Portada » Artículos » Opinión » Si dejas Nintendo, te gafas

Si dejas Nintendo, te gafas

Grandes estudios que crecieron con Nintendo y que ahora no encuentran la excelencia.

No digo que Nintendo tenga todas las respuestas o que todo lo que toquen se convierta en oro, pero sin duda alguna algo habrá en esta compañía que tiene ojo para sacar lo mejor de los estudios occidentales con los que trabaja. Así, haciendo memoria, hay tres grandes estudios occidentales que han trabajado con la compañía: Silicon Knights, Rare y Retro. Estos tres estudios se han hecho cargo de enormes franquicias o han creado otras de su puño y letra y son de indudable calidad. Eso sí, cada vez que alguien de estos estudios se ha desviado del camino que les dictaba Nintendo, han caído presa de la mediocridad.

El caso de Rare

Si dejas Nintendo, te gafas

No quiero machacar demasiado con este estudio, ya que estoy seguro que todos vosotros tenéis matrícula de honor en Historia de Nintendo. Pero sí vamos a reflexionar sobre un estudio que no paró de hacer juegazos durante dos generaciones completas, saliera del ámbito de influencia de Nintendo y cayera en desgracia. Casi pareciera que Microsoft la hubiera comprado para quitársela a Nintendo que no para aprovechar su talento para su nueva consola (por aquel entonces) Xbox 360.

Han pasado ochos años y muchas cosas. De Jet Force Gemini, Starfox Adventures y Banjo Kazooie a Viva Piñata y Kinect Sports hay un cambio importante. Los hermanos Stamper (ese par de chiflados que crearon una tecnología de renderizado en el garaje de su casa) abandonaron la compañía y con ellos se fue medio estudio, quedando un grupo de gente bastante perdida y que han sido incapaces de brillar como antaño. Un estudio malogrado y que los nintenderos siguen recordando con cariño.

¿Esta caída se iba a producir de todas maneras? ¿Tuvo que ver que Nintendo dejara de estar ahí encima, revisando su trabajo? Es complicado saberlo, pero lo que sí está claro es que Kameo, Perfect Dark Zero o Baches y Cachivaches no se parecen, ni por asomo, a los grandes trabajos de la empresa apenas un par de años antes.

Silicon Knights

Si dejas Nintendo, te gafas

Otro estudio muy conocido por los poseedores de una Game Cube, ya que esta gente fue la que desarrolló Eternal Darkness y el remake de Metal Gear Solid para el cubo de Nintendo. Dos trabajos excelentes, sobre todo el primero, que los convirtieron en estudios a tener en cuenta en el futuro de Nintendo. Sin embargo, prefirieron la libertad y no que su trabajo estuviera bajo la atenta mirada del gigante japonés. Todos sabemos lo que ocurrió.

Too Human, un juego más que mediocre, una demanda millonaria a Epic Games, unos trabajos desastrosos con Marvel y Activision y, por último, la desesperación por financiar la secuela espiritual de su único éxito propio, Eternal Darkness, han convertido a este estudio y a su heredero, Precursor Games, en algo más que un chiste patético de esta implacable industria. ¿Necesitaban que estuvieran encima de ellos? ¿Tuvo que ver en su caída que se alejaran de Nintendo?

Armature Studio

Este estudio es menos conocido, pero si os digo que sus fundadores son el Director de Metroid Prime, Mark Pacini; su director de arte, Todd Keller; y el Jefe de Ingenieros Jack Matthews puede que os llame más la atención. Este trío de ases abandonó Retro Studios, fundó su propio estudio y se aliaron primero con Konami y luego con Warner. Hicieron el port para Vita de Metal Gear Solid HD Edition y tuvieron su primera oportunidad con Batman Arkham Origins: Blackgate.

Si dejas Nintendo, te gafas

El resultado de su primer trabajo original es más que cuestionable. Buenas ideas, pero una ejecución pobre y tan lleno de fallos que sólo me explico que saliera a la venta porque a Warner no le importaba demasiado, ya que era un juego portátil. Eso sí, mientras tanto, Retro Studios trabajaba en Donkey Kong Country Tropical Freeze, una obra maestra de los videojuegos, sin tres de sus anteriores piezas clave. De nuevo, ¿cómo de influyente es Nintendo en sus trabajadores? ¿Lo suficiente como para convertir a un creativo bueno en uno sobresaliente?

Pues no lo sé, supongo que habrá de todo en esta industria. Pero estos tres ejemplos me hacen pensar que puede que Nintendo sí que tenga algo, que sepa de juegos y pueda dar buenos consejos a sus subsidiarias. Que cuando da una opinión es, como mínimo, responsable contemplarla y reflexionar sobre ella. Nintendo no es la panacea, puede que estos tres estudios sólo tuvieran mala suerte, pero lo que está claro es que tuvieron una buena época que se acabó cuando dejaron a Nintendo.