Portada » Artículos » Opinión » El tremendo error de los ´Nintendoomers´

El tremendo error de los ´Nintendoomers´

Siempre prestan demasiada atención a lo que ven en casa e ignoran lo que tienen entre las manos.

De la falta de objetividad de los estudios relacionados con el presente y futuro de Nintendo llama escandalosamente la atención el desprecio que los analistas, ya sean profesionales o aficionados, hacen de las cifras económicas que cosecha trimestre a trimestre la compañía, es decir, del que debería ser el principal dato de análisis. Su punto de mira está en otra cifra, la de ventas, que también es realmente útil, pero no decisiva. Pero incluso entrando en su juego, estos “Nintendoomers” caen constantemente en un tremendo error que se repite una y otra vez, infrarrepresentar su mercado portátil.

Desde que Nintendo decidió abandonar Wii U a su suerte a mediados de enero hasta el esperado relanzamiento de este mes de julio, las cifras de ventas de la consola han seguido una lenta caída fácilmente explicable por la ausencia de esos dos factores que hacen que se vendan consolas: juegos y publicidad. Tras un fuerte inicio, la consola está estancada, sus números de hardware son malos y los de software/consola aun peores, por lo que está haciendo daño a la empresa. Aunque sea esperado es innegable.

Nintendo 3DS XL edición especial Luigi

Sin embargo, el negocio de Nintendo como empresa de videojuegos (llamado beneficio operativo) no solo depende de las consolas de sobremesa, también de las portátiles y en menor medida del merchandising. Por desgracia la directiva no segmenta la información para poder analizarla detalladamente, por tanto solo un pequeño apunte sobre este último apartado basado exclusivamente en mi percepción. Durante el último viaje al E3, en las tiendas de regalos los únicos personajes de videojuegos que se mezclan en tazas, camisetas y peluches con los de Disney, Star Wars o DC son los del universo Mario. Nintendo se ha hecho un hueco en la cultura pop del que sigue sacando algo de rédito.

Pero vayamos a lo más importante, al mercado portátil. Como ya hemos analizado anteriormente en Revogamers, Nintendo está explotando esta sequía de Wii U provocada por sus problemas en el salto al HD para retomar el dominio del mercado portátil, ese en el que no conocen el fracaso. En los últimos doce meses han logrado dominar primero Japón y después occidente con el poderío de antaño.

Sus juegos se colocan en lo más alto de las listas de ventas entre los multiplataforma aquí y allá (aunque flojas por la tendencia general). Primero Fire Emblem: Awakening, después Luigi´s Mansion 2, le siguió Donkey Kong Country Returns 3D y por ultimo ha llegado el azote Animal Crossing: New Leaf. Me ha llamado la atención comprobar que en España cinco de los juegos diez más vendidos durante el mes de junio fueron para Nintendo 3DS, o que en Reino Unido el de Luigi lleva semanas entre “los mayores”.

 

Ventas Nintendo 3DS vs Nintendo DS

No se puede pasar por alto que la mayoría son producciones internas, por tanto todo el beneficio se queda en casa, y que el coste de desarrollo de estos títulos es muy inferior al de los de sobremesa. Y por otro lado, que Nintendo se las ha apañado para sacar modelos “más caros” como la XL para aumentar su margen de beneficio. ¿Por qué ninguno de estos análisis pondera este logro? ¿Cómo va a influir sobre el resultado global de la compañía? Las gráficas enseñan que Nintendo 3DS crece tan fuerte como su histórica predecesora, incluso con una economía mundial mucho más empobrecida. Al menos ya ha pasado de moda aquello de que los smartphones eran su final y empieza a reconocer que son mercados paralelos y complementarios.

Habrá que esperar hasta el 31 de julio para comprobarlo, con la difusión del resultado del primer trimestre fiscal de Nintendo. Pero qué menos que estos “Nintendoomers” que hablan del abandono del mercado de hardware y de un Mario en Xbox o en iPhone sean capaces de valorar esta fuente de ingresos y de ponderar su efecto al incluirlos en sus análisis porque si no lo hacen están incurriendo en un tremendo error. Si Gameboy Advance pudo contener a la compañía en la era de GameCube, ahora que Nintendo tiene las arcas llenas tras el éxito de Wii y DS, la presión de futuro la impone la obligación del éxito, pero nunca el miedo a la quiebra. Y mucho menos la palabrería sin fundamento.

::¿Qué opinas de la falta de importancia que se le da a Nintendo 3DS en todo el conjunto de Nintendo cuando se habla de éxito y fracaso?::

Este artículo refleja una opinión personal del autor y Revogamers no tiene por qué compartirla.

Gráfico: Siliconera