Portada » Artículos » Opinión » SonicBoomed: ¿Que a mi Knuckles le han hecho QUÉ?

SonicBoomed: ¿Que a mi Knuckles le han hecho QUÉ?

Poniendo en contexto histórico el nuevo diseño de Sonic, Knucles y compañía para encontrarle o quitarle sentido.

También podemos estar tranquilos de que el desarrollo de esta saga alternativa está en buenas manos. BigRedButton, la que se está encargando del desarrollo de la versión de Wii U, está formado por antiguos trabajadores tanto de Naugthy Dog como de Insomniac Games, padres de Crash Bandicoot y Jak & Daxter los primeros, y de Spyro the Dragon y Ratchet & Clank los segundos. Se puede decir mucho de ambas compañías, pero si hay algo claro es que tanto unos como otros saben hacer muy buenos plataformas en 3D. Si además, contamos con que Chris Senn, antiguo trabajador del Sega Technical Institute, que participó en Comix Zone, y principal cabeza del desarrollo del cancelado Sonic Xtreme también está trabajando en este juego, podemos estar mas que tranquilos de que está en buenas manos. Senn lleva desde que se canceló Sonic Xtreme en 1997 manteniendo viva la leyenda del juego, participando con los fans, mostrando todo lo que pudo salvar de cuando se canceló el juego, y cuidando el legado del fatídico Sonic Xtreme. Si le pone la mitad del empeño y el cuidado que le puso a aquel juego a este, ya tendremos un juego muy mimado, algo que por desgracia le falta a la mayoría de los Sonic recientes. En Sonic Boom el es el principal diseñador de niveles.

Para su versión de 3DS, está trabajando Sanzaru Games, que hace poco lanzaron Sly Cooper 4, con una calidad mas que notable. También está en buenas manos la versión pequeñina.

Para terminar, por que la verdad es que hay mucho de que hablar sobre este tema, quedan los rediseños en si. Pueden gustar, o no gustar, pero ahí están y son alternativos. Nos choca mucho ver un salto tan grande en los diseños, a un Knuckles hipermusculado, o a Sonic lleno de vendas y con el pañuelo de Nathan Drake ( que se dice de broma, pero lo cierto es que BigRedButton ha admitido que es un guiño intencional por su pasado en Naugthy Dog). Pero lo cierto es que esta estética está medida al milímetro para atraer al público objetivo, que siento decíroslo, no somos ni los fans, ni aquellos que crecimos con Sonic, ni los nostálgicos de 30 años con barba que añoramos a nuestro Sonic barrigón de los 90. Son los niños de hoy en día. Y entre ellos, este tipo de diseños son lo que se considera “guay” a día de hoy…a ellos, no les parece extraño que Knuckles, el fuerte del grupo, sea Rafa Mora de rojo y con rastas. Es mas, para ellos, es raro que sea el “fuerte” y no tenga músculos. No es la primera vez ni la última que oigo a algún niño decir que Knuckles es “ el Sonic Rojo”, o que el fuerte es Shadow. El mensaje hoy en día no es el mismo que en los 90. Sonic, tiene que adaptarse a los tiempos, si quiere atraer a esa gran pieza del pastel que son los niños. Y creedme si os digo que este nuevo diseño esta encantando a los mas pequeños…por que se ha hecho pensado 100% en ellos.

Posiblemente tenga bastante éxito, viendo lo sucedido con la nueva serie de Las Tortugas Ninja que también fue muy criticado su rediseño cuando se anunció y que hoy están todos los críos ( y no tan críos) locos con ella. O incluso me atrevería a meter en este saco a My Little Pony: Friendship is Magic, con un resurgimiento enorme de la franquicia en la que el diseño de los personajes no se parece en nada a como eran anteriormente ( serie de la que además, Sonic Boom tiene mucho que ver, pues parte del equipo de guionistas de My Little Pony son los que se están encargando de la nueva serie de Sonic).

¿Nosotros? Podemos o aceptar que el nuevo diseño no lo dirigen a nosotros y adaptarnos, o pasar de Sonic Boom y esperar el próximo Sonic de la linea principal, que llegará seguramente en 2015 para Ps4, Xbox One y Wii U, si las filtraciones recientes no cambian mucho.

Sonic Boom es una apuesta arriesgada, diferente, pero que realmente creo que hace más bien que daño a la saga. Después de todo, si no gusta, seguiremos teniendo a nuestro Sonic “normal”, y va a tapar muchas de las carencias de las que la saga adolecía desde hace tiempo, empezando por un empujón de nuevo público que buena falta le hacía a la franquicia, viciada entre tantas quejas de los que no se contentan con nada de lo que SEGA haga, dando también con un incremento grande en ventas que siempre viene muy pero que muy bien. Además, ofrece esas cosillas que los fans llevamos pidiendo desde hace tiempo, un Sonic adaptado a los gustos occidentales. Un soplo de aire fresco y seguramente, lo que Sonic necesitaba después de tanto tiempo con una opinión tan dividida, darle a cada uno lo que quiere, por separado.