La experiencia de Mario portátil, a un nuevo nivel

Super Mario Maker es el digno sucesor de la saga 2D en Nintendo 3DS.

Super Mario Maker for Nintendo 3DS llega al mercado no sólo como una nueva versión del éxito de Wii U, sino también como el siguiente paso en la evolución de la experiencia portátil del fontanero. Dejando a un lado el genial Super Mario 3D Land y el remake de Super Mario 64 para Nintendo DS, las aventuras del bigotudo de rojo siempre fueron en 2D en consolas de bolsillo.

super-mario-maker-3ds-experiencia-portatil-01

smm-h2-de-game-boy-a-nintendo-3ds

Todo empezó con la Serie Land, en la que Wario robó el castillo de Mario e incluso acabó llevándose el protagonismo – juegos que bebían de otras aventuras de sobremesa pero que tenían un aire único y movimientos que no se han visto en otras aventuras. Estos títulos también sirvieron para darnos cuenta de que el talento para crear un Mario podía caer en manos ajenas a las de Miyamoto. Como buenos juegos de Game Boy, tenían en mente la rapidez en la que el jugador podía completarlos, brevedad en el diseño de niveles y, sobre todo, una potente rejugabilidad en busca de una mejor puntuación o jugar en una dificultad mayor.

Pese a que Game Boy Color y Game Boy Advance recibieron versiones de las entregas de sobremesa de la saga, entre las que se encuentra la versión con niveles extra de SMB3, no fue hasta la llegada de Nintendo DS que la compañía nipona se decidió a devolver a Mario al terreno que le vio nacer, las dos dimensiones, y lo hizo con un juego completamente nuevo pero que supo tener todos los elementos clásicos de la serie y diversos añadidos. La fórmula fue todo un éxito, lo que nos llevó a la situación en la que estamos ahora mismo: existe un New Super Mario Bros. por consola. Sin embargo, se puede decir que la entrega de Nintendo 3DS es la que más tiene que ver con Super Mario Maker, puesto que los retos especiales, explotando las características de la jugabilidad del personaje en los niveles adicionales para conseguir monedas, tienen una dinámica parecida a la que se observa en el título de “crear y jugar” y en el tipo de niveles que la gente está creando.

El Modo Desafío de Super Mario Maker for Nintendo 3DS bebe directamente de todos los Mario portátiles. Una estructura de niveles no demasiado largos, pero con la profundidad suficiente como para poder perderte algún detalle secreto por el camino, la posibilidad de poder guardar al completar cada fase y unas medallas que se obtienen al realizar acciones concretas y que son, en esencia, las que buscan sacar al mejor plataformero que llevamos dentro. Hay retos de todo tipo, como: tardar menos de una cierta cantidad de tiempo, conseguir varias vidas extra, terminar en una forma determinada,… pero sobre todo destacan aquéllos que al verlos después de completar un nivel te dejan diciendo: “¿Cómo? No lo he visto” y te invitan a volver al nivel y disfrutar de él de una forma totalmente distinta.

smm-h2-pero-sabiendo-beber-de-los-titulos-de-sobremesa

Pero este juego sabe no sólo tener detalles de los títulos portátiles, sino también de aquellos de sobremesa de los que coge prestadas las cuatro apariencias visuales que pueden utilizarse. Los juegos 2D de Mario siempre se han adaptado perfectamente a las cualidades de una portátil, como bien se pudo ver en las adaptaciones de los juegos de SNES a GBA y como pueden jugarse ahora en la Consola Virtual de Nintendo 3DS. El equilibrio de los juegos de Mario entre la exploración y la velocidad siempre ha estado ahí, lo que los convierte en juegos que pueden adaptarse no sólo a las necesidades de cada persona, sino también a las de cada situación.

No se exagera cuando se afirma que el Modo Desafío de Super Mario Maker for Nintendo 3DS podría constituir un título en sí mismo. Planteado siguiendo una estructura de mundos en los que hay un castillo con Bowser al final al más estilo del juego original de NES, cada mundo tiene su propia temática. Pero en esta ocasión dicha temática, más que ambiental, se basa en los diferentes detalles de los juegos de Mario, centrándose cada uno en ir ampliando conocimientos de diferentes habilidades, enemigos o estrategias, algo que servirá de cara a elaborar ideas para el editor (además de que cada mundo añade nuevos objetos a la paleta).

¿Cómo sienta la posibilidad de crear niveles en portátil? Pese a que podría parecer que se queda atrás de la versión de Wii U, para nada es así. Poder guardar cualquier nivel en cualquier momento y seguir más adelante cuando sea posible o nos venga una nueva idea es algo que le sienta de maravilla. La doble pantalla permite que pueda tenerse de un vistazo la situación final y, a golpe en la zona de “Jugar” se cambia la acción de pantalla y puede probarse todo lo que se haga, y con “Editar” se vuelve a diseñar. Todo con una rapidez increíble y que permite ir alternando de una manera muy fácil entre la diversión de crear y la de jugar.

super-mario-maker-3ds-experiencia-portatil-04

Y como buen juego de Nintendo 3DS, StreetPass para compartir niveles no podía faltar. Además, en modo local puede compartirse un nivel y, de esta forma, crear junto a un amigo un nivel que tenga lo mejor de vuestros dos intelectos. Gracias a sus funciones de conexión entre jugadores y a su jugabilidad adaptada a cada momento y necesidad, está claro que esta versión de Super Mario Maker ofrece todo lo que un amante de las plataformas puede pedir en una portátil.

virtudes-super-mario-maker-3ds

Comentarios