Primera semana con Nintendo Switch

Han pasado más de 10 días desde que se lanzara Nintendo Switch. La redacción de Revogamers ya está lista para contaros cómo ha sido su primera semana con la consola. Eso sí, ¡les ha costado despegar las manos de los mandos!

Once días después del lanzamiento de Nintendo Switch, en Revogamers nos vemos preparados para comentar cómo fue nuestra primera semana con la consola. Las impresiones han sido buenas, ya os lo adelanto, y estamos todos muy contentos ante el nuevo lanzamiento de Nintendo, que ha parecido superarse a sí misma. Todavía queda mucho camino por andar y muchas cosas por mejorar, pero las guías estan colocadas y parecen indicar una muy buena dirección.

Daniel Martínez, Kirby_kie – “Mucho futuro”

Mi primera semana con Nintendo Switch ha sido inesperada. Inesperada por dos motivos, el primero de ellos es que aún con la emoción que sentí con su primer anuncio y las ganas que me dio de jugar el evento de enero, tras Wii U desconfiaba muchísimo de la palabra de Nintendo. ¿El segundo? No pensaba comprármela hasta que saliera el Super Mario Odyssey. Inocente de mí, qué rápido caí en la tentación de este maravilloso nuevo Hyrule en cuanto tuve la edición especial en mis manos. Que conste que yo no quería, pero me pidieron por favor que las llevara a casa y ¿quién le diría que no a un mando con carita de perro?

Me sorprendió lo que vi al abrir la caja. Una consola bonita, muy bonita. Pero aquí hemos venido a jugar. Y desde el minuto uno, la Nintendo Switch te invita precisamente a eso, a divertirte usándola. Tiene algo, tiene un feeling que consigue no solo que te diviertas con el juego, sino que te diviertas con dónde lo estás jugando. Y eso sumado a Link hacen una mezcla increíble. Horas y horas vagando por los prados y montañas de Hyrule, con la única compañía de mis cascos para escuchar mejor esa banda sonora y un par de escudos bastante maltrechos que probablemente no van a defenderme de muchos más flechazos.

Tiene futuro. Nintendo Switch es una buena idea llevada a la práctica de forma bastante satisfactoria. No será perfecta, pero cuando la coges y la enciendes te da completamente igual. Necesita un muy buen catálogo, actualizaciones de sistema y seguramente una no muy lejana revisión de la consola como nos tienen acostumbrados, pero cualquiera que haya experimentado esta primera semana con ella sabrá que, como dije, tiene futuro. Mucho futuro.

Gaizka Iruretagoyena, Everdred – “Recuperando el rumbo”

Nintendo Switch, la nueva consola de Nintendo ya está entre nosotros, ha tardado en llegar, hemos acabado contando incluso los segundos, pero al fin está en nuestras manos. Desde aquella presentación de octubre algo cambió en la comunidad de fanáticos de los videojuegos. La presentación de enero fue la culminación de ese sentir, de esa comunidad de jugadores tan inquieta. Nintendo ha vuelto a hacer las cosas bien y eso ha ilusionado a muchos y matado de envidia a otros.

A mí la presentación de octubre me gustó mucho, aunque desde el principio siempre he querido una consola doméstica potente para casa y una portátil para la calle, portátil, sí, portátil. Nintendo Switch me pareció grande y me lo sigue pareciendo, pero esos son otros temas. La presentación de enero me gustó aún más y el 80% de los juegos que mostraron los quiero, me cogí el día libre para poder verla a las 5 de la mañana y me quedé encantado de haberlo hecho.

La consola me pareció cara y dudé en reservarla, pero al final acabé haciéndolo y contando incluso las horas para su llegada. La semana de lanzamiento de Nintendo Switch llegó y los días fueron pasando y los que teníamos reservas en ciertas webs seguíamos sin nuestra nueva consola. Cada día escuchábamos que una nueva cadena de tiendas ya las estaba vendiendo en tienda y algunos de nosotros con reservas en web seguíamos sin ella. Llegó el viernes, el día de lanzamiento y tanto yo como otros muchos no la teníamos en casa, por lo que, un fin de semana duro nos esperaba, y así fue. Mucha gente con Nintendo Switch en sus casas y yo no la tenía, no me había llegado a tiempo para pasar el primer fin de semana con la nueva consola. Muchos disfrutando ya de The Legend of Zelda: Breath of the Wild y yo con las manos vacías. Tuve que amenizar la espera de la consola y el juego del momento terminándome Paper Mario Color Splash para poder despedir a Wii U, para mí una gran consola.

