Portada » Artículos » Opinión » Las Nintendo Directs están cambiando

Las Nintendo Directs están cambiando

¿Está cambiando Nintendo el formato de las Nintendo Direct?

Hoy, en un día relámpago con un concurso y una Nintendo Direct sorpresa centrada en Mario Kart 8 llena de detalles que seguro va a dar qué hablar por sus personajes, modos multijugador y demás, hay algo que pensar más allá del juego de carreras en sí: la Direct que ha aparecido hoy. Iwata ha cedido el protagonismo a Konno para explicar detalles, pero también a una serie de presentadores que han narrado las novedades del juego con cierto humor o como si fueran presentadores de un concurso o un telediario.

Seguro que nadie se ha quedado indiferente con la Nintendo Direct. Puede parecer cutre, parecer divertida o parecer extraña, pero normal no la va a ver nadie. Está claro que viendo esto se nos puede ocurrir que el próximo Digital Event del E3 pudiera ser así, pero esperemos que no. Lo que está claro es que las Nintendo Directs clásicas con Iwata anunciando juegos y detalles están perdiendo presencia a favor de tematizar las diferentes presentaciones, salvo cuando hay que cubrir un catálogo de lanzamiento.

Para muchos la Direct de Super Smash Bros  fue de las mejores, pero hay que tener en cuenta que fue muy buena para los fans acérrimos de la serie, ya que a aquellos que simplemente juegan un poco por echar el rato no les interesan tantos detalles. Lo mismo ocurre con Tomodachi Life, con una presentación que no fue buscando al público casual general, sino que buscó al amante de las rarezas y de Nintendo, con sus directivos y personajes en escena, además de algún guiño que no todo el público va a conocer.

Con Mario Kart 8, un juego que viendo la trayectoria de su saga se espera que sea un éxito de masas, la dirección tomada es un poco similar: buscar al público de Mario Kart. Claro, eso es una misión imposible ya que lo mismo juegan personas de ocho años a los que no les interesan muchos otros juegos, personas más adentradas en el mundillo y también gente adulta con no tanto tiempo para jugar. Es por ello que, en todo momento, hubiera un poco de humor o no, la explicación de todos los detalles ha sido el foco central de la Direct. Es decir, se ha hablado de todo de manera que todas las personas puedan entenderlas, con ciertos guiños de historia para el jugador con más edad y ciertos toques de humor absurdo que pueden hacer reír a los más pequeños o a los de risa fácil. En cuanto al formato escogido, como noticias, concursos, demostración, etc., nos damos cuenta de que entre tantos detalles se ha querido relacionar la manera de explicar el juego con lo que es: un título de carreras. Y como buenas carreras, siempre tenemos en mente la idea de verlas en televisión, donde los concursos y noticias ocurren antes, durante y después de las competiciones, además de narrar la carrera en sí.

Así que, además del  público objetivo de cada Direct, hay que mirar la atmósfera que se utiliza para presentarla. Ya sea su creador desgranando información al milímetro o bien utilizar un presentador virtual sacado del mismo juego que se presenta, está claro que se busca una diferenciación más allá del mensaje, de manera que no se piense en “otra Direct de esas” o simplemente digas “esto ya lo he visto yo”. Así que vemos que se está potenciando la Direct individual en juegos concretos salvo que tengamos mucha información de una ventana de lanzamiento que conocer, o un evento como el E3 al que acompañar. Aquella Direct de The Wonderful 101 fue ya una muestra del potencial que tiene hablar de un solo juego, pero también se consigue sobre todo que lo vea la persona que está interesada en  el juego. En una Direct tradicional, si ves algo que dura 40 minutos y sólo te interesa uno de sus anuncios, te quedas con la sensación de haber estado pegado en la pantalla para nada, o bien de que directamente podrías haberla visto en diferido seleccionando los tres minutos que realmente querías ver.

Está claro que Nintendo está experimentando diferentes formatos para llevar la información directamente al usuario, pero parece haberse dado cuenta de que, salvo que haya secretos que desvelar o una gran expectación, es mejor separar contenidos e incluso ofrecerlos sin tener que pasar por el streaming, como en la Mario Kart 8 Direct. Obviamente hay títulos menores que necesitan estar dentro de una presentación larga (aunque en Japón si se ven más de este estilo), pero siempre es bueno cuando alguien va a ver salgo sabiendo el tema del que le van a tener un rato de charla, no mucha gente se metería en una conferencia sin saber de qué van a hablar los ponentes.

Las Nintendo Direct normales funcionan y seguirán ahí aunque en menor medida, pero las versiones personalizadas, con su propia manera de contar las historias y con un título en mente llegan para satisfacer al que tiene poco tiempo, al impaciente o simplemente, al público objetivo del juego a tratar.