Portada » Artículos » Opinión » Opinión: Un futuro por jugar

Opinión: Un futuro por jugar

Con cada nueva generación de videoconsolas se amplían los horizontes que la anterior había impuesto. Sin embargo, en los últimos años hemos visto cómo aparecían siempre los mismos nombres en las listas de los más deseados y las fórmulas de éxito se han repetido hasta la saciedad. Como dijo el gran sabio: Renovarse o morir.

A mi mente viene otra fuga de cerebros que se produjo hará cosa de año y medio en el seno de otra de las grandes. Me refiero a la salida de Hironobu Sakaguchi de Square-Enix por desavenencias respecto al camino que su saga, Final Fantasy, había tomado. Fundó su propio estudio, Mystwalker, que a día de hoy ha creado el juego de XBOX 360 con mayor éxito en Japón, Blue Dragon, y que tiene entre manos al prometedor Lost Odissey. Cabe decir que a Sakaguchi le siguió la inspirada batuta de Nobuo Uematsu.

 Y menos fuga, pero sí un intento de obtener más independencia, han sido las fundaciones de Kojima Productions y Prope por parte de Hideo Kojima, creador de la saga Metal Gear, y Yuji Naka, padre de Sonic, Dreams y Phantasy Star. Si bien ambos estudios siguen ligados a Konami y SEGA respectivamente, se intuye un intento de buscar ideas nuevas y escapar del “siempre lo mismo”.

No son precisamente peces pequeños los que se están rebelando. Son los talentos que han dado forma al mundo de los videojuegos. Y recordemos que estos talentos están en la treintena y que les quedan muchos años y juegos por delante.

¿Adónde nos lleva todo esto? ¿Qué va a pasar en los próximos años? En realidad que esta generación se presenta apasionante, y me atrevo a aventurar que será la de mayor cambio desde que todo comenzó. Y no por el fotorrealismo, la experiencia online o los nuevos controles.

Las grandes sagas japonesas continuarán sin las personas que las hicieron tal y como son, las que no las dejaron hundirse en la rutina y mantuvieron frescas y atractivas. ¿Qué será de Final Fantasy, Metal Gear, Resident Evil, Devil May Cry sin sus creadores? ¿Serán capaces las desarrolladoras de sacarlas adelante sólo con el nombre y nuevos talentos?


Lo que sabemos a ciencia cierta es que estos profesionales van a seguir trabajando y que su talento no está limitado a lo ya creado. Sus mejores juegos están por hacer y el panorama de novedades de aquí a dos años para el mercado japonés se me antoja excitante.

Por primera vez en años tenemos la seguridad de que nos van a sorprender. Por un lado, los veteranos demostrarán lo que saben hacer. Por otro lado, los grandes estudios tendrán que demostrar que saben llevar las viejas franquicias o, en su defecto, crear nuevas para rellenar los huecos dejados.

Pero que esto sirva de reflexión al resto del mercado. Como siempre, es en Japón donde comienzan los cambios, y las desarrolladoras occidentales deberían pensarse si sus grandes creadores están contentos con su trabajo o, si por el contrario, se limitan a trabajar en la siguiente entrega de su saga porque no tienen más remedio. Puede que un día se cansen y se vayan a otra parte.

::Deja tu opinión en nuestro foro::

Esta opinión es personal de su redactor. Revogamers no se responsabiliza de su contenido ni tiene por qué compartirla.