Portada » Artículos » Opinión » Wii, para la historia

Wii, para la historia

Wii muere matando y se despide galardonada con la medalla a la consola más odiada y querida a la vez de la historia.

Wii tiene el extraño honor de ser la consola más odiada y querida a la vez de la historia. Hablas sobre ella con gente que no la tiene y se ríen de ti (sobre todo si poseen una HD). Muchos usuarios, no obstante, se han sentido realmente defraudados por no poder disfrutar con plenitud del género dominante en este lustro: El del First Person Shooter. Amor y odio por Nintendo, resentimiento y muchas bocas escupiendo “Nintendo Doomed” por doquier se pueden observar a día de hoy en todas las comunidades multiplataforma del planeta. Pero luego resulta que tenemos el mejor catálogo first party de la historia.

Los juegos de Nintendo, para la historia

Nintendo ha premiado a sus fieles con el mejor juego de Mario de la historia reciente, que no es otro que Super Mario Galaxy 2, superando desde mi punto de vista y desde el de muchos otros al genial y antaño insuperable Super Mario 64. Con él se consiguió hacer que cualquier jugador, hasta el más vago, se sintiera motivado para terminar el juego al 100%, estrellas verdes incluidas. Estas últimas no hacían otra cosa sino mostrarnos lo rematadamente bien que estaban diseñados los niveles y el grado de perfección que había conseguido el control, gracias a una simplificación de conceptos que no solamente no restó, sino que sirvió de suma a la ya incuestionable calidad de la saga insignia de Nintendo.

wii historia

No contentos con ello, Eiji Aomuna y los suyos pusieron toda la carne en el asador para intentar hacer el mejor Zelda de la historia. No lo consiguieron, pero lograron presentar hace unas semanas el juego más gratificante de la historia según nuestro analista José Manuel Bringas. Skyward Sword es ya un hito jugable que seguramente no se iguale en muchos años. Supone al control de movimiento lo que Ocarina of Time supuso en su día a las aventuras 3D: El referente.

Pero claro, los estudios asociados a Nintendo tampoco se iban a quedar con los brazos cruzados. Monolith soft consiguió con su fantástico Xenoblade Chronicles renovar y redefinir el género de los RPGs de corte oriental. ¿Cómo lo hicieron? Muy fácil, cogieron la sobada fórmula de los clónicos del World of Warcraft y la mezclaron sabiamente con la más manoseada aún de los RPGs orientales. Al final consiguieron un juego que ha cautivado a público y crítica y que además ha supuesto la acentuación de un odio inefable de los jugadores americanos contra Reggie y Nintendo of America por no publicarlo en el nuevo continente. ¿Odia Reggie Fils-Aime a Monoltih Soft? Creo que esto daría para otra opinión...

wii historiaMatrículas de honor aparte, observamos también en el catálogo de nuestra consola un fenómeno sorprendente: ¡El renacer de los plataformas 2D! Sí, Wii también ha sido un referente en este tipo de juegos, relegados durante una década al ostracismo y refugiados en las portátiles. Ya desde el principio de su vida, con un Paper Mario que apuntaba maneras, se veía la intención de resucitar al género. Si tenía éxito hace 10 años, ¿por qué iba a tenerlo no ahora? El primer intento serio fue el Wario Land Shake It que no llegó a cuajar a pesar de ser un juego de gran calidad. Sin embargo, no tardó mucho en llegar la campanada con el famoso New Super Mario Bros. Wii y su excepcional multijugador. Lo que empezó siendo un intento de transportar al juego de Nintendo DS hacia el mundo de las sobremesa acabó consolidándose como uno de los referentes de la generación. Tanto es así que no ha habido desde entonces una navidad sin un plataformas 2D y tanto el ya mencionado juego del fontanero como la resurrección del mono más burro en Donkey Kong Country Returns han llegado a obtener una valoración de sobresaliente alto. Gracias a estos precedentes, Ubisoft se atreve ahora a sacar su seguramente genial Rayman Origins.

Además, la compañía de Kyoto nos ha abierto los ojos y nos ha demostrado que juegos por los que nadie daba un duro -además literalmente, pues venía incluido con la consola en occidente- como Wii Sports y derivados podían no sólo ser muy rentables, sino muy buenos y divertidos. Así da gusto jugar a juegos ocasionales, ojalá todos los juegos atesoraran, como mínimo, la misma calidad que rebosaba del DVD que acompañó a mi Wii el día de su lanzamiento...