Portada » Artículos » Opinión » Opinión: Las vergüenzas de Ubisoft

Opinión: Las vergüenzas de Ubisoft

Cuando los productos no alcanzan la calidad requerida y el marketing es exagerado pierden los jugadores.

La Electronic Entertainment Expo 2006 fue la culminación, el orgasmo final: Red Steel en versión jugable. Por si fuese poco, Nintendo cedió parte del protagonismo en su conferencia pre-feria a los franceses para que presentasen su juego. Y la primera sensación fue, sencillamente, agridulce. Agridulce porque las imágenes in-game no alcanzaban el nivel presentado en los vídeos, porque la prensa reportaba críticas de toda índole sobre la dificultad del control, en resumen, porque el juego empezaba a no cumplir con lo esperado. Comenzó ahí una batalla entre los defensores y los detractores de Red Steel. A medida que los meses pasaban la compañía pedía una y otra vez paciencia para mejorar, rematar, acabar el juego. Sin embargo, las muestras no progresaban gráficamente y el control parecía estancado. Una katana sin libertad de movimientos no satisfacía a muchos. Unos escenarios con texturas realmente pobres enojaban a casi todos.

Pero el compromiso de Ubisoft con Nintendo iba mucho más allá que aquél shooter. Aquí y allá sonaban más y más juegos que parecían desbordar las posibilidades. Parecía incluso que eran los franceses los encargados de lanzar un nuevo sistema. Durante el verano se anunció la presencia de importantes sagas como Far Cry, Splinter Cell o El Príncipe de Persia y otros títulos para ampliar el catálogo como GT Pro Series, Blazing Angels, Las Tortugas Ninja o 4x4 World Circuit. En total 8 eran los juegos que Wii recibiría de la mano de Ubisoft en su primer mes de vida, sin duda el mayor apoyo externo recibido jamás en un lanzamiento por ninguna consola.


Y sin embargo, nada. Ubisoft ha conseguido convertirse en el mayor fiasco en un lanzamiento. El catálogo de Wii se ha llenado de juegos mediocres que ayudan a que su catálogoso sea, a la par que el más numeroso, el más pobre de una sobremesa de Nintendo. El despropósito alcanza todos los aparatados:

- Red Steel ha resultado un juego mediocre. Aunque muestra detalles de calidad, su acabado no está a la altura ni de las promesas realizadas, ni de la propaganda vendida, ni, sobre todo, del beneficio que la empresa ha obtenido por sus numerosas ventas. Quizá un proyecto demasiado grande que no supieron mimar.

- Han tirado por tierra la reputación de grandes sagas como Far Cry y Splinter Cell, con versiones peores que las de las generaciones pasadas, repletas de errores y carencias y para nada merecedoras de su precio.

- Lo peor de todo, han intentado hacer caja con juegos que ni siquiera deberían recibir ese apelativo. GT Pro Series es un título de calidad ínfima que pone la excusa de un trozo de plástico en forma de volante para costar lo mismo que cualquier obra maestra, 4x4 World Circuit es la sobra de Excite Truck de Nintendo y los juegos multiplataforma como Open Seasson apenas rellenan el catálogo destinado a los más pequeños de la casa.

- El único que ha dado la cara ha sido Michael Ancel y su Rayman Raving Rabbids. Salvando el cambio de género de la serie, el juego mantiene toda su expresividad y ha explotado a la perfección las capacidades de Wii. Es un trabajo equilibrado con un resultado notable.

¿Y ahora qué? Ubisoft se jactaba en su último balance administrativo del rotundo éxito navideño apoyado en sus ventas en Wii, y han logrado situarse como la primera third-party, especialmente gracias a Red Steel y Rayman Raving Rabbids. En vista a este triunfo, la compañía planea profundizar esta relación y para ello tiene en desarrollo numerosos juegos. En los próximos meses estarán disponibles los citados Príncipe de Persia y Las Tortugas Ninja, junto con novedades como Driver Paralell Lines o Hermanos de Sangre. El primero se mantiene en la línea de lo visto, un juego viejo importado de la anterior generación con un control adaptado, el segundo probablemente sea una adaptación del multiplataformas desde la generación anterior con pocas mejoras y que infrautilice el hardware de Wii. El de mafiosos ha sido el que mejor imagen ha mostrado pero, ¿cómo creer a Ubisoft después de las mentiras? ¿Será este el Red Steel de la segunda hornada, con bonitas imágenes y mucha publicidad para vender un producto inferior? ¿Qué podemos esperar de "el resto"? Muy probablemente otro montón de mediocridades para rellenar estanterías con etiquetas de 60 euros, con niveles técnicos de PlayStation2 y un Wiimote implementado por la fuerza. Juegos que personalmente denominaría "las vergüenzas de Ubisoft".

Sinceramente, como jugador no pienso comprar ninguno de estos juegos hasta que demuestren que han tomado la consola en serio. Alguien debió decirles que no es la cantidad de títulos, sino la calidad de algunos de ellos y alguna que otra obra maestra lo que hace fuerte y respetable a una consola. Sí, creo que lo saben, y ahí está Assassins Creed, Dark Messiah of Might and Magic o Enchanted Arms. Para estos sí hay tiempo y dinero. Te lo repito Ubisoft, no quiero tus juegos de bajo presupuesto con los que haces caja que luego inviertes en otras plataformas.

Hasta luego Ubisoft, si quieres volver a Wii, que sea por la puerta grande. Entonces sí, te estaremos esperando con la misma ilusión que cuando todo esto empezó.

Por Sergio Figueroa, Shezard

Esta opinión es personal de su redactor. Revogamers no se responsabiliza de su contenido ni tiene por qué compartirla.