El amor de los expertos

Profesionales de Nintendo dan vida a los 100 niveles incluidos en este juego.

De sobremesa al bolsillo, del salón a cualquier parte. Super Mario Maker for Nintendo 3DS es la ocasión perfecta para disfrutar en cualquier parte de todo lo que hace especial al fontanero. No sólo por la posibilidad de experimentar con todo lo mejor de sus entregas en dos dimensiones, sino porque ofrece diseños de niveles ideados por las mentes más imaginativas de Nintendo, capaces de sacarse de la manga conceptos absurdamente divertidos.

smm-h2-de-lo-tradicional-a-lo-moderno

A la hora de concebir el primer Super Mario Bros., los únicos responsables del diseño de niveles eran Shigeru Miyamoto y Takashi Tezuka. Ambos, director y asistente de dirección respectivamente, tenían la responsabilidad de idear todas y cada una de las fases de esta aventura que ponía a Mario a recorrer escenarios que se movían a través de la pantalla, una revolución para un plataformas en aquella época. Todo ello, además, partiendo de una serie de hojas cuadriculadas sobre las que tenían que plasmar esas ideas y con la posibilidad de testearlos sólo una vez por día. Un error, por pequeño que fuera, suponía un día de trabajo perdido.

super-mario-maker-3ds-expertos-01

Han pasado más de 30 años desde el lanzamiento de este clásico en Famicom y NES. La tecnología evoluciona y facilita de forma exponencial la creación de niveles que tan exigente era cuando Miyamoto y Tezuka se devanaban los sesos pensando en saltos, bloques y obstáculos en general. Super Mario Maker for Nintendo 3DS bebe un poco de aquellos tiempos. Su editor, con una cuadrícula de fondo, recuerda en cierto modo a aquellas láminas con las que los japoneses se pasaban horas y horas exprimiendo su materia gris. Con esa facilidad, y la inventiva que se destila en Nintendo, llega el Desafío Super Mario, un compendio de 100 niveles creados por los mejores profesionales de la compañía y orientados a todo tipo de jugador.

La libertad creativa se ha apoderado de este modo. Hasta la fecha, a pesar de la innovación implementada a base de power-ups o habilidades propias de Mario, siempre se ha seguido una línea algo más tradicional en cuanto al desarrollo de cada fase en las aventuras de scroll lateral del bigotudo fontanero. Ahora, este centenar de niveles que se esconden en el cartucho de la portátil dan lugar a todo tipo de situaciones consecuencia de la libertad creativa y de las posibilidades que ofrece este divertido editor.

smm-h2-locura-reto-y-nostalgia

El Desafío Super Mario es el fruto de la evolución de Mario y el ingenio de Nintendo. Sus niveles repasan toda la trayectoria del personaje, ofreciendo la estética, habilidades y elementos de cuatro de sus entregas bidimensionales más importantes (Super Mario Bros., Super Mario Bros. 3, Super Mario World y New Super Mario Bros. U) con el toque de locura que aporta el mero hecho de ser un “Maker“.

Son muchos los niveles que vienen directamente de entregas clásicas, pero con ese giro de tuerca, esa mezcla inesperada que le da un plus de interés. Está claro que los japoneses han jugado a algunos de los más de 6 millones de niveles creados por usuarios en la versión de Wii U, pero también está claro que han sabido dar ese toque del que sólo ellos son capaces. Hay momentos de pura genialidad en este modo, situaciones que te llevan a preguntarte más de una vez cómo no se te ocurrió eso o incluso por qué esa entrega no contaba con esa retorcida mecánica. ¿Alguna vez os ha perseguido un Goomba montado sobre un Helikoopa mientras os disparaba bolas de fuego?, ¿habéis corrido con el caparazón de un Buzzy como casco?, o incluso, ¿alguna vez habéis jugado con Mario como si lo hicierais con un juego de naves? Pues aquí, es posible. Eso sí, olvidaos de ver cosas como el fontanero moviéndose en vista isométrica. Esa es una idea que nació y murió con Super Mario Bros. 3.

super-mario-maker-3ds-expertos-02

Ese suelo es de lo poco que queda de la idea original de Super Mario Bros. 3

Tiene mucho de locura y de nostalgia, pero también lo tiene de exigencia. Incluir la palabra ”Desafío” en su nombre no es una cuestión de parecer interesante, es una realidad. Los niveles planteados pueden superarse de forma tradicional, pasando de izquierda a derecha hasta llegar a la meta; pero también se incluyen una serie de retos adicionales orientados a sacar el lado más perfeccionista del jugador habilidoso. Son pequeñas exigencias, o quizás no tanto, que demuestran que en Nintendo, además de dominar el diseño de niveles, saben también apretar las tuercas al que está a los mandos.

Estos desafíos aportan un cambio de perspectiva que sienta genial a niveles clásicos. Conseguir varias vidas con un solo caparazón en el primer nivel de Super Mario World, ese que te deja una fila de Koopas dispuestos a caer irremediablemente; superar el Mundo 1-1 de Super Mario Bros. en menos de diez segundos o, alejándonos de los niveles clásicos, cosas como saltar, lanzar un caparazón hacia una pared y rebotar sobre él (todo en el aire) para alcanzar un lugar aparentemente inaccesible. Exigencias como estas son sólo una pequeña parte de la otra cara del Desafío Super Mario, una clara prueba de que en Nintendo también hay un lado bastante maquiavélico.

Super Mario Maker for Nintendo 3DS tiene la ventaja de contar con un modo que aúna la nostalgia, la locura y la exigencia. Entre guiños a grandes entregas, mezclas inverosímiles, retos para los más exigentes y, por supuesto, un centenar de niveles, el Desafío Super Mario exprime lo mejor de Mario y lo lleva al infinito. Es la consecuencia del amor de los expertos por el fontanero.

virtudes-super-mario-maker-3ds