Portada » Artículos » ¡Versus! T2x16: Ante el inminente Mario Kart 8 Deluxe, ¿Mando Pro antes que Joy-Con más Grip?

¡Versus! T2x16: Ante el inminente Mario Kart 8 Deluxe, ¿Mando Pro antes que Joy-Con más Grip?

Una semana más llegamos para pegarnos en Versus, la sección de debate de Revogamers. Y esta semana llega a nuestras Nintendo Switch la versión Deluxe del gran Mario Kart 8 que como sabéis se ha llevado una sobresaliente nota en nuestro análisis. Y llegado este lanzamiento nos preguntamos si es mejor hacernos con el Mando Pro para ganar precisión en cada curva o si, por el contrario, la mejor opción para disfrutar de nuestras carreras favoritas en karts es optar por otro par de Joy – Con y así poder hacer las carreras  más divertidas con amigos sin salir de casa en este gran Mario Kart 8 Deluxe.

Recordad que queremos escuchar vuestra voz a través del foro o de la encuesta que publicamos en Twitter.

Esta vez son Carlos García e Iván Castellanos los que se enfrentan en el decimosexto combate de la temporada, así que preparados, listos y que de comienzo el combate: ¡Figth!

Cualquiera que haya podido utilizar el mando Pro de Nintendo Switch estará de acuerdo conmigo en una cosa: no hay debate. Recuerdo perfectamente el tres de marzo, cuando me llegó el mando con la Switch y demás. Lo saqué de la caja, y se me escapó un “guau”.

Debo decir que para mí el mejor mando que se ha hecho jamás es el de Gamecube, buen agarre, buenos botones y buenos gatillos. Los Dual Shock siempre me ha parecido que les faltaban chica en los agarres (cosa que no veo que haya mejorado en el de PS4, recién adquirida) y los de Xbox o Nvidia Shield aunque con mejor agarre me parecen más “ortopédicos”. En cambio el de Nintendo Switch es increíblemente cómodo tanto los agarres como los botones.

Presentando el mando, debo decir que quizás un juego de carreras no es el mejor ejemplo que os pueda vender este accesorio ya que saca a relucir la principal carencia que presenta, que es no tener gatillos analógicos detalle que sin duda en un juego de conducción se puede echar en falta. Aun así, proporciona una comodidad muy superior al mando perrito tanto por agarre como por botones.

Por ejemplo, en algunos combates de Zelda, cuando ha tocado remangarse por un combate, he preferido esperar para poder jugarlo en la televisión con el mando pro. A buen seguro que con Mario Kart o con Splatoon pasará algo similar y quizás en el modo online pueda ser determinante.

Es cierto que no deja de ser un accesorio opcional, que cuesta más que un juego nuevo, que el mando pro de WiiU cayó en el olvido o que el mando perrete es un buen apaño pero aun así, si eres de largas sesiones de juego este mando es un “must have” de la consola. Y a buen seguro que con Bayonetta 3 le sacaremos todo el partido (¡ojalá exista y lo veamos en el E3!)

Si bien reconozco que soy el primero en defender las bondades del mando Pro de Nintendo Switch, pues el mando me tiene enamorado gracias a su comodidad, duración de la batería, etc. En esta ocasión, tratándose de Mario Kart 8 Deluxe tengo que discrepar y apostar claramente por los Joy- Con.

Una de las grandes, y obvias, ventajas que nos aportan los Joy-Con frente al mando Pro es que apostando por ellos no tenemos la obligación de pasar por caja para poder jugar a dobles ¿Y si la fiesta va a más? Pues en este caso, por un poco más, siempre podemos hacernos con otro par y echarnos unas risas a cuatro, algo complicado y caro si apostamos por hacer lo mismo sólo utilizando los mandos Pro.

Otro punto que a mi parecer inclina la balanza a favor de los Joy-Con son los modo portátil y modo tabletop de Nintendo Switch. El motivo es bien sencillo: al transportarla con nuestra funda, o sin ella, ahorramos más espacio llevando los Joy-Con que no el mando Pro y como dije antes, si no disponemos de mucho espacio y tenemos que elegir entre unos y otros, los Joy siempre tendrán ese plus que nos da el saber que si surge la ocasión, siempre tendremos disponible la opción de echarnos unos dobles. Y si nos queda espacio, creo que siempre sería mejor ocuparlo por otro par de Joy-Con.

Pero si somos unos “forever alone” y sabemos que sólo lo vamos a disfrutar nosotros, el recurrir al grip que los transforma en un “perrete” también es igual cómoda y de lo más económica para poder disfrutar del mejor Mario Kart hasta la fecha, sin tenerle mucho que envidiar al mando Pro de Nintendo Switch.

Así que como nos decían en el colegio: 2 + 2 = 4 y 4 > 3. Además, y en el caso de que aún tengáis alguna duda, acordaros que Arms está al caer y con ese pack extra de Joy-Con os aseguraréis un combate a dobles en igualdad de condiciones.

¿Te ha Gustado?

0 0
Comentarios
Comentarios
  1. 1.
    La verdad es que la cosa está equilibrada. Habiendo jugado ya, lo cierto es que para uso individual prefiero el PRO porque los botones son más grandes.
    Eso sí, 2+2 = 4 > 3, no lo podrías haber definido mejor.
    2.
    Como casi siempre, no hay una opción mejor o peor: depende de cada uno. ¿Sueles jugar solo o con un máximo de 1 o 2 colegas? Mando PRO, que es cojonudo y sirve para todos los juegos. ¿Invitas a menudo a otros 3 colegas, ninguno sin Switch? Par de Joy-Con de cabeza.
    De todas formas, apuesto a que a medio plazo todos tendremos tanto el mando Pro como dos pares de Joy-Con.
    3.
    En mi opinión los Joy cons y el grip que los convierte en el mando perrete van de lujo. De todos modos compré el mando pro, que es una pasada, y esta misma mañana me han llegado un par de Joy cons nuevos para jugar con mis sobrinas y no tener que andar sacando los de la consola tan a menudo, para no desgastar demasiado los rieles, enganches, etc. Así que tengo todas las opciones cubiertas.

Para comentar tienes que estar logueado

Si no tienes una cuenta, puedes crearte una al instante para comentar.

Este debate contiene 0 respuestas, tiene 1 mensaje y lo actualizó  Gorka Méndez hace 1 año, 7 meses.

Debes estar registrado para responder a este debate.

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.