Tensión, sudor y puños: El lado más hardcore de ARMS

Crónica del torneo de ARMS en la última Showroom en Madrid de Nintendo.

Elegimos personaje, elegimos puños y tras un “todo listo” que aparece brevemente en pantalla, escuchamos el grito que seguramente se convertirá en todo un clásico: ¡ARMS!.

Tras ese grito, no te sientes seguro en ningún momento. Todo puede pasar y nunca puedes defenderte al 100%. Ví como a un compañero le pareció buena idea defenderse al empezar su combate, ante lo cual su contrincante no dudó en contrarrestar con un agarre que le llevó irremediablemente al suelo, empezando el combate con una gran desventaja.

En mi partida, tras un intercambio variado de puñetazos, agarres y bloqueos, vamos llegando al final del tiempo con un marcador muy ajustado y a mi oponente se le enciende el piloto del ataque especial. Mis piernas tiemblan, veo el KO cerca y no dudo en evitar un enfrentamiento cercano. Pero entre coche y coche (jugábamos en el escenario de Twintelle), se produce el fatídico encuentro en el que lanza su ataque especial, que me alcanza.

Puñetazo a puñetazo me va restando vida. Cuando ya lo daba todo por perdido, el ataque se acaba y consigo escapar de esa tunda de puños con un mísero marcador de vida. Todavía tengo una oportunidad, pero mi rival, con un poco más de vida que yo, no deja de cubrirse y el cronómetro marca 5 segundos para el final, está todo perdido.

Entonces es cuando recuerdo la anterior partida que había presenciado. Lanzo mis dos puños a la vez, que agarran a mi rival y lo empujan contra el suelo, para propinarle los dos últimos puñetazos que hacen saltar las letras de K.O. a tan sólo dos segundos del final.

No sabéis la emoción y la tensión que sentimos en apenas minuto y medio. Eso y mucho más es ARMS, igual de divertido que una partida a Mario Kart, pero infinitas veces más justo. La táctica no falla, y se nota. Dar puñetazos a lo loco como en Wii Sports no servirá de nada, te lo aseguro. De hecho, para los que os preguntáis como quedé en el torneo, no pasé de la segunda ronda. Nunca he sido un portento en juegos de lucha y eso se nota. ARMS, tarde o temprano, acaba haciendo justicia.

Hará falta mucho entrenamiento y mucha técnica para llegar a dominar el, por otro lado sencillo, sistema de combate que nos propone Nintendo. Tenemos que tener en cuenta cada elemento que elijamos para la batalla (personaje, puños e incluso el escenario), dominar las distancias con nuestro rival y tener muy presente el triángulo de movimientos básicos: los puñetazos desmontan el agarre, los agarres rompen el bloqueo y bloqueando paramos los puñetazos. Un piedra-papel-tijera al que debemos añadir el resto de elementos que componen los combates de ARMS, como los ataques especiales, el juego aéreo y los dash.

ARMS, es mucho más de lo que aparenta y tiene lo mejor de los competitivos de Nintendo: Mario Kart, Splatoon y Smash Bros. Es muy divertido y tiene personajes carismáticos, funciona muy bien en el online, pero es que en el offline brilla como sólo Nintendo puede hacerlo. Es por eso que es carne de eSports, cosa que Nintendo sabe y lo va a potenciar todo lo posible, ahí tenéis el torneo del E3.

Comienza la cuenta atrás, 15 días y lo tendremos entre brazos.

¡ARMS!

Comentarios
  1. 2.
    Completamente de acuerdo en el concepto de la justicia de los combates, hace tan solo unos minutos me he cruzado con unos cuantos contrincantes que recurrían al botoneo desesperado, todos han mordido el polvo (lo mismo para los obsesionados con los agarres)
    3.
    Lo primero, debo reconocer que soy un paquete.
    Pero es un juego que ofrece muchas posibilidades, mucho mejor que el pokemon Tournament. Aún siendo malo he conseguido un par de tácticas que restaban mucha vida a los contrincantes.
    Como bien dice el texto: hay que practicar mucho!
    4.
    shezard
    Bueno, pero entonces cómo quedó el torneo... Cofcof

    WTF!!!!!! Shezaaaaaaaaaaaard! xD
    Mmmmmm como que alguien está alardeando por aquí.
    5.
    Es clave esquivar y dar los golpes en el momento adecuado, creo que es el juego que mas se parece al boxeo de verdad que he jugado nunca. Y eso que todavia no he profundizado con los diferentes guantes.
    En definitiva, un juego arcade pero con mucha miga en el control, cada movimiento es clave.
    6.
    Hoy he probado el juego y... ¿Quién decía que era lento? Tras 15 minutos no sé cuántas peleas he hecho pero un montón y estaba agotado, todo va muy rápido y hay gente que ya sabe jugar profesionalmente.
    Quizá es el problema de los juegos online que hay gente que domina muy rápido el juego y dan palizas a todo el mundo y uno que es bastante paquete se siente como una caca de la vaca y no saca nada en limpio.
    Al menos a mi me ha encantado y creo que es bastante frenético a la vez que hay que medir bien lo que haces porque a lo loco te dan "palpelo".
    Y por cierto, se ve de lujo.
    7.
    pagantipaco
    Hoy he probado el juego y... ¿Quién decía que era lento? Tras 15 minutos no sé cuántas peleas he hecho pero un montón y estaba agotado, todo va muy rápido y hay gente que ya sabe jugar profesionalmente.
    Quizá es el problema de los juegos online que hay gente que domina muy rápido el juego y dan palizas a todo el mundo y uno que es bastante paquete se siente como una caca de la vaca y no saca nada en limpio.
    Al menos a mi me ha encantado y creo que es bastante frenético a la vez que hay que medir bien lo que haces porque a lo loco te dan "palpelo".
    Y por cierto, se ve de lujo.

    Eso es al principio, luego ya vas haciendo tus cositas con los controles. A mi lo que va costando es lo de dominar el giro del puñetazo, es decir, me cuesta encontrarle la estrategia a esoo por lo menos que me resulte efectivo.
    9.
    pagantipaco
    Hoy he probado el juego y... ¿Quién decía que era lento? Tras 15 minutos no sé cuántas peleas he hecho pero un montón y estaba agotado, todo va muy rápido y hay gente que ya sabe jugar profesionalmente.
    Quizá es el problema de los juegos online que hay gente que domina muy rápido el juego y dan palizas a todo el mundo y uno que es bastante paquete se siente como una caca de la vaca y no saca nada en limpio.
    Al menos a mi me ha encantado y creo que es bastante frenético a la vez que hay que medir bien lo que haces porque a lo loco te dan "palpelo".
    Y por cierto, se ve de lujo.

    Me alegro que te encante colega, entre más lo juegas vas viendo como te vas adaptando al control, estilo de juego, etc. Después que lo pilles bien veras como das palizas, y las batallas se vuelve muy competitivas con oponentes experimentados, en estas batallas a veces el ganador se decide al acabar el tiempo.