Super Mario Run logo

Un toque de esencia.

Super Mario Run ha venido a abanderar una nueva época en Nintendo, algo que habrá sido difícil de digerir en las entrañas del gigante japonés pero que no hace sino acercar a la compañía al presente, un presente donde los móviles ya hace años que se metieron en todos nuestros bolsillos los cuales ahora Nintendo quiere vaciarnos.

De la A al tap

Si había un desafío al que realmente se enfrentaba este Super Mario Run era al de trasladar las muchas acciones que nuestro fontanero bigotón realizaba mediante el uso de un mando tradicional a una pantalla táctil, y vaya si lo ha conseguido. Nintendo ha estado sumamente hábil en este aspecto y ha tomado la decisión de que sea el escenario quien se encargue de hacernos retroceder, frenar, o pararnos directamente, pero siempre sin perder de vista que a lo que estamos jugando ahora es a un runner, aunque se sienta como un Mario.

Así este Super Mario Run empieza como lo que es, un Mario, donde Bowser rapta a la princesa y donde nuestro héroe deberá rescatarla, adecentado esto con absolutamente todos los elementos que han hecho de los juegos de Super Mario los mejores plataformas que existen, y no nos referimos solo a la parte jugable, sino que enemigos, escenarios, melodías y lo que se os ocurra estarán presentes aquí, eso sí, deudores de la subsaga New.

Los New Super Mario Bros. prestan su imagen y su base jugable a Super Mario Run, quizá por su aspecto más acorde a los días que corren, quizá por ser los más fáciles de jugar (también acorde a la plataforma elegida y a los tiempos que corren). Y es que este juego, con todas las letras, se aprovecha de los rebotes en paredes o de que nos escurramos por las mismas, acciones sumamente típicas de los New, y las adapta al golpe de dedo. Tap. Una simple pulsación en nuestro teléfono inteligente o tableta y Mario (o alguno de los otros personajes desbloqueables) hará las más variopintas acrobacias.

sec04_modal01_img01

Jugando con un solo dedo

Insistimos, parece increíble cómo en Nintendo han sabido adaptar los controles de Mario a una pantalla táctil sin apenas perder opciones, la más clara de las olvidadas la de los saltos ajustados, más propios de NES y SNES que de las posteriores entregas, pero no todo iba a ser perfecto.

Super Mario Run casi se juega solo, casi. Mario avanzará de izquierda a derecha automáticamente y además sorteará obstáculos pequeños e incluso enemigo, pero aquí está la gracia. Para alcanzar determinados lugares donde, por ejemplo, se esconda una moneda especial (5 por fase que en verdad son 15 pues cambiarán de color y posición hasta 3 veces) tendremos que apoyarnos en los enemigos que antes sólo sorteábamos y hacer tap en la pantalla en el momento justo para llegar más alto. Estos saltos, llamados acrobáticos, ya veremos luego que será importante dominarlos, pues en un modo concreto serán la base de nuestra puntuación.

Pero si esto fuera todo, no estaríamos hablando de un juego de Nintendo y aquí es donde Super Mario Run se diferencia de otros runners, además de en sus modos de juego como tocaremos más tarde. Ahora el escenario es un elemento fundamental para llevar a cabo nuestras peripecias. Hay plataformas móviles que evitarán que nos movamos cuando nos subamos a ellas, flechas en el suelo que harán que cojamos más velocidad, aminoremos la marcha, nos paremos del todo (muy útil cuando hay que sortear obstáculos de fuego) o que incluso saltemos hacia atrás con una elegante voltereta; pero no solo eso, sino que los enemigos nos servirán más que nunca como apoyo, encadenando varios saltos acrobáticos seguidos sobre ellos y alcanzando por fin la tan ansiada y escurridiza moneda especial (rosa, morada o negra dependiendo de su dificultad).

sec04_modal02_img03

Sobrado de contenido

Los juegos para móviles cada vez son más juegos y menos experiencias menores, aunque muchos pequen de ser meros ports o incluso roms que vienen de otros sistemas y que se adaptan con mayor o menor acierto (menor, por norma) a las particularidades de los smartphones y dispositivos similares. No es el caso de Super Mario Run, que, además de sentarle como anillo al dedo lo de la pantalla táctil, se ha traído de casa una buena cantidad de modos.

Mundos y Carrera son los dos principales. Mundos es, evidentemente, el más clásico, donde superaremos hasta 24 niveles divididos en 6 mundos con sus correspondientes fases y jefes finales. Aquí Mario correrá contra el crono y tendrá hasta 3 vidas por fase que, en las más avanzadas, será fácil perder, aunque los continues son infinitos. Carrera por su parte es un modo competitivo donde tendremos que ser los más estilosos saltando y donde nos enfrentaremos a otros usuarios o incluso a la propia Nintendo. Para optar a estas carreras será necesario ganar unos boletos, que se consiguen de diversas formas, para así, si superamos en puntuación al rival, convencer a los Toads de que vuelvan a nuestro reino, ya que salieron huyendo despavoridos después del ataque de Bowser, se ve que aún no están acostumbrados los pobres. A más Toads, más nivel tendrá nuestro castillo, que, por cierto, quedó destruido con todo aquello del rapto.

