La nueva propuesta multijugador de Nintendo.

Nintendo vuelve a apostar por el concepto multijugador con una nueva propiedad intelectual. Esta vez no lo hace con un concepto tan original como nos tiene acostumbrados pero aporta ideas que sin duda lo convierten en un producto único. Móntate en tu tanque y descubre todo lo que te ofrece Tank Troopers.

¡A sus puestos!

En Tank Troopers controlamos tanques y participamos en auténticas batallas campales de carácter arcade. El manejo de estos tanques es muy sencillo y el propio juego se ocupa de que aprendamos a controlarlos como expertos a través de su Modo Misiones.

Manejaremos uno de los numerosos tanques así: con los botones A y B nos desplazamos hacia delante y hacia atrás, aunque también pondremos pulsar las respectivas direcciones de la cruceta para mantener una conducción automática. Con el gatillo R realizamos un disparo, el cual deberá recargarse antes de poder volver a apretar el gatillo.

Disponemos de dos opciones de apuntado: la primera, dirigiendo la mira con el stick, opción que no aconsejamos por ser menos precisa y lenta; y la posibilidad de apuntar con el sensor de movimiento integrado en la Nintendo 3DS en el cual la mira se mueve en la misma dirección en que movamos nuestras consolas. Jugar sentados en una silla giratoria pudiendo apuntar en cualquier dirección a 360º es una experiencia realmente inmersiva. También es verdad que esta modalidad de apuntado se descuadra con frecuencia, siendo consciente de esto el juego ofreciendo un botón táctil en la pantalla de ajuste inmediato.

Luego, pulsando el gatillo L tenemos la opción de apuntado libre, en el que podemos apuntar con mayor suavidad y amplitud pero impidiéndonos cambiar la dirección en la conducción del tanque. Desactivado el apuntado libre podemos girar el tanque o bien con el stick o directamente giraremos en la dirección en la que estemos apuntando.

Además, el botón X nos permite activar los prismáticos con los cuales la visión se traslada al fondo del campo de batalla facilitando el apuntado a larga distancia. También, pulsando el botón Y podemos alternar entre el mapa y el radar en la pantalla táctil, donde aparecen reflejados las posiciones de nuestros enemigos en cuanto estén próximos a nosotros.

Experiencia única

Explicado lo básico, ahora pasamos a lo interesante, a los elementos que diferencian a Tank Troopers de otros títulos. Contamos con un total de 36 tanques a elegir, cada uno con sus características propias: resistencia, velocidad, velocidad de recarga, potencia, alcance de disparo y capacidad de rotación. Los tanques se desbloquean comprándolos en el menú de Taller mediante monedas que iremos consiguiendo jugando partidas y destruyendo objetos de los escenarios.

Otro elemento interesante que se introduce en la presencia de los ¨Troopers¨, nombre que se les atribuye a los tripulantes/soldados de estos tanques que hacen a la vez de ataques especiales. Hay un total de 13 Troopers que se desbloquean de la misma manera que los tanques. Cada uno de estos personajes de diseño estrafalario e hilarante cuanta con un ataque único y diferente del resto: ataque más potente, recuperación de la salud, mayor velocidad, ataques que nublan la visión al contrario, que lo paralizan, que intercambian sus controles, etc.

En el campo de batalla también aparecen cajas, como si de un Mario Kart se tratara, las cuales contienen potenciadores fundamentales para trazar una estrategia y hacernos con la victoria, pudiendo encontrar desde camuflajes que nos hacen pasar desapercibidos ante nuestros enemigos, recuperadores de vida o recargas rápidas de los ataques.

Todas estas características dotan a Tank Troopers una profundidad jugable considerable pero que se ve desaprovechada por su escaso contenido. Esta profundidad jugable se traduce en la planificación de una estrategia para cada batalla. Saber elegir el tanque que mejor se adapte a cada mapa y a su vez a nuestra jugabilidad, junto con la combinación de Soldados (máximo de 4 por tanque) que nos acompañarán es algo que se consigue después de dedicarle muchas horas.

Pero qué bonito eres

Gráficamente el título no explota las capacidades técnicas de las consolas, pero sí que presenta unos gráficos sólidos con unos modelados funcionales y contundentes, con escenarios amplios llenos de relieves y numerosos objetos destructivos pero, sobretodo, llenos de color.

Por encima de todo, el apartado artístico que más destaca en el juego es su componente sonoro. Las melodías son escasas pero de gran calidad, con música alegre y motivadora, sabiendo captar muy bien la esencia militar. Destacar que el juego trae voces en español.

