Portada » Artículos » Y Metroid alcanzó el Olimpo

Y Metroid alcanzó el Olimpo

Metroid Dread

Nuestro colaborador Gaizka Iruretagoyena, más conocido por Everdred, ha realizado un artículo para su blog sobre lo que ha supuesto Metroid Dread para la saga y para los fans. Hemos decido compartirlo con todos vosotros para ver si a todos nos ha dejado la misma sensación, una sensación espectacular, una culminación épica e increíble de la saga de los Metroides y una entrega con la mejor historia y una jugabilidad totalmente perfeccionada. Un broche de oro en todos los aspectos. Leedlo y nos comentáis.


8 de octubre de 2021, una fecha que los fans de la saga Metroid jamás olvidaremos. Una fecha especial, mágica. La quinta entrega canónica de la saga llegó a nuestras manos 19 años después de la anterior. Hace ya más de 2 meses de dicha efeméride. 2 meses donde los fans no han dejado de jugar, donde los speedrunners no han dejado de encontrar maneras de romper la secuencia de juego, es decir, descubrir glitches o incluso sin ellos, simplemente con gran habilidad, lograr saltarse zonas enteras sin necesidad de utilizar la habilidad requerida e incluso terminarse el juego sin algunas de ellas. 2 meses donde la misma Nintendo no ha dejado de promocionar el juego y si a eso le sumamos la gran campaña previa al lanzamiento, los 10 informes contando curiosidades sobre el lore son prueba de ello, este es sin duda el juego de la saga mejor tratado y publicitado por la gran N, que no es poca cosa.

Y aun habiendo dicho todo lo anterior, esto no es suficiente, no al menos para servidor. El juego merece más. Lo merece por ser tan rematadamente bueno, por ser tan redondo, por ser tan preciso, por ser tan brillante, sinceramente, por ser prácticamente perfecto. Merece más, mucho más. Merece un reconocimiento a nivel mundial.

En los recientes The Game Awards, los supuestos Oscar de los videojuegos, Metroid Dread fue nominado a Mejor Juego del Año. Y también a Mejor Juego de Acción y Aventuras, pero ese galardón es algo que la gente con el tiempo olvida y solo perdura el primero. Pues bien, Metroid Dread ha ganado el premio a Mejor Juego de Acción y Aventuras y no en la de Mejor Juego del Año (huelga decir que It Takes Two, quien se ha llevado dicho galardón, lo ha hecho con total merecimiento).

Así las cosas, podríamos sentirnos algo tristes, ya que era la oportunidad ideal, idónea, para que una saga tan olvidada durante tantos años se coronase como una de las grandes franquicias de la historia de los videojuegos. Pero, ¿de verdad necesita Metroid un premio para considerarse como una de las sagas más grandes de la industria? La respuesta es un rotundo NO.

Para los fans lleva años, e incluso décadas, siéndolo. Y no solo eso, sino que desde sus orígenes ha servido de ejemplo de cómo se hace un videojuego de acción y aventuras en 2 dimensiones. Sin ir más lejos fue el germen del mal llamado género metroidvania. Los estudios de desarrollo lo adoran e intentan imitar, entre los fans es una saga a la altura de las mejores, pero, no lo es para los premios. Es evidente dónde está el error, ¿verdad? En los premios en sí, es evidente. Porque, sin desmerecer al ganador, que sin duda era el rival más fuerte, era un año para que este Metroid se coronase como Mejor Juego del Año, era sin duda el año, la rivalidad no era demasiado fuerte, excepto con It Takes Two, y Metroid Dread es, de lejos, la mejor entrega de la franquicia, es prácticamente perfecto y ha calado muy hondo entre los fans.

Permitidme realizar un, espero que breve, repaso al canon de la saga Metroid para justificar el título de este artículo y los párrafos previos. Permitídmelo porque se lo merece. Si me lo permitís, obviaré los spin off, ya que excepto la gloriosa subsaga Prime, son de bastante dudosa calidad. Darían para otro artículo de varios párrafos, así que, como no quiero que este quede excesivamente extenso, dejemos los spin off para otra ocasión, la cual seguro que llegará.

Los orígenes y el canon

La saga Metroid nació en la NES en el año 1986 en Japón, un año después llegó a América y otro año después a Europa. Un juego que sentó las bases del género de acción y aventuras en 2 dimensiones con gran peso en la exploración, el mal llamado metroidvania. Un título que tuvo un estupendo remake en Game Boy Advance llamado Metroid Zero Mission lanzado en el año 2004.

A estos orígenes les precede un estupendo manga de 2 tomos lanzado en el año 2002, que cuenta la historia de la infancia de Samus hasta que enlaza con Metroid Zero Mission.

Visto el éxito de la primera entrega, la secuela se podía dar por hecha, aunque se retrasó unos cuantos años. Metroid 2: Return of Samus vería la luz para la portátil Game Boy en 1991 en América y un año después en Japón y Europa. Es cierto que la portátil no era una máquina extremadamente potente y el juego tuvo algunas carencias, pero resultó ser un gran título.

