Gran colección de juegos con más de 19 años. Prepárate para revivir los años 90.

Street Fighter 30th Anniversary Collection es, como su nombre indica, una colección de juegos de la marca Street Fighter, que hizo universalmente famosa a su desarrolladora, Capcom, allá en los años 90. Ataca directamente a la nostalgia de aquellos que crecimos en esa década lanzando hadouken con Ryu mientras tarareábamos su musiquita y gritábamos “You Win” o “You Lose” y nos reíamos de la forma en la que el comentarista decía “Japan”. Muy bonito, pero hay que tener en cuenta que el juego más reciente incluido en la colección, Street Fighter III: Third Strike, data de 1999.

Un juego difícil de valorar

Como producto, Street Fighter 30th Anniversary Collection es muy difícil de valorar. Por un lado se trata de una colección maravillosa, aunque limitada al año 1999. Dispone de todos los añadidos necesarios y, desde luego, es la mejor manera de revivir nuestra infancia/adolescencia en las televisiones modernas.

Como juego, no obstante, hay que destacar que no se incluye ningún Street Fighter más allá de 1999 y que en esos casi 20 años el género de los juegos de lucha ha evolucionado mucho, dejando a estos antaño gloriosos juegos muy atrás. Si para alguien que los vivió en su día, volver a jugarlos se trata de una experiencia dura por lo rudimentario del control, ¡imaginad para aquellos que nacieron después del lanzamiento de Third Strike!

Y, finalmente, tenemos el factor precio. Se trata de una colección de 12 juegos por 50€. Street Fighter (1987), Street Fighter II (1991), Street Fighter II’ (1992), Street Fighter II’ Hyper Fighting (1992), Super Street Fighter: The New Challengers (1993), Super Street Fighter II Turbo (1994), Street Fighter Alpha (1995), Street Fighter Alpha 2 (1996), Street Fighter Alpha 3 (1998), Street Fighter III (1997), Street Fighter III: 2nd Impact Giant Attack (1997), Street Fighter III: Third Strike Fight for the future (1999).

Echándoles un vistazo a cada uno de ellos y viendo lo poco que cambian entre sí, no nos sorprenden las políticas actuales de la compañía, en todo caso la visión romántica que teníamos de ella. Realmente, esos 12 juegos se pueden resumir en 5. El primer Street Fighter y los Street Fighter que tienen modo online integrado: Street Fighter II’ Hyper Fighting, Super Street Fighter II Turbo, Street Fighter Alpha 3 y Street Fighter: III Strike.

Aparte de estos juegos, Street Fighter 30th Anniversary Collection cuenta con un modo sin conexión, un modo de juego local, un modo de juego en línea, un modo museo y una gran cantidad de opciones de configuración, que añaden todas las mejoras que los emuladores han estado brindando en los últimos años: Grabar partidas, cambiar la resolución para adaptarla a nuestras preferencias, una pequeña guía para aprender los controles de cada personaje, etc. En este aspecto, esta colección cumple de manera sobresaliente.

En el museo podemos leer una gran cantidad de información sobre los personajes, los juegos y el desarrollo de la franquicia. Podemos escuchar toda la música compuesta para Ryu y compañía y también leer un cronograma con todo explicado hasta nuestros días. Una lástima que no se hayan incluido juegos más allá de 1999.

Street Fighter 30th Anniversary Collection no es para débiles

Una lástima, porque como ya hemos dicho, el género de los juegos de lucha ha cambiado mucho desde entonces. Es muy cierto que Street Fighter II supuso la primera gran revolución de este tipo de juegos, pero sus fórmulas se han vuelto arcaicas e incómodas. Además, la saga evoluciona muy poco en los 10 siguientes juegos, por lo que jugar a los diferentes títulos que presenta esta colección es casi como estar jugando a lo mismo una y otra vez.

El principal fallo de esta colección es que por los 50 € que cuesta, ya podían haber incluido algún juego más moderno y evolucionado, como Street Fighter IV (cuya versión Ultra era ofrecida como recompensa para aquellos que compraran esta colección de  forma anticipada en cualquier plataforma menos Nintendo Switch).

Los juegos ya no son lo que fueron. Si tu idea es revivir aquellos maravillosos 90, entonces esta colección te encantará. Si no es el caso, no te la recomiendo.

Desde mi punto de vista, para revivir los años 90 sale mucho más a cuento comprar una SNES Mini, que incluye un Street Fighter y muchos otros juegos más, aportando la variedad que le falta a esta colección. La parte del museo de Street Fighter 30th Anniversary Collection haría mucho mejor papel viniendo en forma de libro y CD que de la manera en que lo hace.

Gran colección, jugabilidad prehistórica

Por la disparidad entre el valor jugable y el valor nostálgico, en Revogamers hemos creído conveniente no ponerle una calificación global. Además, son juegos con más de 20 años en muchos casos, calificados en su día dentro de su contexto.

Como colección, sus dos pegas son pararse en 1999 y el elevado precio, por lo demás se trata de una apuesta excelente. Ahora bien, como juego se le notan mucho los años y no se lo recomendaría a aquellos que no saben a lo que se enfrentan. Puede que te guste, puede que no.

Si eres un coleccionista y te encanta la nostalgia de los años 90, no te importará gastarte los 50 € que vale esta colección (aunque en otras plataformas viene además con Ultra Street Fighter IV, todo sea dicho). Si, por el contrario, eres una persona no especialmente atraída por estas cosas, tal vez sea mejor opción que reserves tu dinero para un juego de lucha que tenga menos de 15 años.

Comentarios
  1. 3.
    A mí me ha llamado la atención que esta colección cara se haya llevado notazas en un montón de sitios.
    Yo he decidido no ponerle porque se trata de juegos viejos (1999 xD) que ya fueron valorados en su día y la parte "coleccionista" está bastante bien.
    Ahora, no me lo compraría ni de broma, como expreso varias veces en el texto. Yo no soy de esos fans nostálgicos, y menos de jugar 12 veces al (casi) mismo juego de hace 19 años a precio de novedad.
    Pero a los fans de Street Fighter II y III les encantará.