Portada » Artículos » Opinión » Nintendo, ¿a qué juegas?

Nintendo, ¿a qué juegas?

Desconcierto ante el último movimiento de publicidad de Nintendo. ¿Qué pasó en los Premios VGX 2013?

Pero qué haces, ¿Nintendo? Son las cuatro de la mañana y aquí me tienes, terminando de poner en orden todo lo que ha ocurrido en los Premios VGX 2013, que ha sido mucho, pero muy mediocre. Y ahí, entre todo este montón de cosejas que han pasado sin pena ni gloria, estás tú, Reggie, que, permíteme el tuteo, has hecho el canelo (por decirlo de una forma fina y delicada).

 Nintendo VGX 2013

A ver, Reggie, ¿a qué has ido a los Premios VGX? ¿A que te partan la cara? Porque eso es lo que ha parecido, perdóname. Era como ver a ese soldado que se inmola de forma innecesaria en un último acto desesperado. Sólo que aquí, se te veía en la cara que sabías lo que estabas haciendo, que era un ridículo calculado y asumido. Que sabías a lo que ibas: a dejarte en evidencia, a ti y a Nintendo.

El marco, el mismo del que hablé a mediados de semana: los VGX. Unos premios dados por un medio del sector que había ido creciendo en fama y que, poco a poco, se habían hecho un hueco gracias a que, entre ganador y ganador, soltaban alguna perla en forma de un anuncio o un tráiler inédito bastante jugoso. Era, pues, un marco eminentemente especializado, donde incluso en un año bastante descafeinado como este han desfilado TitanfallDestinyThe Witcher 3Thief e incluso Juego de Tronos y Borderlands.

Y ahí que va el Presidente de Nintendo América, Reggie para los colegas, y anuncia que estará personalmente en el evento y de que irá a hablar de algo nuevo. Si una persona con algo de cabeza se pone a echar cuentas le habría salido lo mismo que a nosotros: un anuncio interesante, que gustaría al público objetivo. El E3 ya está para lo que está, una feria al que van los medios generalistas, pero este evento tenía algo de purista que hacía que ciertos juegos estuvieran vedados. Nadie se habría imaginado un Wii Music U, por ejemplo.

A qué juegas, Nintendo

Y, sin embargo, con dos atributos más grandes que los del caballo del Espartero, va el señor Reggie y nos planta dos gameplays de Donkey Kong Country Tropical Freeze y anuncia a Cranky Kong. Un juego más que sobado, que está en la cocina, terminado y que ha sufrido un cambio de fecha por el marketing y, lo peor de todo, una novedad que no era tal, ya que la filtración sobre este personaje apareció el martes pasado, por culpa de la carátula del juego.

Nintendo, por tanto, ha vuelto a errar en cuestiones de comunicación. No dudo de que el nuevo Donkey Kong no será un grandísimo juego, pero es como si yo me voy a cantar Los Pajaritos a un entierro: no es ni el momento ni el lugar. Es cierto que a Nintendo le gusta marcar su propio ritmo, pero esto ya es una meada fuera de tiesto. Algo que no tiene ni nombre ni concierto… y lo sabían.

Y es que eso es lo peor de todo: Reggie sabía se iban a partir la caja con él. Hasta los mismos presentadores de los VGX lo azuzaron un poco y él se escaqueó. No se quedó a la rueda de preguntas por Twitter, sabedor del tono que iban a tener dichas preguntas y que no podía contestar nada sensato, que no se podía salir de su estudiado diagrama de flujo: `Los jugones son insaciables´.

Lo de Nintendo en los VGX es sólo la guinda que culmina uno de los años más desastrosos en cuanto a marketing que ha tenido la empresa. Incapaz de que la gente comprenda su producto, retrasando juegos terminados, suicidando su consola nueva en el mercado, mostrando una incompetencia ejemplar a la hora de presentar sus juegos (Super Mario 3D World) y desafiando las leyes del azar, ya que por chiripa algo bien tendrían que haber hecho con Wii U. Pues no, Reggie va con Cranky Kong a unos premios para público especializado.

Lo que te mereces es una colleja que te salte los empastes, tú y cualquiera al que se le ocurriera la idea de que hicieras el ridículo de semejante manera. Era el momento de un bombazo inédito, de Metroid, de Zelda, de X, de lo nuevo de Retro Studios… Era el momento de reconciliarte con el público tradicional (¿te acuerdas de eso, Reggie?) y no pintarte una diana en el trasero para que el sector practique su puntería con afiladas palabras.

Y lo peor de todo es que esto se podría haber evitado de una forma muy sencilla: no yendo. Nadie te esperaba, Reggie. Lo extraordinario de tu aparición hizo sonar las alarmas, levantó expectativas y, una vez más, decepcionaste. Y esta vez lo sabíais, sabíais que estabais presentado una chufa completamente fuera de lugar. Y aún así lo hiciste, obligado por tus jefes, por soberbia, cabezonería o incompetencia, qué más da. El hecho es que, una vez más, Wii U es el cachondeo del sector, y esta vez con toda la razón del mundo. Lo mejor que le puede ocurrir a Nintendo es que 2013 se acabe y que rueden unas cuantas cabezas, porque esto más que un anuncio ha parecido un suicidio laboral en toda regla.

Este artículo refleja la opinión personal del autor y Revogamers no tiene por qué compartirla.