Portada » Análisis » The Deer God

The Deer God

The Deer God es una de esas apuestas nacidas en Kickstarter, y que ponen el foco en el karma, la naturaleza y la explotación del poder de la humanidad. Todo ello en una aventura de plataformas pixelada que querrá hacernos pensar, aunque tal vez no en lo que pretendía originalmente.

https://www.youtube.com/watch?v=xe2uJpYZyJQ

…para vivir sin batallar, mamá naturaleza te lo da

En la piel de un cazador, nos encontramos con un momento que a pesar de ser triste alegra a los animales: un lobo nos mata justo antes de cazar un ciervo. Así que el dios ciervo de la naturaleza nos quiere hacer sentir todo lo que los de su especie han sufrido de primera mano: obligarnos a buscarnos la vida por nosotros mismos mientras tenemos que sobrevivir desde un comienzo de indefensión.

Todo se junta con tres factores especiales. Uno, al morir volveremos a aparecer como ciervo, o bien otro animal “más capado” que perecerá casi sin remedio. Dos, existe una profecía sobre un elegido entre los animales que vendrá del mundo humano (vaya, que casualidad). Tres, nuestras acciones tienen repercusiones positivas o negativas de karma, lo que influirá más adelante en el desarrollo.

Pese a todo lo majestuoso de la presentación, la realidad es más simple y limitada. También lo es la jugabilidad, que nos invita a estar corriendo y saltando como si no hubiese un mañana mientras eliminamos a algunos enemigos y realizamos varias peticiones que van desde lo básico (como entregar un objeto de una persona A a otra B) hasta otras más complejas como la activación de altares especiales que requieren mucha precisión.

Nadie escapa a la ira de Deer God

Pese a la variedad de misiones con desajustes altísimos en profundidad, la jugabilidad tiene ese toque arcade que atrapa, añadiendo nuevos poderes para ampliar nuestro repertorio de acciones. Sin embargo, el repetitivo diseño de niveles (generados proceduralmente) y la falta de explicación de las nuevas mecánicas crea una sensación de frustración que fácilmente podría haberse evitado.

Por lo tanto, pese a que tenemos bajo nuestro control a un personaje rápido, el planteamiento nos obliga a pensar con calma, a comer alimentos para rellenar la energía para no morir de hambre, y a tener que resolver puzles y otros problemas para avanzar. La mezcla de ideas resulta interesante, pero el principal problema es que no destaca en ninguna de ellas.

Los escenarios y el diseño de personajes es bonito, así como el ambiente y música de fondo, pero sobre todo resalta en los combates contra los jefes, bien diseñados y con un escenario bien medido. El principal problema reside en el tamaño de los personajes, sobre todo al inicio del juego y si jugamos en modo portátil, ya que nuestro cervatillo se ve muy pequeño.

The Deer God tiene potencial, pero se estrella, llegando en ocasiones a hacerse un tanto cansino. La idea del veganismo presente y la moral no llega a profundizar bien pese a su originalidad, pero quiere tocar tantos palos que al final no sabe hacerlo bien del todo en ninguno. No obstante, con la vertiente de runner no lo hace nada mal, pero claro, el conjunto presentado no puede decir lo mismo.

Nota Revogamers

Sé un ciervo, sé la naturaleza… y paga por lo que has hecho.

5.5
Escrito por
Pikmin de nacimiento y strawhard de corazón, colecciono monedas DK por diversión.

¿Te ha Gustado?

0 0
Comentarios
Comentarios

Para comentar tienes que estar logueado

Si no tienes una cuenta, puedes crearte una al instante para comentar.

Este debate contiene 0 respuestas, tiene 1 mensaje y lo actualizó  Javier Aranda hace 11 meses, 2 semanas.

Debes estar registrado para responder a este debate.

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.