Region Free - #02 GiFTPiA

La entrañable y extraña ópera prima de skip Ltd. para Nintendo GameCube.

Una vez más, y ya van dos, os doy la bienvenida a Region Free. Ese pequeño espacio dentro de Revogamers dedicado a rescatar a viejas glorias perdidas en otras regiones y como lo prometido es deuda, hoy os traigo un juego muy colorido, muy alocado y muy de skip Ltd. Pero no, hoy no se trata de Captain Rainbow (ya le llegará el turno), sino de GiFTPiA, para Nintendo GameCube.

GiFTPiA

Por estas tierras a skip Ltd. se la conoce más por sus múltiples Chibi-Robo! (mi compañero Carlos Firas ya os habló de él en ¡Lo que te perdiste!) o por los diversos Art Style, pero GiFTPiA siempre será su primer juego, el germen de lo que vino después y el título del que Captain Rainbow debe su razón de ser.

GiFTPiA, una aventura divertida y atípica

Éste es uno de esos juegos que sé que a muchos les sonará y no es para menos, pero para los que hoy lo descubran por primera vez también comprobaréis que GiFTPiA no sólo llama la atención por su marcado diseño artístico, sino porque nos regala una aventura de lo más atípica. Huye de los combates, del subir de nivel o mejorar el equipo, pero en su lugar nos ofrece una propuesta más relajada y humana como es el tener que relacionarnos con el resto de personajes. Pero quizá entenderéis mejor su razón de ser si antes os explico un poco su historia.

Bienvenidos a la Isla Nanashi (o Isla Sin Nombre), lugar en el que sólo residen dos tipos de personas: los niños y los adultos. Dentro del primer grupo se encuentra Pokkle, nuestro joven protagonista, que por haberse quedado dormido se ha perdido su propia Ceremonia de Mayoría de Edad y ya nunca se convertirá en adulto. Bueno, en realidad sí hay un modo y éste no es otro que el tener que reunir la nada despreciable cantidad de 5.000.000 de monedas para volver a montar otra ceremonia. Pero si esto no era suficiente, este “descuido” nos ha convertido en reos y como tales no nos queda otra que ir por la calle con la cara pixelada y bola de hierro sujeta al pie durante un tramo de nuestra aventura.

Como ya mencioné anteriormente, GiFTPiA es más atípico de lo que estamos acostumbrados y en ocasiones su mecánica se asimila más a lo visto en títulos como Animal Crossing o Harvest Moon y no es de extrañar, pues aquí lo que prima es relacionarse con el resto de personajes. Por eso, para saldar nuestra deuda no sólo tendremos que pescar o recoger fruta, sino que también hay que patearse toda la isla ayudando al resto de habitantes a cumplir sus deseos. ¡Ah! Y todo ello sin descuidar las obligaciones primarias de Pokkle como son comer o dormir.

Vetado por raro

¿Podría haber cuajado este concepto de juego en occidente? Siempre nos quedará esa duda, aunque si algo tan estrafalario como Tomodachi Life lo ha conseguido… Pero lo que sí sabemos es que era un secreto a voces que en algún momento Nintendo sí se planteó traerlo a occidente, incluso estuvo presente (y en inglés) en el E3 de 2003 ¿Y entonces por qué no nos llegó? Pues dicen las malas lenguas que por aquel entonces desde las oficinas de Nintendo consideraron que el juego era demasiado extraño para el público norteamericano y de rebote, también lo tuvo que ser para nosotros los europeos.

GiFTPiA

Sea lo que fuere, la realidad es que al final nos perdimos la oportunidad de acompañar a Pokkle en su camino a la madurez y el nombre de GiFTPiA pasó a formar parte de aquellos títulos a los que únicamente podíamos jugar importándolos, siempre que lo acompañásemos de un freeloader y de su correspondiente traducción al inglés mediante su script creado por un grupo de fans. Pero esto último no suele ser lo habitual y eso lo sabe bien el juego del que os hablaré el próximo mes, en la siguiente entrega de Region Free.