto. Es un concepto increíblemente fascinante que no solo saca a relucir los mejores aspectos de la ciencia ficción clásica como, Yo, Robot de Isaac Asimov, pero proporciona muchos giros y vueltas por derecho propio. Según la conclusión del episodio, The Fall seguramente dejará una impresión duradera en ti y te mantendrá esperando ansiosamente la próxima entrega (sino es que ya la jugaste, lanzada hace unos meses en Nintendo Switch en The Fall Part 2: Unbound).

Distintos géneros, un juego.

Uno de los aspectos que llaman la atención de The fall, es que trata de conjugar distintos géneros para ofrecer una experiencia plena y distinta y, Aunque The Fall comparte similitudes de juegos como Super Metroid, realmente no se le puede catalogar dentro del género de los Metroidvania. La acción y el plataformeo no son el foco principal aquí, en cambio, la mayor parte del juego en The Fall proviene de la resolución de acertijos, similar a los que se encuentran en los clásicos juegos de PC “point and click” como The Secret of Monkey Island,  A.R.I.D. puede recolectar diferentes objetos en el mundo y usarlos para resolver diferentes acertijos para progresar.

La linterna se usa con la palanca analógica derecha y se puede usar para iluminar elementos, también muestra sus descripciones y cómo usar elementos de inventario con ellos, el movimiento de A.R.I.D. se hace con la palanca analógica izquierda, cuando se ilumina un objeto que con el que se puede interactuar, sale un menú contextual, que nos sirven para saber las acciones que ese objeto admite. El arma se enfunda y desenfunda con “ZL” y presionando la palanca izquierda se cambia entre la linterna y la mira laser para el arma. Esto sirve en los momentos de acción, cuando nos encontremos con androides de seguridad y que tratarán de impedir nuestro avance, con “L” nos pondremos a cubierto dependiendo de la superficie, esperando el momento adecuado para descargar nuestra pistola con “ZR”, cuando presionas a A.R.I.D. contra una pared utilizando “L” se activa el camuflaje óptico haciendo nuestra presencia indetectable para los androides que estarán en nuestra búsqueda, cabe destacar que ciertas habilidades las iremos desbloqueando a medida avanzamos en nuestra exploración, con lo que, muchas no estarán disponibles desde el inicio.

Retomando la solución de acertijos, es realmente bastante desafiante. La mayoría requiere algún tipo de uso de elementos con un objeto ambiental, pero algunos de los rompecabezas pueden ser demasiado obtusos. Algunas soluciones son francamente tontas o los elementos ambientales necesarios para resolver los acertijos no son demasiado visibles. El juego no te ofrece pistas reales aparte de las descripciones generales de los objetos, por lo que necesitarás mucha prueba y error para resolver estos rompecabezas. Dicho esto, la mayoría de los acertijos están bastante bien pensados y diseñados de forma interesante. Completar un acertijo en The Fall es gratificante y realmente te sientes realizado cuando finalmente progresas. Además del diseño, los elementos estéticos de muchos rompecabezas usan el entorno de maneras muy interesantes.

Excelente atmosfera y actuación de voz

Dos de los puntos fuertes de este título radican en la muy bien lograda atmosfera del juego, los entornos están muy bien logrados en la impresión de estar en un lugar desolado y opresivo, que tuvo mejores momentos, pero que actualmente se encuentra en decadencia total, el juego usa bastante los tonos grises y azules, con mezclas de los ocasionales rojos, verdes y amarillos brillantes para indicar el destello de máquinas y computadoras.

Las actuaciones de voz de los personajes es otro de los puntos fuertes conjugados con que están muy bien escritos, todas las actuaciones del juego están muy bien logradas y de verdad representan al personaje al que le dan vida, mención especial para A.R.I.D. con una actuación tonal sobresaliente haciendo que cada intercambio de diálogo no solo sea entretenido, sino también poderoso para manejar la historia estelar, presentada en The Fall.

En conclusión:

The Fall es el comienzo de una historia de ciencia ficción inteligente y atrapante, que te mantendrá al margen de tu asiento a lo largo de cada complicación que se te presente por los acertijos. Con un elenco excelente, una historia visceral que invita a la reflexión y una gran actuación de voz, la narración tiene mucho impulso y te mantendrá adivinando hasta el final. Los acertijos pueden ser frustrantes a veces, pero sus soluciones estratificadas y el uso creativo de los objetos ambientales les proporcionan una gran cantidad de profundidad, lo que permite una gran cantidad de recompensas una vez que una gran solución se une. Incluso el combate se las arregla para mantenerse relativamente emocionante a través de los momentos frustrantes. Over the Moon ha comenzado algo muy especial con The Fall y estarás buscando a A.R.I.D. nuevamente incluso meses después de que termines este intrigante acto de apertura.