Impresiones Super Smash Bros. Ultimate desde Gamepolis

Revogamers estuvo en Gamepolis, la feria malagueña del videojuego que este año ha tenido una gran presencia nintendera. En nuestro […]

Revogamers estuvo en Gamepolis, la feria malagueña del videojuego que este año ha tenido una gran presencia nintendera.

En nuestro anterior artículo os hablamos de manera global de los títulos que la Gran N llevó a este espacio, sin embargo, hubo uno que sobresalió sobre el resto, y no fue otro que Super Smash Bros. Ultimate, la última entrega del gran crossover del mundo del videojuego que llegará este diciembre en exclusiva a Nintendo Switch.

Como la ocasión lo merecía, contamos con las impresiones de dos redactores que os relatarán de primera mano las sensaciones que las transmitió tan ansiado título.

La opinión de David Terreu

Que nadie tenga dudas: estamos ante un juego de la saga Smash Bros. completamente nuevo, presentado en este E3 con el lema “Everyone is here!” (¡Regresan todos!). ¿Qué significa esto? pues que Sakurai ha traído todos y cada uno de los luchadores de la historia de la saga, sin dejarse ni uno. Es como si hubiera metido todos los juegos de Smash en una batidora y el resultado fuera este Ultimate.

Pero la cosa no queda ahí, sino que también ha añadido más personajes (y los que quedan por anunciar), Inkling que ya se vio en el tráiler de presentación del juego, el aclamado Ridley y también Daisy, un clon (bautizados como Echo Fighters) de Peach.

LA DEMO DEL EVENTO

La demo disponible en Gamepolis era exactamente la misma que la del E3, incluyendo idioma, ya que estaba en inglés, pero nadie duda que aquí llegará perfectamente traducido.

Tampoco estaban todos los luchadores disponibles, pero sí tenía la nada despreciable cifra de 30 luchadores disponibles, incluyendo los nuevos Inkling y Ridley que, como no podía ser de otra manera, tenían que ser mis prioridades al elegir luchador.

Durante los 4 combates que pude disputar únicamente el viernes, también pude probar el “nuevo” mando GameCube personalizado con el logo de Smash Bros., así como jugar con el mando Pro de Switch.

Pude probar los combates todos contra todos de 3 y 4 luchadores, y una por equipos.

El luego luce espectacular, tanto gráficamente como en fluidez (hasta los Pokémon y Ayudantes parecían ir a 60 fps) y con unas animaciones muy limpias.

Agujero negro en Super Smash Bros. Ultimate

El juego es más rápido que las versiones de Wii U/3DS, y las nuevas técnicas incluidas, especialmente el “Directional air dodge“, le dan una riqueza todavía mayor. Esta técnica en concreto que a muchos les ha recordado a Super Smash Bros. Melee va a ser uno de los cambios más a tener en cuenta si vienes de Brawl o de la entrega para Wii U.

La demo tenía 23 escenarios, entre los que se encuentran desde el primer Smash de N64, hasta el último de Wii U, como un par de ellos nuevos (Torres Merluza de Splatoon y Torre de la meseta de Zelda BOTW). Y una peculiaridad de esta entrega es que, al contrario que en las demás, aquí el escenario se elige antes de elegir personaje. Así podréis adaptar vuestro personaje al escenario elegido.

LOS PERSONAJES

El primero que probé fue, como no podía ser de otra manera, Ridley. Y se puede resumir en que es tan bestia como parece. Es un personaje enorme, con mucha fuerza (su Down Special hace casi 60 % de daño), y con mucha rapidez. Es un personaje para ir a saco con fuerza bruta, como puede ser Bowser por ejemplo, con ese plus de velocidad.

La parte mala es precisamente su tamaño, ya que hace que los ataques sean extremadamente difíciles de esquivar, especialmente es combates a 4 (o a 8 que incluirá la versión final).

El segundo fue Inkling, otro de los nuevos. El personaje es muy fiel al juego original, cada uno de sus ataques los realiza con un arma distinta de las que puedes usar en el juego, y encima te quedas sin tinta, así que tienes que ir recargando de vez en cuando para no ser muy vulnerable. A diferencia de Ridley, Inkling tiene pinta de ser un personaje mucho más técnico. Tanto por el tema de la tinta, como por calcular bien el timing de las bombas (que me sorprendió ver que eran su Down Special), o incluso el poder enterrar al rival con el rodillo.

A partir de aquí, había tantas opciones que no sabía cuál escoger, pero finalmente me decidí por Ganondorf y Donkey Kong.

De Ganondorf quería ver el uso de la espada que ya se vio en el E3 y no me defraudó. Es como tener al Ganondorf de siempre pero mejorado por el aumento de velocidad general del juego y un mayor rango de ataques Smash. La espada llega bastante lejos (al menos más que antes con sus puños) y tienen una fuerza digna del rey de los ladrones. Si te gustaba el personaje, te gustará más todavía en Ultimate

Con Donkey Kong quería ver si era más rápido, como pareció verse en el E3, ya que era un personaje que me gustaba de antes, y sí, lo es. No cambia una barbaridad como Ganondorf, pero sí se nota que los ataques los ejecuta más rápido, especialmente el Foward Air. Sigue siendo el mismo Donkey Kong de siempre, así que si te gustaba de antes lo seguirá haciendo, y si no lo hacía, seguirá sin gustarte a pesar del aumento de velocidad.

CONCLUSIÓN

Si por mi fuera, me hubiera pegado los 3 días jugando al juego probando todos y cada uno de los personajes que incluía la demo, pero no pudo ser.

Las primeras impresiones son inmejorables, control exquisito, fluidez continua y la diversión característica de la saga.