También el juego estará conectado con My Nintendo, ya sabéis, el sistema de membresía que vino a sustituir al Club Nintendo y que aún no acaba de convencernos a muchos. Gracias a ello tendremos misiones, algunas diarias, que nos otorgarán puntos de platino para gastarlos en recompensas para el juego como personajes nuevos (hay hasta 6 corredores distintos de momento), elementos decorativos, monedas o boletos para las carreras, o ahorrarlos y gastárnoslos más adelante en alguna recompensa externa a la app.

sec04_modal03_img01

Junto a esto encontramos Mi reino, para decorar nuestra pantalla de inicio comprando y moviendo una serie de componentes como puedan ser casas para los Toads que vuelven bajo nuestro amparo o la caseta de minijuegos, con una pequeña prueba que se renueva cada 8 horas.

Por último encontramos la lista de amigos, para vincular el juego a nuestra cuenta de Twitter o Facebook y añadir amigos de esta forma o mandándoles nuestro ID único ya sea por mail o algún otro medio de mensajería instantánea.

La descarga del juego es gratuita, pero así solo tendremos acceso a los 3 primeros niveles del modo Mundos y a las carreras correspondientes. Para desbloquear el juego entero habrá que realizar un pago único de 9,99 €. Creednos, el desembolso está más que justificado.

Tocando lo técnico

Super Mario Run se ve y se oye especialmente bien teniendo en cuenta todo lo que trae en su interior y lo poco que pesa, apenas 205 MB. La estética elegida, ya con quizás demasiado recorrido, de los New Super Mario Bros. trae a los smartphones y tablets al Mario más reconocible por muchos, algo que la compañía ha buscado desde el primer momento.

En cuanto al rendimiento, no debería dar problemas en ninguno de los dispositivos actuales o que incluso tengan ya unos cuantos años. Las pruebas han sido realizadas en un iPad Mini de hace más de 4 años y en un iPhone 5 y en ambos casos el resultado ha sido sumamente satisfactorio. Recordad que para poder jugar a Super Mario Run en dispositivos iOS (a Android llegará en unos meses) habrá que tener actualizada nuestra versión del sistema operativo a la 8.0 o superior.

El único pero es que haya que contar siempre con una conexión a internet, ya sea de datos móviles o mediante wifi.

sec04_modal01_img03

Un buen inicio

Teníamos mucho miedo al principio que después se tornó en sorpresa y ahora, después de darle largo y tendido al juego se ha tornado en un sentimiento de felicidad al ver que las cosas se han hecho bien, que Mario no ha sido maltratado de ninguna forma y de que este juego, el primero de muchos, sigue teniendo esa majia que solo Nintendo y otras pocas elegidas saben otorgar a sus criaturas.

Podéis descargar ya Super Mario Run desde la Apple Store.

Comentarios
  1. 5.
    Todo el tema Nintendo (control, diseño de niveles...), está genial. Todo el tema móviles (progreso lento, pagos...) está mal.
    El tema del Reino es un sinsentido. Consigues monedas para comprar edificios y adornos, y esas monedas VUELAN. Necesitas tíquets haciendo no sé qué para hacer carreras para conseguir Toads. Es el típico progreso lento y entorpecedor para que vayas a la tienda y compres lotes de monedas y tíquets. Pero, oh, vaya, el pago te desbloquea los mundos pero lo otro te lo tienes que comer te guste o no.
    Medio Mario Run tiene estructura de free to play sin ser un free to play.
    7.
    Psycotic, no coincido en absoluto. En Run las monedas se consiguen sin darte cuenta, precisamente porque el juego, gracias a las monedas rosas, moradas y negras, las carreras, los minijuegos y los retos de My Nintendo, te invita a jugar muy mucho.
    8.
    Dee
    Psycotic, no coincido en absoluto. En Run las monedas se consiguen sin darte cuenta, precisamente porque el juego, gracias a las monedas rosas, moradas y negras, las carreras, los minijuegos y los retos de My Nintendo, te invita a jugar muy mucho.

    Ya. Si sí.
    Lo que quiero decir es que Mario Run me ha dado la sensación de que son dos juegos. Uno lo ha hecho Nintendo, y es un Mario, y uno muy chulo que se adapta perfecto al aparato. El otro lo ha hecho DeNA y es la típica mierda de móvil inútil, estúpida, de gestión aburridísima, de compritas, de repite esto mil veces para conseguir tal y luego gástalo en cuál, de espérate 8 horas para entrar en un minijuego AUNQUE HAYAS PUTO PAGADO EL PRECIO COMPLETO.
    La parte DeNA no estropea la parte Nintendo, porque ahí pagas y tienes todas las pantallas. FIN. Pero sí que me ensucia el global. O me toca un poco los huevos, al menos.
    9.
    Otro factor que influye, y que no sale en el análisis, es el precio. 10$ por el juego no todo el mundo los quiere pagar, sobre todo porque en los teléfonos celulares, han malacostumbrado a la gente a que todo sea gratis.
    Luego entran las microtransacciones y así poco a poco, te van dejado en la bancarrota, que es el modelo de negocio que hace la mayoría. cofff....candy crush...coff
    Pero es que la gente ni lo nota.
    10.
    Me gustaría probarlo pero no ha salido para Android así que me toca esperar.
    Lo que me quedó claro desde que se vio la demo en el programa americano de la TV, es que es algo más que un "runner" y que incluso a veces va hacia atrás si las circunstancias lo precisan. A mi me convenció pero no quieren mi dinero XD XD XD
    14.
    Dee
    Hace muy bien.

    Si si, cumplen lo que dijeron que los juegos de móviles servirían para atraer a los usuarios a las experiencias completas de consolas.
    15.
    La verdad es que sigue sin convencerme demasiado. Puede que el control sea innovador, pero no va mucho más allá. Además, los usuarios de Android todavía tendremos que seguir esperando...