Portada » Artículos » E3’18 y Revogamers. Nuestra opinión sincera.

E3’18 y Revogamers. Nuestra opinión sincera.

Nintendo E3 2018

Ay el E3, el E3’18. Este año 2018 ha sido, cuanto menos, controvertido. Con más de 25 minutos de los 44 del Nintendo Direct dedicados a un solo juego, Smash Bros. Ultimate, ha conseguido batir el récord que ostentaba (creo) Nintendo Land en la ¿fatídica? presentación de Wii U. La diferencia es que, en realidad, la otra mitad del Direct había estado cargada de juegos, lo que permite una sensación agridulce y el debate. Por eso hemos querido saber qué opina la redacción de Revogamers y, de paso, qué opináis vosotros también.

Alberto Comeche – “El que se desespera es porque quiere

Nintendo y los E3, la relación entre estas dos entidades no puede ser más dispar a lo largo de los años. El E3 2017 fue catalogado por muchos usuarios como uno de los mejores que ha dado la gran N en los últimos años, sin embargo, este 2018 el término más utilizado por la inmensa mayoría ha sido el de decepción.

Decepción por no haber encontrado lo que esperaban en su prototipo de conferencia. Decepción por no haberse enseñado nada de juegos de los que ya conocíamos su existencia como Bayonetta 3, Metroid Prime 4 o el propio Yoshi. Y decepción “e incredulidad” por haber dedicado más de la mitad del tiempo del direct en presentar un único juego, Super Smash Bros Ultimate.

Puede que yo sea la persona con menos sangre del mundo para todo el que me esté leyendo, pero considero que uno solo puede decepcionarse de esa forma si ya previamente lleva a la espalda una mochila de sobre-expectativas. Bien es cierto que el tiempo dedicado a Smash Bros esta completamente desbalanceado, que una mejor distribución de los tiempos para cada uno de los juegos que se enseñaron el martes habría dejado a los usuarios con un mejor sabor de boca, pero hasta ahí comparto las sensaciones de la mayoría.

Nintendo ha vuelto a retomar lo que venía haciendo hasta el direct del E3 2017, y es enseñar los juegos que entran dentro de un año fiscal. Y a pesar de lo que pueda parecer, considero que de contenido vamos ampliamente servidos de aquí a final de año, ya que, gracias a dios, Switch va algo más holgada de catálogo third party que sus predecesoras, lo que da más margen a Nintendo para trabajar en sus proyectos y enseñarnos con pelos y señales todo lo que pueden dar de sí los que ya están a la vuelta de la esquina, véase el caso Smash Bros o Pokémon let’s go.

No niego que me habría encantado que se cerrara la conferencia con un par de teasers de juegos para el futuro o que se hubiese mostrado a Samus o Bayonetta en movimiento, a nadie le amarga un dulce. Pero lo cierto es que veníamos de muy arriba y todos deberíamos saber ya como es Nintendo, despacito y con buena letra. No defiendo la forma en la que se estructuró la conferencia (aún siendo un férreo seguidor de la saga Smash) pero sí que el catálogo es bastante más amplio de lo que pueda parecer. Y a aquellos que puedan tener miedo de todo lo que no se ha visto os remito a la una frase de líneas atrás pero con coletilla “todos deberíamos saber ya como es Nintendo, pero también lo que es capaz de hacer”.

Christian Amor – “Faltaron los fuegos artificiales

Un Pokémon descafeinado y el Super Smash Bros más grande hasta la fecha. Estas son las bazas de Nintendo para lo que queda de 2018, un año que no cumple con la difícil misión de mantener el momentum ganado el anterior con un ritmo frenético de lanzamientos. ¿Deben sonar las alarmas por este hecho? Desde luego que no.

Aunque se incendiaran las redes sociales tras el “documental” sobre Smash Bros en sustitución al Direct, o la noticia sobre la caída en bolsa de Nintendo tan sonada en los medios, cabe recordar que Nintendo Switch lleva poco más de un año en mercado. Desde luego que la compañía ha perdido una magnífica ocasión para “ganar” el presente E3, pero eso no aleja a los jugadores de la híbrida de un fin de año decente.

Un Smash Bros que una generaciones de luchadores bajo el pseudónimo “Ultimate”, un Pokémon que, aunque casual e ideal para nuevos entrenadores, prometa sacar las emociones con una nueva visita a Kanto, imponentes third-party como Dragon Ball FighterZ o Dark Souls Remastered. Razones para llorar desde luego que no hay.

Sin embargo, faltó “EL” anuncio, un broche de oro, el megatón. Metroid Prime 4  se perdió la cita por no estar “listo para ser mostrado” parafraseando a Reggie, Fire Emblem y Yoshi  se mudan al 2019, ni añoradas sagas ni próximos juegos en otras consolas han sido anunciados en Switch. Sin duda, hechos que opacan la actuación de Nintendo.

