Portada » Artículos » Impresiones - Ever Oasis

Impresiones - Ever Oasis

La próxima aventura de Koichi Ishii, padre de la saga Secret of Mana, está a la vuelta de la esquina y tras un anuncio y un desarrollo que no han llamado mucho la atención ya hemos podido probar en profundidad lo que Ever Oasis será. Nos han dejado una horita a solas con el juego en una fase avanzada, aseguraban que unas 10 horas siendo lentos nos podía llevar hasta llegar hasta este punto en el que desafiábamos una mazmorra en todo su esplendor.

Antes de empezar a jugar nos explican un poquito qué es Ever Oasis. Nintendo lo describe como un RPG clásico adaptado a los tiempos modernos, a las 3 dimensiones y para 3DS. Hacen hincapié en que es un juego desarrollado por los responsables de llevar The Legend of Zelda: Ocarina of Time y Majora´s Mask a la consola portátil de Nintendo y es por ello que hay que tenerlos en cuenta. Y, por último, la cantidad de contenido que hay en el juego tanto en personajes, que llegan hasta los 50, como las posibilidades de gestión y la propia historia del juego.

Una vez situados a los mandos del juego nos damos cuenta que por misión podemos llevar un equipo de tres personajes, cada uno con sus propias habilidades. La gestión de los equipos y las habilidades será algo fundamental puesto que de entre los personajes que tengamos a nuestra disposición en nuestro oasis tendremos que elegir a aquellos que nos acompañan y por tanto ganan experiencia y desarrollan sus habilidades o dejarlos en su tienda ganando felicidad y desarrollando su negocio con nuevos objetos que nos pueden servir, algo verdaderamente complejo. Nuestro equipo se conformaba de Thelei, la personaje femenino principal del juego, cuya habilidad es el poder del viento; Loto, un pequeño personaje capaz de convertirse en una pelota en una planta para pasar por agujeros y superar puzzles, y Miu, personaje alto y con una lanza que sirve para alcanzar lugares elevados, activar palancas y dar la vuelta a objetos grandes.

La mazmorra en la que nos adentrábamos suponía pequeños retos en forma de puzzle o desafío para poder avanzar a través de las salas que lo componían, como si un juego de la saga Zelda se tratase. El superar. Los puzzles se basan en usar las habilidades de los personajes que llevamos o en derrotar a todos los enemigos de una sala que nos cortan el paso. Otro elemento para superar la mazmorra son las llaves, en la que nos encontrábamos había una llave pequeña que nos seria para avanzar simplemente y otra grande para acceder a la batalla contra el jefe de la mazmorra, nuevamente similitudes con The Legend of Zelda.

Los combates son libres, es decir, cuando un enemigo aparece frente a nosotros podemos luchar contra él de la manera que queramos o con cualquiera de los personajes que llevamos en el equipo y moviéndonos por todo el espacio de la sala. En los combates tenemos las armas que equipamos, el equipamiento solo se puede cambiar una vez que estamos en nuestro Oasis, y tenemos un golpe fuerte con A y otro más débil con X. También podemos usar el poder del viento del personaje para derrotar enemigos, y en un caso será indispensable: en los enemigos de Arena y Caos que aparecen y usar este poder es la mejor manera de acabar con ellos, también hay que tener cuidado con estos enemigos pues si se acercan a un montón de arena recuperan salud y crecen de tamaño. Como dato curioso, cuando derrotamos a un enemigo cualquiera no mueren sino que simplemente los hacemos tan pequeños que salen huyendo.

En el caso de que uno de los personajes pierda toda su barra de vida en el combate, se desmaya y va recuperando vida poco a poco hasta que se rellene de nuevo. Podemos acelerar el proceso acercándonos y pulsando repetidamente el botón A. Si se desmayan todos los integrantes del equipo, la partida termina y tenemos que regresar hasta el ultimo punto de guardado. A lo largo de la mazmorra hay varias plataformas doradas coronadas por una esfera azul en la podemos guardar nuestro progreso y regresar al Oasis directamente desde ese punto, sin tener que hacer todo el camino de vuelta.

A lo largo de la mazmorra nos encontramos agujeros para pasar por dentro con una habilidad, bombas que activamos con el poder del viento, puzzles basados en subir y bajar el nivel de arena y una emboscada para abrir el cofre en el que se haya la última llave, todo ello para poder avanzar, pero también existen retos que solo sirven para poder obtener objetos y equipamiento. Pero si tenemos algo por seguro, es que no podemos completar una mazmorra al 100% en nuestra primera visita, sino que tenemos que regresar con otros compañeros y otras habilidades para poder explorarla a fondo y conseguir así cualquier objeto que pudiese quedar atrás en una visita anterior.

Una vez que superamos todo y accedemos a la cámara final donde se encuentra el jefe de la mazmorra nos toca luchar por nuestra vida ya que hemos mancillado su letargo. El jefe de esta mazmorra era un tótem con cabeza de león y una esfera azul en su base que servia como punto débil. La batalla consistía en esquivar mucho y golpear cuando pudiésemos para acabar con la barra de vida. Sus ataques eran principalmente tres: unos rayos láser procedentes de sus ojos que explotaban cuando estaban todos en el suelo, una buena cantidad de vasijas que dejaba caer sobre nuestra cabeza y un ataque de área que acababa con varios montones de arena en la sala y uno de ellos tapando la esfera, tenemos que despejarlos con el poder del viento. El jefe también se podía elevar y moverse para hacer más difícil nuestra tarea.

Una vez derrotado el jefe de la mazmorra, veíamos una secuencia en la que prometía ayudarnos a acabar con el Caos y se abría una sala adyacente en la que un gran cofre destacaba. Nos acercamos al cofre y lo tenemos que abrir con el poder del viento, dentro un artefacto llamado “cuarzo azul” del que nos aseguran que hay más en el juego y que tienen su utilidad. Nuevamente de manera parecida a cómo lo hace The Legend of Zelda, aparece una plataforma azul por la que podemos volver directamente a nuestro Oasis.

Una vez que llegamos al Oasis nos dirigimos a ver a Esna, una djinn del agua, y le entregamos el cuarzo azul provocando que se desbloquee una zona del Oasis, que vengan nuevos visitantes y por tanto nuevos compañeros de aventura, que vengan más pinbuhinos y aumente el poder del viento de nuestro protagonista.

Hasta aquí pudimos probar de Ever Oasis, la nueva aventura del padre de Mana, y que promete horas y horas de diversión tanto a la hora de completar la aventura, superar todas las mazmorras y conseguir que nuestro oasis sea el mejor. Es un juego que parece difícil de completar al 100% y tiene muchas similitudes a otros juegos de la familia Nintendo como The Legend of Zelda o Fantasy Life.

 

¿Te ha Gustado?

0 0
Comentarios
Comentarios

Para comentar tienes que estar logueado

Si no tienes una cuenta, puedes crearte una al instante para comentar.

Este debate contiene 0 respuestas, tiene 1 mensaje y lo actualizó  David Gómez hace 1 año, 5 meses.

Debes estar registrado para responder a este debate.

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.