Tuvo que ser el lunes el día elegido por los señores transportistas de nuestro país para que yo recibiese mi ansiada consola. El lunes fue el gran día, diría que uno de los más felices del año que vivimos, recibí un paquete enorme que contenía la Nintendo Switch negra (gris para algunos, para mí es negra), The Legend of Zelda: Breath of the Wild para Wii U (Quedará precintado de por vida) y la edición limitada de The Legend of Zelda: Breath of the Wild para la nueva máquina.

Desde el lunes 6 de marzo disfruto de mi querida Nintendo Switch y de The Legend of Zelda: Breath of the Wild, un auténtico juegazo. Lo que esta consola me ha hecho sentir era algo que llevaba mucho tiempo esperando. La espera por la nueva consola ha sido preciosa, se podía percibir en toda la comunidad de fans de Nintendo. Wii U no despertó nada similar antes de su lanzamiento, pese a que yo la reservé y me hice con ella el primer día con el pack con el ZombiU, pack precioso con uno de los mejores juegos y que más disfruté de la máquina.

Nintendo Switch lleva ya una semana haciéndome muy feliz y The Legend of Zelda: Breath of the Wild lo mismo, maravilloso juego y maravillosa consola. Tengo alguna queja de alguna cosilla concreta con la consola, pero nada que una futura actualización no pueda solucionar, es lo habitual que siempre nos ha pasado a los que la compramos de lanzamiento. Como se ha dicho por ahí, es una consola de la que sentirnos orgullosos de enseñar, una consola de la que podemos alardear y decir con la cabeza bien alta que somos poseedores de ella, algo que yo hacía tiempo que no sentía.

Para ir cerrando, simplemente decir que la semana con Nintendo Switch ha sido maravillosa, en la comunidad y en las redes se ve muy claro que la gente está feliz con ella, es una consola preciosa, cuidada y hecha con mucho mimo y cariño, por y para los fans, se puede ver bien en el mando Pro. Nintendo ha vuelto a fijar el rumbo donde debe por el bien de todos los que la queremos y por el suyo propio. ¡Te adoro Nintendo Switch!

Gorka Méndez, Dartz719 – “De menos a más”

No os voy a engañar si os digo que mi primera impresión con Nintendo Switch no fue del todo buena. Hice la reserva por separado en 2 tiendas y al ir al Media Markt a por los juegos la vi ahí, era la mía, la de los Joy-Con de colores que aún no había visto fuera de caja y de los miles de vídeos de Youtube.

Y quedé un poco fuera de juego porque me pareció muy poca cosa, mucho más pequeña de lo que me imaginaba y ni el The Legend of Zelda, que pude probar en ese momento, me entusiasmó. Quizá fuera por verla en un espacio tan grande y con tan poca vistosidad, pero salí un poco decepcionado hacia mi casa.

Al llegar y sacarla de la caja todo empezó a cambiar para mí. Los Joy-Con eran muy pequeños pero muy cómodos al tacto y la consola es una cucada, tiene el tamaño justo para ser una portátil premium y es muy elegante verla cada día junto a la tele.

Nintendo Switch Nindies para 2017

Lo que más me gusta de la consola es su inmediatez para todo. Tanto para iniciar una partida como para cambiar de modo, todo es instantáneo, sin que me de pereza tener que encenderla porque ahora esos 5 minutos libres los puedo aprovechar en cualquier momento y lugar (si, Nintendo Switch me acompaña al baño de vez en cuando) lo que me hace aprovecharla mucho más de lo habitual.

Pero, sin duda, lo que más me está gustando son los juegos, obviamente The Legend of Zelda Breath of The Wild me deja sin palabras en cada detalle y es el primer juego de mundo abierto que no me cansa al poco de empezarlo y Super Bomberman R y 1-2 Switch me permiten compartir la consola con mi pareja y amigos recuperando momentos y risas que hace muchos años que no disfrutaba a este nivel. Eso sí, aún me queda sacar a mi Nintendo Switch fuera de casa y jugar en el modo tabletop en el trabajo o en casa de la familia, donde estoy seguro que también triunfará.

Arturo Albero, Reztes – “Versatilidad al poder”

Tuve que ir yo a buscar al transportista que tenía mi Nintendo Switch. Algo que no me había pasado nunca y decidí que se acabaron las reservas, ya que pude haber comprado más cómodamente la consola (junto con la edición especial de Breath of the Wild, que me fue imposible de conseguir por azares de la vida amazoniana). No obstante, la aventura fue curiosa y no la olvidaré. De todas formas, ese día no pude probarla pero la dejé en un lugar privilegiado para que todo el mundo la viera, tal era mi orgullo.

Lo primero a lo que jugué fue a la demo de Snipperclips, un juego curioso y divertido (aunque no me apasionara). Mi primer susto. Le puse las correas al revés a los Joy-Con y no había manera de quitarlas. Bueno, sí, la fuerza bruta. Luego puse las correas bien y, a la hora de guardarlas, me volvió a pasar lo mismo. Por suerte, creo que es el único “defecto” que mi consola sufre.

