Portada » Artículos » Region Free – #01 For the Frog the Bell Tolls

Region Free – #01 For the Frog the Bell Tolls

Region Free, ¡el comienzo de una nueva era!

Estrenamos sección en Revogamers y en ella un servidor quiere rendir un pequeño homenaje a todos aquellos juegos que nunca llegaron a nuestras tierras. Son cientos de títulos que por diversas razones se han quedado por el camino y lo que es peor, que por culpa del bloqueo regional de la mayoría de las videoconsolas de Nintendo, no se han podido ni importar. Por este motivo con Region Free quiero que vayamos rescatando del olvido algunas de estas joyas que nos hemos perdido y por eso hoy empezamos con este For the Frog the Bell Tolls.

For the Frog the Bell Tolls, embrión de Zelda: Link´s Awakening

Kaeru no Tame ni Kane wa Naru, que es como se le conoce a este juego de Game Boy en Japón, toma su nombre de la clásica novela Por quién doblan las campanas de Ernest Hemingway. Pero lejos de ambientarse en la Guerra Civil Española, el juego desarrollado por el Team Shikamaru con el apoyo de Intelligent Systems, narra el cuento de dos jóvenes príncipes: nuestro protagonista, el Príncipe del reino de Sablé, y su amigo y rival, el Príncipe Richard del reino de Custard. Pero un día, mientras ambos combatían, les llega la noticia de que la Princesa Tiramisú del reino Mille-Feuille ha sido capturada por el malvado rey Delarin y toca acudir a rescatarla. Vamos, la trama preferida de Nintendo, aunque en esta ocasión es mucho “más dulce” de lo habitual, dado que la mayoría de nombres provienen de la repostería.

For the Frog the Bell Tolls

Dicho así, el planteamiento suena bastante típico, pero aquí el aliciente se esconde en que hay que lograr rescatar a la princesa antes de que lo consiga nuestro amigo y rival. De esta forma da comienzo una aventura que a primera vista a muchos os recordará al clásico The Legend of Zelda: Link´s Awakening y no es de extrañar, pues dicho Zelda se lanzó unos meses después a este For the Frog the Bell Tolls reutilizando, entre otras cosas, el mismo motor.

Una aventura repleta de ranas y serpientes

Así pues nos embarcamos en una clásica aventura con vista cenital, que se transforma en un plataformas 2D una vez accedemos dentro de una cueva o una mazmorra (muy similar a lo visto en algunos tramos del citado Link´s Awakening), en el que tenemos que recurrir constantemente a transformarnos en ranas o serpientes con tal de superar los múltiples obstáculos que nos encontramos por el camino y todo ello sin olvidarnos de su peculiar y polvoriento sistema de combate. Un sistema de lucha automática en el que, por turnos, cada oponente inflige un golpe al rival y que llega a su fin cuando uno de los dos se queda sin ningún corazón (si habéis jugado al juego de Tingle para Nintendo DS, el concepto os resultará familiar).

Por último, no puedo finalizar sin dejaros de comentar un par de datos curiosos de este For the Frog the Bell Tolls como son el cameo del Príncipe Richard y su ejército de ranas en Link´s Awakening o, como es habitual en los juegos en los que Kazumi Totaka ha participado como compositor, la oculta presencia en él de la clásica Canción de Totaka. Lógicamente, el juego nunca ha llegado por nuestras tierras, pero desde hace unos años existe una traducción no oficial al inglés, creada por un fan, que nos permite disfrutarlo en un idioma más accesible.

Y así llegamos al final de esta primera entrega de Region Free, una sección en la que cada mes os quiero dar a conocer algunas de esas joyas extraviadas de los catálogos de Nintendo, como esta divertida aventura de Game Boy de 1992 o el colorido y alocado título con el que espero que me acompañéis de aquí a un mes, en el próximo capítulo de Region Free.

Escrito por
Seguero sin patria. Revogamer de adopción.

¿Te ha Gustado?

0 0
Comentarios

Para comentar tienes que estar logueado

Si no tienes una cuenta, puedes crearte una al instante para comentar.

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.