Seguir
Portada » Análisis » Análisis de My big sister

Análisis de My big sister

Ratalaika Games se encarga de distribuir en Nintendo Switch este título desarrollado en un primer momento por Stranga para PC. My big sister es un paseo distorsionado por la mente de una niña a la que no le ha debido de sentar bien la infancia. Una experiencia turbia e inquietante a la que ya nos tiene acostumbrados el estudio, que cuenta en su haber con otros videojuegos de la misma índole. Calificativos aparte, pasemos a analizar su último retoño que, en ocasiones, llega a rozar la ida de olla.

¿Es todo un sueño?

Luzia es una niña de unos 12 años un tanto listilla y, en muchas ocasiones, también bastante repelente. Su hermana Sombria, por su parte, nunca parece estar feliz y no se lleva demasiado bien con esta. Hasta aquí nos suena la historia a todos, ¿verdad? ¿Quién no ha tenido nunca algún que otro rifirrafe adolescente con su hermano mayor? Sin embargo, la historia empieza a tornarse oscura -por si no nos había quedado claro gracias a la música de tensión-.

La historia arranca cuando Luzia tiene un sueño muy extraño. Se encuentra en lo que parece un subterráneo de una ciudad china sin tener ni idea de cómo ha llegado hasta allí. Además, las cosas se vuelven aún más turbias cuando despierta y comienza su terrorífica odisea. La pequeña deberá guiar a su hermana en el camino de la salvación. Todo ello aderezado con un sentido del humor cuyas bromas a veces no terminan de cuajar. Eso sí, generan un buen contraste durante los momentos de tensión.

Aquí no se tira nada

El juego se basa, esencialmente, en la exploración. La aventura avanzará conforme encontremos pistas y objetos que nos hagan resolver el «puzle». Es decir, deberemos examinar hasta el último rincón para encontrar elementos que nos sean útiles. Llaves, horquillas, palillos, peces muertos… cualquier pieza que nos encontremos servirá para accionar algo en un futuro. Por supuesto, también tendremos que estar atentos ante cualquier necesidad que observemos en los distintos personajes que nos iremos encontrando a lo largo de nuestro camino. Seguro que alguno aportará algo que sirva de ayuda.

Por otro lado, y hablando estrictamente del guion, se antoja algo pretencioso en algunas de sus partes. Pese a que se trata de una historia entretenida que en ningún momento aburre al jugador, a veces resulta demasiado ambiciosa. Llegando hacia final, la narración empieza a irse de la manos, pretendiendo contar algo que es imposible hacer en 3 horas de juego. No obstante, la banda sonora original y la alguna que otra referencia a Ghibli salvan al resto del juego, al que no se le puede poner más pegas. ¿A alguien le suena el momento parada de autobús?

My big sister es una experiencia un tanto turbia a veces, con momentos de humor cuyos gags en ocasiones no terminan de cuajar. Sin embargo, sus puntos buenos superan con creces a los posibles defectos que pudiera tener -uno de ellos, su traducción al español-. ¿A quién no le gusta un buen pixel art?

Resumen
My big sister es una aventura que se va tornando cada vez más turbia según avanza la historia. Nos pondremos en la piel de Luzia, una niña de doce años muy marisabidilla que tendrá que salvar a su hermana de una terrible maldición. Lo que pasará a continuación te sorprenderá...
7.5
Bueno

Este debate contiene 0 respuestas, tiene 1 mensaje y lo actualizó  Noelia González Ballesteros hace 1 mes.

Debes estar registrado para responder a este debate.

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.