Portada » Artículos » Opinión » Nintendo ¿Doomed?

Nintendo ¿Doomed?

Carta abierta a los Heraldos del Apocalipsis que entierran a Wii U por su posible potencia gráfica

Después de seis años trabajando en Revogamers exclusivamente dedicados a Wii (y ahora a 3DS y Wii U), hay ciertas cosas contra las que uno tendría que estar inmunizado. Aún así, no puedo evitarsorprenderme ante ciertas declaraciones y comportamientos de los medios, la gente y los supuestos expertos y analistas que salpican el sector.

Wii U todavía no ha salido a la venta, ni siquiera sabemos su fecha de lanzamiento, su línea de juegos de salida y tan siquiera su aspecto definitivo ni de lo que es capaz de hacer, pero ya tenemos a los pesados de siempre con la boca llena de un discursito que llevamos oyendo desde tiempos de la Nintendo 64: Nintendo Doomed

Nintendo Doomed

Ocurre constantemente en el resto de industrias: cambio de paradigma. Hasta ahora las fronteras entre generaciones de videoconsolas estaban claramente definidas. La potencia gráfica y de procesamiento aumentaba cada pocos años y esa era la única justificación que se necesitaba para sacar una nueva máquina al mercado. Todos nos habíamos acostumbrado a ello y era lo esperable. Y llegó Nintendo.

Con un par bien puestos, sacó Wii al mercado, una videoconsola inferior técnicamente y que dio la campanada. Casi 100 millones de unidades vendidas avalan la decisión de Nintendo, que ha vivido una segunda época dorada con Wii y con DS. Y muchos se creían que Wii sería un pie de página en la historia de Nintendo, una ida de olla pasajera, y que la siguiente consola volvería al sistema de siempre. Lo que pasa es que el sistema de siempre ya no existe.

Vamos a hacer todos un esfuerzo para darnos cuenta de que la frontera entre generaciones ya no existe, que Nintendo marca su propio ritmo. A mí me habría encantado ver juegos multiplataforma en Wii, pero soy consciente de que ésta intentaba conseguir otra cosa. Y, la verdad, atendiendo a las cifras de ventas y las notas medias de sus juegos, es complicado hacerlo mejor de lo que lo han hecho. Los juegos de Nintendo pulverizan todos los records de ventas para un solo sistema y sus sagas siguen marcando los estándares de calidad y diversión en sus géneros.

Así que yo veo que todos esos gurús y lumbreras que miran Wii U y atienden a los rumores que hablan de su capacidad técnica, se llevan las manos a la cabeza y sonríen maliciosamente mientras gritan “¡Están locos! ¡Nintendo se va a hundir!” y lo único que veo es incomprensión y miedo.

Lo digo ahora y lo seguiré diciendo, creo que el hecho de que Nintendo apueste por rebajar potencia bruta de sus máquinas y ofrecer otras experiencias como control por movimiento o mandos con pantallas táctiles o pantallas 3D es perjudicial en su trato con las terceras compañías. Los juegos son cada vez más caros de hacer y es clave amortizar gastos haciendo juegos multiplataformas. Las consolas de Nintendo requieren más dedicación, ya sea para adaptar los gráficos o para aprovechar sus controles, y para eso hay que trabajar algo más duro. Da igual que sea por factores estrictamente económicos o por falta de capacidad de sus trabajadores, lo cierto es que la brecha técnica es un hándicap que juega en contra de Nintendo. Siguiendo con mi arranque de sinceridad: creo que la historia de Wii es muy probable que se repita con Wii U. En cuanto las sucesoras de PS3 y XBOX 360 salgan al mercado, presumiblemente siguiendo con su guerra gráfica, Los multiplataformas irán a ellas y Wii U será marginada por su inferior potencia.

Nintendo Doomed