¿Razones para llorar? Seguramente. Sin embargo, Nintendo Switch cuenta con importante contenido de cara a encarar los últimos compases del año. No hay necesidad de ser pesimista. No hay necesidad de empuñar un cuchillo contra Nintendo. Como quien dice, Nintendo Switch recién acaba de empezar a andar.

Manuel Mena – “Fallaron las formas”

El principal problema de Nintendo en su conferencia fueron las formas, ya que la presentación iba bastante bien hasta el minuto 16:40. A partir de ese momento, Sakurai y su Smash tomaron el protagonismo y se acabó la Direct. Ni siquiera dejaron un hueco para una sorpresa final, todo terminó de mala forma y eso dejó muy mal sabor de boca. Las filtraciones previas y el poco tiempo dedicado a juegos que merecían mucho más, hacen que las sensaciones de este E3 sean negativas, ya digo, más por la estructura, que por el contenido.

No soy partidario de vender humo, sin embargo, creo que Nintendo tenía muy buena materia prima para triunfar en este E3 sin apenas esforzarse. Hay juegos que conocemos y que resulta sorprendente que no tuvieran un hueco en la conferencia. Bayonetta 3, Metroid Prime 4 o Yoshi son títulos que están en desarrollo desde hace tiempo y hubiese estado bien saber el estado en que se encuentran. Es cierto que si miramos todo lo que está por venir, más sorpresas que seguro se anunciarán, el 2018 va a quedar como un año muy decente. No obstante, el E3 era para ilusionar al fan, un escaparate al mundo en el que decir que Nintendo Switch es la consola con el <<en este momento de la narración, unos ninjas aparecieron y se llevaron a Manuel para grabar un progama de Revoradio>>

Gaizka Iruretagoyena – “Decepción

Decepción. Esa es la palabra que creo que describiría a la perfección la sensación de todos los fans de la gran N tras la finalización de su Nintendo Direct especial E3 2018. Decepción y tristeza, unida con rabia. Lo menos importante de una E3 es quien lo gane, porque eso es meramente personal. Lo que deben triunfar son los juegos. Algo que en la de Nintendo no faltaron, eso desde luego, pero sí faltó algo muy importante. La ilusión. Nos hemos quejado e incluso reído de otras compañías cuando venden humo o prometen todo a futuro y sin fechas. Ahora los motivos sobran para quejarnos de Nintendo por hacer, justamente, todo lo contrario. Por vivir única y exclusivamente en el presente.

Una Nintendo Direct que se ventiló en su primera mitad casi todo lo conocido y con alguna sorpresa como Daemon X Machina, Dragon Ball FighterZ y Fire Emblem Three Houses, además de dejarnos con la boca abierta con el fantástico DLC de Xenoblade Chronicles 2. Sin embargo, después de eso comenzó el suplicio. No por malo, sino por eternamente largo. Es triste que un título tan brutal como Super Smash Bros Ultimate puede aburrirnos, pero lo hizo, y con creces.

A Nintendo el E3 ya no le interesa. No lo hace desde hace varios años y eso es una lástima. Tiene sus 4-5 Nintendo Direct al año y va dividiendo las sorpresas entre ellas. Sin embargo, el E3 es el evento más importante y multitudinario del año donde están puestas todas las miradas. Por eso mismo no se puede hacer así de mal en un evento de tal magnitud. No lo podían haber organizado peor.

Entiendo que sólo quieran mostrar lo que existe, lo que tendremos en un futuro próximo, en 6-9 meses. Pero una consola no se vende con el presente y los jugadores tampoco pueden vivir sólo en el presente. Hay que ilusionar a futuro. Una consola debe tener un presente interesante y variado y un futuro prometedor. El futuro de Nintendo Switch es una completa incógnita. Cuenta por fortuna con un presente bastante sólido y un futuro a corto plazo interesante, pero a largo plazo apenas sabemos nada.

Faltó justamente eso en la presentación, ilusión a futuro. Bayonetta 3, Metroid Prime 4, o algún otro bombazo que pueda llegar a mediados o finales de 2019. Aunque fuese un breve tráiler. Nos tocará esperar a la próxima Nintendo Direct.

Marcos Catalán – “¿Dónde está RETRO?

Parafraseando la cinta de Agustín Díaz Yanes, nadie hablará de este E3 cuando hayamos muerto.

La feria californiana sirvió como confirmación de dos cosas: hay un estancamiento absoluto en las grandes superproducciones cuando la mitad son de gatillo fácil y la otra mitad parecen Tenchu y Nintendo, o su departamento de marketing, todavía no se han enterado de qué queremos ver en el Convention Center de Los Ángeles.