Durante muchos años se le consideró uno de los peores títulos de la saga, una etiqueta un tanto injusta, por lo que Nintendo decidió encargar un remake, con todas las de la ley, a Mercury Steam, visto su buen hacer con Castlevania: Lords of Shadow – Mirror of Fate para Nintendo 3DS. Metroid: Samus Returns llegó en el año 2017 para la portátil con efecto 3D de Nintendo y fue un golpe encima de la mesa del estudio madrileño. La mejor experiencia jugable en la saga hasta la reciente llegada de Metroid Dread. Un título frenético, con nuevas mecánicas y que dio con la tecla en todos los apartados. Samus estaba de vuelta y vino para quedarse.

Con Super Nintendo en el mercado Samus debía dar el salto a una nueva generación. Una con mejor potencia gráfica, sonora y jugable. Así lo hizo en el año 1994 con Super Metroid. El que incluso hoy día sigue siendo considerado como el mejor por una gran legión de jugadores. Un título brillante en todos los aspecto, con una batalla final que incluso hoy día sigue siendo una de las experiencias más épicas de la historia de los videojuegos.

Pese a salir después de la cuarta entrega, de la que hablaré en el próximo párrafo, en el año 2010 para Wii llegó el título que se considera el 3.5 dentro de la cronología, Metroid: Other M. Un título polémico en su momento, defenestrado incluso, pero que, con el tiempo, ha ido mejorando dicha percepción entre los jugadores. Un juego que se salió del formato 2D a un modo tridimensional con un sistema de control bastante polémico y aquí razón no faltó a las críticas. Sin embargo, el juego no estaba nada mal, era un Metroid en toda regla y, por primera vez, con gran peso en la historia y los sentimientos, algo muy fiel al manga, por tanto las críticas aquí fueron completamente absurdas.

En el año 2002 para Game Boy Advance, llegaría la que, hasta hace unos meses, era la última entrega canónica de la saga, Metroid Fusion. Un título que nos ponía en la piel de una Samus indefensa, más débil que nunca. Un juego con gran peso en la narrativa, pese a su linealidad. Una cuarta entrega difícil, desafiante, con un giro de guion espectacular de cara al final y que dejó todo abierto durante muchos, muchos años.

La perfección de la fórmula

Era difícil hacer un juego mejor que Super Metroid o Metroid Fusion. Es cierto que Metroid: Samus Returns sentó las bases jugables, pero era un juego al que le faltaba algo, le fallaba la historia y el ritmo. Además de haber sido un enorme fracaso en ventas. Por tanto, los fans deseábamos más y no estábamos del todo seguros de que Nintendo nos lo fuese a dar vistas las cifras.

Pero sí, el momento llegó, 19 años de después. Cada segundo ha valido la pena. Metroid Dread, al menos para servidor, se ha situado, sin discusión, como el mejor juego de toda la saga. Las evoluciones jugables que Mercury Steam introdujo en el remake de la segunda entrega han ido más allá y junto con nuevas mecánicas y, al fin, un gran peso en la historia han redondeado una inmejorable experiencia.

La trama argumental al fin ha tomado gran peso en la saga principal y este título pone el broche de oro y el final de la saga de los Metroides y no podía hacerlo de mejor manera, o, mejor dicho, de forma más épica.

Me resulta francamente difícil encontrarle un punto flaco a Metroid Dread. El fenómeno fan con el título, el ansia de los speedrunners y sus nuevos descubrimientos, las ventas que acompañan, es todo un conglomerado de experiencias que, dos meses después, a un fan como servidor le siguen emocionando e ilusionando.

Metroid Dread supone la guinda definitiva a una saga que estuvo muerta muchos años. Una saga que no es tan conocida como otras, pero que su media de calidad es de las más altas de la industria. Una saga con títulos gloriosos. Una saga que dio origen a un género. Una saga que sirvió de inspiración a muchos creadores. Una saga adorada por los fans y por la industria.

Por todo ello, y por haber alcanzado, en su quinta entrega este año 2021 la perfección absoluta, el premio a Mejor Juego de Acción y Aventuras supone un broche perfecto, una lástima que no pudiera ser el del Juego del Año. Por todo debemos estar realmente contentos. Y no sólo por el premio, sino porque lo haya ganado un título desarrollado por Mercury Steam, un estudio español, patrio, orgullo infinito. Así que sólo me queda decir.

¡Larga vida a Metroid! ¡Gracias Mercury Steam!

Escrito por
The ending isn't any more important than any of the moments leading to it. Nintendero y Superconsolero.

¿Te ha Gustado?

2 1
Comentarios
Subscribe
Notify of
guest
Por favor, no introduzcas nombres reales. Los nombre reales completos serán eliminados.
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.

0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x