Portada » Análisis » Tesla vs Lovecraft

Tesla vs Lovecraft

La batalla del siglo (pasado)

De los desarrolladores finlandeses del destacable Neon Chrome, 10tons, nos llega a la eShop de Nintendo Switch Tesla vs Lovecraft, otra producción de estilo similar, un twin stick shooter de perspectiva cenital, ambientado en la época victoriana y con un resultado final más que satisfactorio.

Todos contra Tesla

La corta cinemática inicial nos pone en situación: Tesla presenta uno de sus últimos inventos durante una exhibición, la cual es interrumpida por H. P. Lovecraft, que se encuentra entre el público. Horrorizado, este insta al inventor para que deje de manipular aquello que los humanos no pueden comprender. Tras ser detenido, Lovecraft invoca al mismísimo Cthulhu y a sus súbditos para evitar que Tesla siga perturbando el orden de las cosas con sus inventos.

Partiendo de esta premisa, nos ponemos en la piel de Nikola Tesla en una batalla contra las hordas de Cthulhu que surgen de otras dimensiones para aterrorizar al mundo. Las fases iniciales nos presentarán las mecánicas básicas que harán que nos adaptemos al juego, y pese a que dichas mecánicas se aprenden en los tres primeros niveles (moverse, apuntar, disparar y utilizar el teletransportador), cada dos nuevos niveles se introducen novedades con las que debemos de familiarizarnos si queremos sobrevivir en las zonas más avanzadas del juego.

Pero no estamos solos del todo. Para ayudarnos en nuestra campaña tendremos a nuestra disposición una buena cantidad de armas, power ups, mejoras de equipamiento y la inestimable ayuda del Mech Tesla, una bestial máquina de matar que nos ayudará a recorrer cada uno de los cortos niveles exterminando una horda tras otra de diferentes monstruos, cada uno con sus características y particularidades.

Poniendo a prueba los inventos

Las mecánicas y el ritmo de juego no nos darán tregua y el nivel de ejecución sorprende por lo bien desarrollado que está. Prácticamente no hay fallas en el gameplay de Tesla vs Lovecraft. Los niveles son relativamente cortos (de uno a tres minutos), que finalizan cuando acabas con todos los enemigos que, aunque no son muy variados, nos obligarán a cambiar de estrategia continuamente para no vernos superados. Si mueres, volverás a aparecer sin apenas tiempos de carga para repetir el nivel desde el principio.

Los diferentes niveles de dificultad nos harán estar enganchados durante una buena temporada, con una curva de dificultad muy bien llevada que nos hará sudar en los niveles finales. Dichos niveles de dificultad se plantean en tres planos de existencia distinto: normal, éter y sobrenatural, que traducido sería normal, difícil y pesadilla. El nivel normal se puede entender como un tutorial, casi un paseo, de lo que nos espera más adelante. Cada plano existencial repite escenarios de los anteriores planos pero cambiando la cantidad, disposición y tipos de enemigos que aparecen en ellos.

Si todo esto no fuera suficiente, tenemos a nuestra disposición un cooperativo local y un modo supervivencia, en el que cada horda será peor que la anterior, poniendo a prueba nuestra habilidad y los conocimientos que hemos adquirido jugando al modo campaña. Nuestro resultado ser verá reflejado en un ranking mundial donde podemos comparar nuestras puntuaciones con la del resto de jugadores.

La batalla de genios

Lamentablemente, Tesla vs Lovecraft tiene ciertos puntos negativos a tener en cuenta. En primer lugar, puede llegar a hacerse repetitivo, sobre todo en lo que a los propios monstruos y escenarios se refiere. Aunque cada plano puede tener unas treinta fases, el juego tiene aproximadamente unos diez escenarios que se repiten una y otra vez.

Los monstruos dan una de cal y otra de arena. Cada uno tiene patrones de ataque totalmente diferentes: los hijos de Dagón son grandes bestias que se abalanzan sobre ti, los vampiros de fuego dejan un rastro de fuego cuando mueren…En total, sólo ocho tipos de enemigo que se hacen repetitivos a la larga. Los jefes finales son escasos y poco imaginativos, aunque los niveles de final de plano suelen resultar muy épicos por la cantidad de enemigos que puedes ver en pantalla y la duración de dichos niveles.

Recalcar a sí mismo que el juego está en inglés, pero no es necesario ser un experto en la lengua de Shakespeare para entender las pocas líneas de texto que el juego nos ofrece. 

En resumen, Tesla vs Lovecraft es un título a tener muy en cuenta en el género de los twin stick shooters, que nos dará muchas horas de entretenimiento. Sólo le ha faltado un poco más de variedad y pulir algunos lastres técnicos para alcanzar un resultado sobresaliente.

¿Te ha Gustado?

0 0
Comentarios

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.