La presentación empezó bien, muy bien de hecho, con un Daemon X Machina que entra por los ojos y que luego, investigando quién está detrás, no hace sino que deseemos que llegue ya 2019 para catarlo. Siguió con el DLC de Xenoblade Chronicles 2, que se perfila como uno de los contenidos descargables más completos hasta la fecha; y luego vinieron Reggie y Pokémon, pero, por suerte, no se quedaron demasiado. Super Mario Party es la enésima entrega de una saga que huele, aunque quizás esta entrega le sacuda un poco el polvo. Fire Emblem es lo que esperábamos y en lo poco que vimos de él ya se adivinaron multitud de novedades, solo espero que sea una única entrega. Tampoco quiero olvidarme de Overcooked! 2, ni de Octopath Traveler, ambos con pintaza y que están casi aquí ya.

Y luego, lo de luego no tiene nombre, 2 minutos para 26 títulos, una media de poco más de 4 segundos y medio por juego, y eso que había nombres como ARK, Dragon Ball FighteZ, The World Ends with You, Mario Tennis Aces o Dark Souls. Peor lo peor no fue eso, ya que muchos pensamos que se quitaban paja para dejar sitio a lo gordo, lo peor es que lo gordo, que fue Super Smash Bros. Ultimate, se comió los 25 minutos siguientes. Sí, puede que los merezca, pero no ahí.

Si tan solo hubieran quitado un cuarto de hora de Smash y acabado con Samus andando hacia la cámara…

¿Dónde está Retro?

Arturo Albero – “No me gusta Smash :(“

Así que imaginaos mi opinión del Nintendo Direct. Como han comentado mis compañeros y habéis leído ya mil veces, todo iba bien hasta que llegó Smash Bros. Ultimate. De hecho, tenía la sensación de que iba muy deprisa y, ay iluso de mí, creía que eso era síntoma de que todavía tenían mucho que mostrar.

Pero bueno, nos hemos enterado de que las voces de las diferentes versiones de Ike son ligeramente distintas y de que los efectos que hace Bayonetta al disparar varían según si usas el modelo del primero o del segundo. No podía contener la emoción. Gracias Nintendo.

Hubo muchos juegos que me gustaron, a los que quizá se les dedicó poco tiempo, pero también encontré grandes (y graves) ausencias. Hablo de ese Metroid Prime 4 y de ese Yoshi nuevo. Pero no solo de eso, sino de que también veo el calendario de final de año un poco vacío en cuanto a grandes títulos de Nintendo. De hecho, sólo están el Smash y el Let’s Go -pokémon de tu elección- (que no, no vale por dos). Si cogemos un intervalo de dos meses cualquiera de 2017 encontramos mejores lanzamientos que en toda la campaña de final de año (desde septiembre hasta diciembre) de 2018. Especialmente si no te gusta el Smash Bros. Ultimate. Con Smash me pasa como con Pokémon, por muchas novedades que metan, como soy un jugador normal (un casual de esos), me parecen todos iguales. En los 25 minutos no vi nada que me llamara la atención, ni siquiera anunciaron un modo historia para hacerlo más entretenido.

En fin, será una buena época para explorar qué se cuece en las otras plataformas (PC en mi caso) o explorar la gran cantidad de juegos de presupuesto medio que se está llevando Nintendo Switch. Porque, vale, no hemos tenido una gran explosión de juegos potentes de Nintendo para este fin de año (solo Smash), pero contamos con una cantidad enorme de juegos de segunda orden, como Octopath Traveler o Tales of Vesperia, que aprovecharán el “hueco” para hacerse con su espacio en mi estantería. En definitiva, me gustó todo menos el Smash., y de éste solo me molestó la desmedida cantidad de tiempo que le dedicaron para mostrarnos hasta la mayor tontería (que habría pegado mejor en un Smash Direct, que de esos hubo en la época de Wii U).

Os he engañado a todos, pasaré todo ese trimestre jugando a Xenoblade Chronicles 2 – Torna The Golden Country. ¡Menuda maravilla! Aporta más novedades a Xenoblade Chronicles 2 de las que puedes encontrar entre dos entregas consecutivas de Assassin’s Creed. Y encima con edición física, ¿qué más se puede pedir? Enhorabuena, Monolith Soft.

Escrito por
Compositor, aficionado a los videojuegos y colaborador en Revogamers desde casi sus inicios. Mi tarea en la web es coordinar análisis, impresiones y artículos, así como ejercer de redactor y procurar que haya contenido todos los días.

¿Te ha Gustado?

0 0
Comentarios

Para comentar tienes que estar logueado

Si no tienes una cuenta, puedes crearte una al instante para comentar.

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.