Portada » Artículos » Opinión » Opinión: PALetos Retrasados

Opinión: PALetos Retrasados

Antes preocupado por su presupuesto, el usuario europeo está apunto de afrontar ahora una navidad de lanzamientos afectadísima por una inexplicable sequía.


Opinión: PALetos Retrasados

Uno de los mayores temores que todo usuario clásico de consolas Nintendo podía tener al comprar Wii era el miedo a los "espacios en blanco" en el calendario de lanzamiento. Comenzaron en Nintendo 64 y marcaron la vida de GameCube; son largos periodos de tiempo en los que apenas se ponen en el mercado juegos de reconocimiento por su nombre y por su calidad. Este problema golpeaba dos veces en Europa, porque aquí bastantes juegos se quedaban sin llegar. Los nuevos directivos que mueven los hilos desde Japón habían asegurado que esto ya no volvería a pasar, sobre todo porque se está recuperando el apoyo de terceras editoras.

Más de medio centenar de juegos tendrían que haber llegado a las estanterías este último trimestre de 2007, con especial colapso en el mes de noviembre. Todas las compañías querían posicionarse en con fuerza en Wii de cara a estas navidades. Comenzando con Super Mario Galaxy y Endless Ocean, de Nintendo, así como Resident Evil: Umbrella Chronicles y Zack & Wiki, desarrollados por Capcom, pero distribuidos por la empresa de Kyoto; Ghost Squad, Mario & Sonic en los Juegos Olímpicos y el regreso de NiGHTS, de SEGA; el desembarco de mascotas y otros juegos casuales de Ubisoft, junto a su Nitrobikes y la reconstrucción Wii de Brothers in Arms; y los multiplataformas destinados a este momento como Guitar Hero III de Activision, Need for Speed o Medal of Honor Heroes 2 de Electronic Arts, Dragon Ball Z de Atari, Tomb Raider de Eidos/Proein...

A estos juegos con fecha fija había que añadirles alguno más prometido para este 2007, pero que jamás recibió confirmación, especialmente desde parte de Nintendo, como Fire Emblem, Battalion Wars II o incluso Super Smash Bros Brawl, o Soul Calibur Legends de Namco-Bandai.

Pero la realidad ha sido otra, y una vez más los retrasos han adelgazado las estanterías europeas. Los jugadores del viejo continente hemos pasado de temer por la salud de nuestro bolsillo a la desesperación por la cancelación de ese juego que tanto esperábamos. Esta sensación es aún más intensa si se tiene en cuenta la escasez absoluta de información por parte de las compañías, que ha llevado a algunos a plantarse en su tienda habitual en la fecha indicada, para encontrarse con una negativa rotunda del vendedor: "ese juego no ha salido a la venta". ¿Por qué no ha informado nadie de esto?

Las distribuidoras han presentado diversas caras ante esta situación. Algunas como SEGA han avisado a la prensa de sus retrasos, pero no han dado explicaciones. Otras como Nintendo y Ubisoft han dejado correr el tiempo estimado para algunos juegos como Batallion Wars 2 y Brothers in Arms respectivamente.