Portada » Artículos » Opinión » Si recortas el juego, recorta también el precio

Si recortas el juego, recorta también el precio

¿Por qué si ofrecen menos cuesta lo mismo?

¿Qué entendemos por recortes? Si preguntas en la calle te dirán que es recibir menos pagando lo mismo o incluso más. Pues en los videojuegos poco a poco se está viendo la misma situación, pero con un nombre propio, el de Wii U. Son muchos los títulos multiplataforma que llegan incompletos a la consola de Nintendo. Y lo que es peor, al mismo precio.

Esto de los recortes en los juegos se puso de moda con Wii, pero entonces incluso podría hacerse uno el comprensivo y aceptar que la mala conexión online de la consola o la escapa potencia comparada eran razones suficientes para capar modos y opciones aquí y allá.

Pero ha llegado Wii U, y desde el día 1, desde noviembre de 2012, está recibiendo juegos capados. Descartadas las excusas de potencia e infraestructura online, los editores han encontrado nuevas respuestas que ir sumando a una lista en la que cada vez hay más excusas que argumentos. Por ejemplo, ¿falta de jugadores conectados al online? Pues en Splinter Cell: Blacklist se han cargado el multi local (aunque, para mi, Ubi es la que mejor se está portando con Wii U junto a Activision).

El problema es que los recortes, como en la vida real, solo afectan a un lado de la ecuación. Las versiones de Wii U que llegan capadas cuestan lo mismo que las otras multiplataforma HD, más completas. El resultado es una clara desventaja competitiva que razonablemente hace difícil decantarse por la de Nintendo cuando hay varias delante.  

Llegados a este punto, para que el recorte no sea tan injusto, las editoras deberían plantease recortar el precio en función de lo que se ha quedado fuera. ¿Cuál es el problema? Que si esto se realizara en rara ocasión la rebaja sería meritoria de cuatro o cinco euros. Y, seamos sinceros, por esa cantidad sigue siendo más interesante la versión completa. Así que dado que con la rebaja no se va a recuperar vía precios la pérdida competitiva en contenido, se puede llegar a la conclusión de que las ventas apenas van a variar. Cerrando el razonamiento, si se van a vender las mismas unidades de Wii U con y sin rebaja, para eso se deja al precio más alto y se rasca un poco más de beneficio, ¿cierto?

Habría que apelar a la dignidad de las editoras. Es cierto que con esa mínima rebaja no van a mejorar las ventas de la versión Wii U y además se va a peder algo de dinero, pero al menos tu comprador va a estar más satisfecho, porque el recorte se convierte automáticamente en un ajuste. En efecto, esto parece muy poco probable.

Callejón sin salida. A mi lo único que se me ocurre, por tanto, es seguir exigiendo que saquen en Wii U las versiones completas de los juegos multiplataforma y al mismo precio, y que compitan en igualdad de condiciones, porque bien saben las compañías que el coste de desarrollo de una versión más muy parecida es decreciente y por tanto las unidades que hay que vender para rentabilizarla también lo son. Porque el problema es cuando no se recorta por necesidad, sino por ideología. 

¿Qué haces tú cuando ves estos recortes en juegos?

Este artículo refleja una opinión personal del autor y Revogamers no tiene por qué compartirla.