Portada » Artículos » Opinión » Riccitiello, tanta gloria lleves como paz dejas

Riccitiello, tanta gloria lleves como paz dejas

Fracasa el hombre que apostó por las notas.

Dice John Riccitiello que lo deja. Que cuando presenten las cifras el mes que viene va a haber gritos y lamentos porque van a estar en el mínimo de lo aceptable o incluso por debajo. Que sus juegos no están vendiendo lo esperado y que las acciones no dejan de caer, con la consiguiente pérdida de valor del activo de la empresa.

Lo primero que tengo que decir es que estoy sorprendido porque mi percepción era que a Electronic Arts le iba bien. Lo de FIFA está siendo espectacular, un auténtico éxito, y Mass Effect se ha ganado el reconocimiento generalizado a pesar del pequeño punto negro del final, que si cabe les sirvió para sacar más pasta vía DLC. Es cierto que se han dejado mucho dinero en el sector de móviles y sonaba a batacazo. Pero no esperaba que el conjunto marchase tan mal.

Riccitiello EA

Pero en cierto modo me alegro de su marcha y espero que algo cambie, aunque sea solo un poquito. Este segundo periodo de Riccitiello ha sido el de `EA la insaciable´, una compañía obsesionada con la producción, el beneficio y el crecimiento a costa de lo que hiciera falta. Cuando ha sido necesario, ha pasado por encima de los nombres, los equipos, la calidad y hasta el consumidor. A destacar la facilidad con la que compra y destruye estudios independientes que hasta la fecha eran de éxito y cómo presiona a los usuarios hacia su terreno con el modelo de negocio: Origin, DLCs, etc.

Aun recuerdo su rentrée cogido de la mano con Metacritic. Se marcó el objetivo de que sus títulos (la mayoría) tuvieran notas medias por encima del 8 sobre 10 porque para él eso era el indicador de que se estaba alcanzando la calidad deseada y necesaria. A quienes no nos va esto porque las notas ni aseguran ventas ni reparten justicia nos parece una estrategia bastante desacertada.

En mi opinión, lo que ha matado a Electronic Arts ha sido su incapacidad para definir el camino a seguir con los juegos, especialmente con las secuelas no deportivas. Army of Two, Dragon Age e incluso Mass Effect han ido cuesta abajo por una fuerte pérdida de personalidad, sacrificada a cambio de acercar el producto más a más consumidores. Y en realidad ha tenido el efecto contrario. Por ejemplo, sus juegos de rol han sido cada vez más simples para seguir las modas del momento. Cuando una franquicia no alcanzaba una meta, EA la dejaba de lado sin posibilidad de un segundo esfuerzo como Mirrors Edge o Dante´s Inferno.

Riccitiello EA

Sin embargo, EA Sports ha salido muy bien parada porque sí ha seguido su propio camino con sus licencias, sin mirar lo que hacía la competencia.

Tan solo hay que mirar a sus dos vecinos para ver cómo se hacen las cosas de otro modo. Activision es la experta en exprimir al máximo una idea, concienzudamente, pero sabiendo que su tiempo es limitado y que tarde o temprano van a tener que dar el salto y dejar esa gallina de los huevos de oro abandonada. Take2 vive completamente y a conciencia de la calidad y consigue que sus juegos estrella no pasen desapercibidos.

EA y Nintendo. Y no me voy a olvidar de su relación con Kioto/Redmond, aunque realmente ninguno sabemos lo que está ocurriendo. Hace año y medio todo eran buenas palabras y compañerismo, incluida esa visita de Riccitiello a la presentación de Wii U con su promesa de amor eterno y los viajes de Peter Moore a la sede de Nintendo para asesorar sobre el online. Pero en los últimos meses ha quedado demostrado que algo se torció, que los juegos de EA para Wii U existen porque la dinámica estaba en marcha y que el futuro pinta oscuro.

De ahí que este cambio de presidente pueda ser una noticia para quienes tenemos consolas Nintendo. Por el momento nada ha cambiado ya que las riendas vuelven a ser para Larry Probst, el gran líder de la compañía, supervisor de todos los pasos que se dan. Por tanto no cabe duda de que todo lo acontecido ha contado con su aprobación. Las grandes incógnitas son ver a quién escoge la junta de accionistas como sustituto y qué esperan de él, si una política continuísta o un cambio de rumbo. Y sobre todo, saber si esa nueva ruta pasa por Nintendo Land.

Este artículo refleja una opinión personal del autor y Revogamers no tiene por qué compartirla.

¿Qué te parece la dimisión de John Riccitiello de Electronic Arts? ¿Es justificable tal y como va EA?