Al día siguiente me instalé el I am Setsuna y empecé a jugarlo en el modo televisión, con el mando perrito en la mano. Se veía fantástico y me pareció que el mando era muchísimo más cómodo de lo esperado, incluso sin la cruceta. No me gusta tanto la forma de apagar la consola, en esto Wii U era mejor. Bueno, en esto y otras cosas porque, aunque Nintendo Switch sea una mejor consola, no todo lo bueno de Wii U se ha heredado (todavía). Echo de menos el navegador, el apagado rápido, el modo mando de televisión, los discos duros…

Después, para simular vida social, fui al salón donde estaban el resto de habitantes de la casa y me puse a jugar en modo portátil. Ahí cada uno iba a lo suyo, pero de vez en cuando pausábamos lo que estuviéramos haciendo y hablábamos del tiempo y del color de las estrellas. Una sesión bastante larga y un porcentaje bastante irrisorio de batería consumida. Desde luego, las quejas sobre la autonomía de la consola resultaron ser infundadas. Es más, ¡diría que supera a Nintendo 3DS en ese aspecto!

Me la tuve que llevar a casa de mis padres, para hacer de vigilante y cuidador de animales durante unos días que se iban de viaje. En su caja y en una funda, la consola fue transportada de forma cómoda y en seguida pude ponerme a jugar. Necesitaba usar el ordenador para ver cómo conseguir unos materiales de I am Setsuna. ¡Ningún problema! Aunque la solución de Wii U fuera mejor (el navegador integrado), aquí pude llevarme la consola, ponerla en modo sobremesa, jugar con los Joy-Con en modo Wiimote y consultar mientras tanto la guía de materiales.

En definitiva, he probado la consola en casi todos sus aspectos y es por ello que me ha parecido brutal. La idea de tener dos mandos de serie integrados es muy buena, a pesar de que como mandos individuales no sean los mejores de la historia, en cuanto les conectas la correa pasan a ser comodísimos (en relación a lo esperado, claro) y muy usables. El mando perrito funciona muy bien y la consola es ideal tanto como sobremesa como portátil. El modo sobremesa es el más incómodo, por el reducido tamaño de la pantalla (grande para una portátil).

Es esta versatilidad la que me hace augurarle lo mejor, aparte del glorioso lanzamiento que ya ha tenido. A mí me ha encantado y quien vive conmigo puede dar fe de ello. Ahora que acabo de empezar The Legend of Zelda: Breath of the wild, todavía estoy más emocionado. A mí novia le he comprado el de Wii U y la guía oficial (muy bonita y bien hecha, por cierto) para que no se sienta sola en mis excursiones por Hyrule. Así pues, si tuviera que definir a Nintendo Switch con una sola palabra, yo diría “versatilidad”. Otra cosa sorprendente es la potencia de la que hace gala un hardware tan pequeño y tan silencioso. ¡En Nintendo (con la ayuda de NVidia esta vez) son especialistas en la optimización de hardware!

Primera semana – Un éxito total

Como habéis podido leer, esta primera semana trajinando con Nintendo Switch ha sido todo un éxito aquí en la redacción de Revogamers. Que si Snipperclips, que si I am Setsuna, que si Super Bomberman R… ¡y sobre todo (y todos) The Legend of Zelda: Breath of the wild! Pero esto es lo que piensan los redactores, ahora queremos saber la opinión de la comunidad. Y a vosotros, ¿Qué os ha parecido vuestra primera semana con Nintendo Switch?

Comentarios
  1. 1.
    Yo estoy encantado con la consola, con su estética, con sus modos de juego, con los Joycon, con el mando Pro, con el Zelda y con, sí, 1, 2, Switch. Le van a caer unas cuantas sesiones más de ese resabidillo "una partida y a la caja". Es un pique.
    2.
    Switch viene a ser el sueño hecho realidad de todo gamer, un todo en uno, un todoterreno, la laptop de las consolas. No es tan portátil como lo han sido Gameboy, ds o 3ds, y tampoco tan potente como las otras consolas, pero tiene lo necesario para disfrutarla en cualquier sitio. Si alguien quería desengancharse de los videojuegos, Switch no es su consola, la ves y te obliga a ponerte a jugar por escaso catálogo que de momento ni tenga. Tiene un gran futuro y va a impactar fuerte en la industria que es lo que tanto han querido conseguir con dudoso éxito con las tablets y móviles. Eso sí, sigue siendo Nintendo, no espero en absoluto ningún apoyo masivo de terceras compañías, pero sí grandes joyas.
    Enviado con la app oficial de Revogamers