Portada » Artículos » Opinión » La Pizarra: Cómo debe ser un buen DLC, aplicado a Mario Kart 8

La Pizarra: Cómo debe ser un buen DLC, aplicado a Mario Kart 8

Las 4 preguntas que hay que hacerse para distinguir entre expansión justa y DLC sacacuartos.

En menos de dos años, desde el lanzamiento de Fire Emblem: Awakening en Japón en verano de 2012 y la salida de Mario Golf: World Tour en mayo de 2014, Nintendo ha pasado de no vender ningún contenido adicional para sus juegos a tener representación en casi todos los modelos de DLC. Expansión de contenido, free-to-play más premium y ahora pase de temporada. Todo menoscoleccionables sin utilidad. 

El contendio descargable no es malo per se, de hecho puede ser buenísimo para acabar con secuelas sin sustancia vendidas a precio de novedad. Lo malo es cómo se aprovechan algunas compañías para sacar dinero. Cuando los juegos de PC recibían expansiones apenas había críticas, se agradecía más bien. Entonces se interpretaba que era una forma de dar más vida a un juego por un precio justo. Pero luego llegaron los microcontenidos como trajes, armas, vehículos, modos o pantallas sueltas que ensuciaron su imagen. Por suerte recibieron un nuevo nombre, DLC.

New Super Luigi U

Nos convendría hacer el esfuerzo de seguir diferenciando entre expansión y DLC como compradores que no quieren ser timados. Para lograrlo puede que baste con responder a cuatro sencillas preguntas que ayudan a distinguir entre lo que merece la pena y de lo que hay que pasar.

 

  • Qué: una buena expansión debe ser original, con un contenido capaz de diferenciarse del de la versión inicial y que se sostenga por sí solo. Una historia en un mundo nuevo en una aventura, hoyos nuevos como los de este Mario Golf o un pack de personajes con estilos de lucha frescos en algo como Street Fighter. ¿Justifica un pago un nuevo modo de juego? Yo no lo creo, eso tiene que ser una actualización gratuita.
  • Cómo: por supuesto, hay que venderlo en formato descargable para que pueda ser adquirido de forma sencilla. Y fragmentado, para que cualquiera pueda escoger lo que quiera, pero con la opción de adquirirlo todo de una vez para los más insaciables.
  • Cuándo: tiene que llegar después del lanzamiento. Unos meses más tarde para que quede demostrado que no es un contenido arrancado de la versión inicial para sacar pasta vendiéndolo después por separado. Pero tampoco tan tarde como para que la gente se haya aburrido ya del título y lo haya abandonado.
  • Cuánto: si la expansión lleva el contenido apropiado, debe costar en torno a la mitad que el original por la misma cantidad de contenido, con las rebajas apropiadas para quien se lo compre todo y no algunos fragmentos.

 

Planteando una expansión honesta para Mario Kart 8, no un DLC

Uniendo todas las respuestas es fácil llegar a la conclusión de qué es un buen paquete de descarga para aplicárselo a uno de los juegos en los que más pega y que está a la vuelta de la esquina, Mario Kart 8. Si separamos versiones sobremesa y portátil se puede decir que para jugar a un nuevo título de la saga hay que esperar unos seis años. Y tras esa espera lo que recibimos son 16 circuitos nuevos, porque los otros 16 son revisiones de otros más antiguos (bienvenidos, dicho sea).

Impresiones Mario Kart 8 Wii U

Gracias a los contenidos descargables, por primera vez puede que tengamos esos circuitos nuevos sin esperar tanto tiempo. Por ejemplo, de cara a las navidades para relanzar este juego que tan bien vende a lo largo del tiempo. Tendría que haber varios packs, cada uno de cuatro circuitos; o dos packs, uno de trazados nuevos y otro de trazados retro. Pero tampoco está mal lanzar un pase de temporada para quien los quiera todos que le garantice obtenerlos rebajados, desde el primer día y con un pago único.

La gran duda es, ¿cuánto debería costar? Puede parecer un juego sencillo pero el coste de desarrollo de Mario Kart es muy elevado. El equipo de Hideki Konno trabaja durante años en cada entrega porque a ellos no les basta con hacerlo, tienen que dejarlo perfecto (de ahí algunas críticas a Mario Kart 7). Son meses y meses de trabajo ajustando los circuitos, equilibrando los personajes, retocando el efecto de los objetos y puliendo técnicamente el juego para evitar errores como el de Circuito Wuhu. Es decir, el coste medio de cada circuito y de cada personaje es bastante elevado. Pero al mismo tiempo hay gran parte del trabajo que ya está hecho y que, si el DLC es honesto, se debe dar por amortizado, empezando por el motor y acabando por todos los activos que se pueden reciclar como los coches y los objetos.

Para mi, si el paquete original con 36 circuitos y 30 corredores cuesta 60 euros, una expansión completa de otros 36 recorridos no debería irse más allá de los 20 o 30 euros. Vamos, como tener una segunda parte a mitad de precio.

De momento no hay nada anunciado. Nintendo no ha dicho que vaya a ampliar el contenido de Mario Kart 8 después de lanzarlo el 30 de mayo. A mi me gustaría que lo tuviera, y que siguiera esos patrones: que llegue al menos cinco o seis meses después, en otoño, que las pantallas exijan conducir de otra manera, que ayude a elegir lo que comprar y que tenga un precio justo. Quien sabe, quizá podamos decir por primera vez que tenemos dos Mario Kart en la misma generación, al precio de uno y cuarto.

Impresiones Mario Kart 8 Wii U