Portada » Artículos » Opinión » Pues a mi Hyrule Warriors me hypea

Pues a mi Hyrule Warriors me hypea

Defendiendo Hyrule Warriors y deseando exterminar moblins.

Pues a mi Hyrule Warriors me ha hypeado. Y mucho. Se ha convertido en una de mis prioridades jugonas y seré de los que se lo pillen el día de lanzamiento (o dos días antes, conociendo los comercios españoles).  Eso sí, está visto que no se puede contentar a nadie y ya le han comenzado a llover palos encima. Muy fuerte van a tener que golpear para atravesar el escudo hylian de Link, me temo, ya que, con datos en la mano, es muy posible que funcione de maravilla en los mercados, opinen lo que opinen los foros.

Las dos protestas que más he leído son que el juego no tiene muy buena pinta y que Nintendo parece desesperada usando sus licencias para todo. La única crítica que me parece razonable es la primera, pero mi corazón de jugón, nintendero y zeldero (por ese orden) me lleva a desestimarla, porque sé a ciencia cierta que me lo voy a pasar como un enano con Hyrule Warriors.

Seamos francos: no es X… ni lo pretende. Tiene pinta de ser un juego al que le queda mucho tiempo de trabajo por delante, aunque tampoco me espero una evolución gigantesca de aquí al lanzamiento. Sin embargo, desde la experiencia de Super Mario 3D World yo de los juegos de Nintendo no me fío un pelo. Puede que acabemos con un título muy sólido, no espectacular, pero sí bonito y atractivo. Al igual que ha pasado con otros juegos similares esta generación, es la enorme cantidad de enemigos la que se come los recursos de la máquina, moviendo a centenares de enemigos de forma simultánea mientras aporreamos a diestra y siniestra.

A mi, con que vaya fluido y no cante demasiado, me valdrá. Los FPS me importan muchísimo más en un juego de estas características, que no haya demasiado popping y que la pantalla no cargue a trompicones. Por supuesto que me encantaría un X con un millar de enemigos y ni un FPS de ralentización, pero hay que ser conscientes de la limitación de las máquinas. Hyrule Warriors, además, será una excelente forma de explorar de otra forma el mundo de Hyrule, de adentrarnos en la ciudadela, las murallas, Kakariko… La ambientación es lo suficientemente atractiva para que me intrigue y quiera probarlo.

Hyruie Warriors

Es decir, que gráficamente me espero un juego que vaya muy fluido, sin grandes alardes, pero que me permita hacer lo que yo quiera sin que cante demasiado. Es decir, un Dinasty Warriors de los que hemos visto esta generación, pero un pelín vitaminado.

La crítica de que si Nintendo no sabe salirse de sus franquicias y que le tiene miedo a IPs nuevas… En fin, lo de siempre. Mirando las cifras de tráfico de esta web en las últimas semanas puedo decir que nada, absolutamente nada, os ha interesado como Zelda, tanto el de 3DS como el futuro de Wii U. Pero por goleada, ojo. De hecho, la noticia del anuncio de Hyrule Warriors será la más leída del día de hoy (si no contamos con la de la locura de concurso de esta mañana) y este artículo de opinión es casi seguro que se posicionará como uno de los más leídos de esta semana.

El público quiere Zelda y Nintendo le da Zelda. Por lo menos tiene el sentido de ofrecer algo nuevo, aliándose con Tecmo Koei y dando una vuelta de tuerca a su saga… sin que esto vaya en detrimento del próximo Zelda de Wii U. Quien crea que este Hyrule Warriors es el nuevo Zelda oficial es que no se ha enterado de qué va el asunto. Esto es un añadido, algo adicional, que puede resultar muy bien si no se le mira con ojos viciados.

Hyruie Warriors

Y la verdad es que me pirro por jugar a este juego y ya me estoy imaginando cómo será. Si se parece a lo que Tecmo Koei suele hacer ya me veo con una decenita de personajes como Sheik. Zelda, un goron, Ganondorf, Ganon, un guerrero Zora o un soldado de la ciudadela repartiendo estopa. Varias batallas importantes con escenarios como la Montaña de la Muerte, la ciudadela de Hyrule, la campiña, el Río Zora, el Desierto… Y, por supuesto, una Epona siempre presta a que luchemos encima de ella. Subidas de nivel, nuevos poderes y habilidades...

O podría ser un juego en el que los objetos sean parte fundamental y sólo manejemos a Link, pero usando muchos poderes. Ya hemos visto las bombas y el bastón de fuego, pero si algo le sobran a los Zelda son objetos en los que inspirarse. Hyrule Warriors es un título que parece centrado 100% en la jugabilidad, desechando historias y cronologías, y ofreciendo diversión pura y dura.

Lo dicho, yo estoy encantado y estoy seguro que, cuando salga, Hyrule Warriors va a convencer. No va a ser el AAA de Nintendo en 2014, pero yo me veo pegado a la televisión machacando a ejércitos de enemigos con mis colegas al lado. Y de eso también van los videojuegos, ¿o no?

Este artículo refleja la opinión personal del autor y Revogamers no tiene por qué compartirla.