Espero que Nintendo saque en la eShop una demo pronto para que todo el mundo pueda disfrutar de las novedades que trae el título a nivel de personajes (porque seguro se guarda muchas sorpresas Sakurai), y así se hará más amena la espera hasta diciembre.

Ayudante Bomberman en Super Smash Bros. Ultimate

La opinión de Jesús Fonseca

Parecía que era ayer cuando Nintendo lanzó aquella presentación de marzo en la que pudimos celebrar la llegada de una nueva entrega de la saga Super Smash Bros. para Nintendo Switch, anunciada a través de los ojos de una Inkling. Llenos de hype, el teaser nos dejó con muchas preguntas sin resolver: ¿qué personajes incluirá?, ¿será un port de Smash Bros. for Wii U?, ¿por qué Link tiene el diseño de Breath of the Wild? Todas estas preguntas verían sus respuestas el 12 de junio, día de la presentación de E3 de Nintendo que se centraría en Smash Bros. sobre todo. Fue esa misma presentación la que acrecentó aún más nuestras ganas de probar aquella apoteosis de los juegos de lucha y, por fin, apareció un atisbo de esperanza.

El pasado viernes 20 de julio tuve la oportunidad de probar Super Smash Bros. Ultimate en un evento cerrado organizado por Nintendo en Gamepolis, la feria de videojuegos malagueña que ocupó todo ese fin de semana. Nervioso, pero con el hype por las nubes, Super Smash Bros. Ultimate fue el primero de los stands disponibles en el evento a los que le eché el guante.

Tras haberle dedicado numerosas partidas, puedo concluir que presenta una clara diferencia con respecto a las anteriores entregas en términos de jugabilidad. Tal y como se ha adelantado previamente, Super Smash Bros. Ultimate tiene un foco más orientado al mundo competitivo que se percibe sobre todo en una aceleración de las mecánicas. La agilidad incrementada de los movimientos de todos los personajes, esa propulsión al recibir un golpe, los acortados Smash Finales… Sakurai busca satisfacer la sed de rapidez de la audiencia hardcore, y lo ha conseguido. Pero tampoco ha perdido ese afán por complacer a la audiencia menos dedicada, potenciando aún más esa faceta casual mediante la inclusión de más objetos y ayudantes, entre otros ajustes.

Knuckles Super Smash Bros. Ultimate

En primer lugar, hablemos de la versión que tuve la oportunidad de probar. Tanto el plantel de luchadores como el de escenarios a escoger estaban incompletos, pero nos daba una gran variedad de opciones a elegir. Cabe mencionar que no podíamos activar los modos Omega ni Campo de Batalla de los escenarios, así como tampoco controlar el modo de juego ni la aparición de objetos.

Cabe decir que los jugadores más experimentados del anterior Smash quizá deban pasar por un pequeño período de adaptación a las nuevas físicas implementadas para poder mantener su rendimiento. La novedad de este entorno me costó, en más de una ocasión, algún que otro movimiento patoso que mis rivales supieron explotar para llevarse la victoria. Uno de los cambios que más noté mientras jugaba fue el realizado en las mecánicas de esquive. Como bien se explicó en la presentación del E3, si realizas numerosas evasiones consecutivas, el juego te penalizará en forma de más frames de animación que el oponente podrá utilizar a su favor asestarte un buen par de mamporros. Durante las partidas que jugué, me dio la sensación de que esa penalización se aplicaba también en los aterrizajes de las esquivas aéreas, cambiadas también para esta nueva entrega.

Habiendo dicho esto, queda hablar de cambios en los movimientos. Hace poco hablé de cómo Sakurai y su equipo han pensado en girar el foco al mundo competitivo mediante el incremento de rapidez en la acción del juego. Otra de las medidas que ha tomado ha sido el balanceo, no solo de mecánicas, sino el de los propios contendientes. Es el caso de personajes como Mario o Sheik, cuyo potencial para encadenar golpes se ha visto drásticamente reducido en esta nueva entrega. Otros personajes, como Ness o Sonic, traen consigo nuevos movimientos, supongo que con el fin de refrescar un poco el estilo de juego requerido para aprovechar a dichos combatientes.

Campo de batalla en Super Smash Bros. Ultimate

No podías probar aquellos stands de Super Smash Bros. Ultimate sin jugar como mínimo una vez con los novedosos Ridley y Chica Inkling. Una de mis primeras partidas, de hecho, fue con el enorme pirata espacial, con el que conseguí ganar algunas partidas gracias a que pude acertar algunos abajo-B, movimiento que incrementa muchísimo los porcentajes rivales sin propulsarlos fuera del escenario. A pesar de la expectación que rodeaba a Ridley, tenía muchas más ganas de mandar por los aires a mis rivales con Chica Inkling, cuya mecánica de entintado, aunque interesante, me costó bastante adoptar en mis combates. La protagonista de Splatoon no solo debe procurar llenar de tinta a sus rivales para poder infligir más daño, sino que debe tener cuidado de no agotar sus reservas de tinta, las cuales puede recargar pulsando botón de escudo + abajo, planteando así un estilo de juego tan diferente respecto al resto de integrantes del roster que quizá no sea del agrado de todos.

Super Smash Bros. Ultimate atemorizó a sus fans con la posible amenaza de una experiencia demasiado similar a Super Smash Bros. for Wii U., llevando a algunos a especular con la idea de que se trataría de un port del mismo. Nada más lejos de la realidad, el nuevo miembro de la familia Smash aporta una perspectiva completamente distinta y suficientemente novedosa, heredando de sus primogénitos la inigualable calidad de la diversión que tanto caracteriza a esta franquicia nintendera.

Torre de la meseta Super Smash Bros. Ultimate

Comentarios