¡A batallar!

Tank Troopers cuenta con tres modos de juego. El principal, o por lo menos el que se considera principal, es el modo multijugador local, en donde podremos participar en batallas campales de hasta un total de 6 jugadores simultáneos. Aquí podremos crear una partida o unirnos a una ya existente. Las partidas se pueden configurar de varias maneras. Tenemos tres modalidades de juego: ¨Bombazo¨ en donde hay que desplazar una bola de hierro hasta base enemiga; ¨Bandos¨ en el cual disputaremos batalles de tres contra tres, corresponde al modo por equipos; ¨Por libre¨ que viene siendo el clásico todos contra todos. Podemos elegir entre los tan solos 5 mapas que posee el juego. También tenemos la opción de decidir la duración de cada partida, comprendidas entre 3 o 7 minutos, además del bando en el que queramos estar en las partidas por equipos. No se entiende la usencia de ningún modo online.

El segundo modo es el Modo Descarga, un apartado muy favorable para el jugador ya que gracias a él 6 amigos podrán disfrutar de las bondades de su modo multijugador poseyendo una sola copia del juego.

El tercer modo y no por ello menos importante: el Modo Misiones, en donde nos proponen un total de 30 pruebas. Estas 30 misiones, más o menos variadas, cumplen la función de tutorial. Son fases sueltas, carentes de historia, en donde descubrimos las bondades de los tanques (resistencia, velocidad, apuntado, físicas, características de los Soldados) a través de divertidos retos que van desde acabar con los tanques rivales, defender un territorio, ganar una carrera de tanques, llevar una bola enorme de metal hasta la meta mediante cañonazos, hasta acabar con un jefe final enorme y duro de batir, entre muchas otras. Superar estas misiones nos lleva menos de 5 horas, las cuales se pasan muy rápido puesto que Tank Troopers engancha con una jugabilidad muy pulida.

Este modo Misiones, a su vez, se divide en dos submodos con el mismo contenido pero abordados de manera diferente. Estos son: el modo ¨Tanques Fijos¨, el primer modo que probaremos tras instalar el título, en el cual superaremos las 30 fases con los tanques y Troopers prefijados por el mismo juego. El otro modo es el modo ¨Tanques Propios¨ en donde tendremos la libertas de elegir los tanques que hayamos desbloqueado previamente y los Soldados que irán montados en él y así decidir la mejor estrategia para superar las fases de nuevo.

No te lo perdonaré jamás

Si se nos permite hacer comparaciones podríamos decir que Tank Troopers tiene alma de Splatoon. El objetivo de la jugabilidad de los dos títulos es el mismo, pero en el caso que nos ocupa, en Tank Troopers no se consigue la magnitud que se alcanza en el juego de los calamares. No nos referimos al apartado jugable, ya que existen elementos que hacen de Tank Troopers una propuesta única y recordemos que un tanque no posee la misma versatilidad que esos seres que se deslizaban incluso por paredes gracias a la ayuda de la tinta.

El principal problema de Tank Toopers es la escasez de contenido, o visto de otra manera, la falta incomprensible de elementos que le irían como anillo al dedo a este título. Como no podía ser de otra forma, no se entiende la falta de un modo online. ¡Tank Troopers ha nacido para ofrecer batallas campales entre jugadores de todo el mundo! Un juego enfocado principalmente en su vertiente multijugador solo cuenta con un modo local para ello, lo cual no es la mejor de las opciones. No nos imaginamos a 6 personas dentro de una habitación dando vueltas sobre sí mismos al unísono.

Nuestra indignación no viene solo de la ausencia de modos online. Vale que haya un número considerado de ¨Troopers¨ y muchos tanques que desbloquear y con los que jugar, pero no encontramos razones motivadoras a largo plazo que nos inciten a ello. Saquemos cuentas: un multijugador limitado, tres modos multijugador donde la variedad brilla por su ausencia, escaso y fugaz contenido para un jugador, inexistencia de una historia. Tank Troopers es un caballo ganador al que le han cortado las patas.

En definitiva, la falta de contenidos y modos, en especial la de un modo online, es el principal lastre de Tank Troopers, en donde vemos desaprovechado un enorme potencial. Esperamos que este juego sobre tanques no caiga en el olvido y veamos en el futuro aprovechada la base creada para ofrecer una continuación más potente y completa.

Comentarios