Portada » Artículos » Opinión » La Ley del Silencio

La Ley del Silencio

 La mordaza que Nintendo ha impuesto alrededor de Wii U es agotadora 

La incetidumbre es mala. El no tener ninguna pista acerca de cómo será el futuro puede hacer pasar una terrible factura. No permite hacer planes con antelación, genera dudas y rumores y, por supuesto, a la larga provoca pérdida de interés e incluso rechazo.

Y aquí estamos, con la Gamescom del 2012 terminada y los nintenderos nos vamos casi de vacío con Wii U, una videoconsola que se supone que sale en tres meses y de la que no es que Nintendo no suelte prenda ella, sino que ha amordazado a todas las compañías que están desarrollando juegos para ella.

El resultado son desarrolladores caricontenidos por no poder enseñar su trabajo (al fin y al cabo, ellos quieren que su producto se conozca para que venda), periodistas frustrados por encontrarse un muro de silencio cada vez que se indaga sobre el tema y, por supuesto, un conjunto de seguidores que, al no recibir información nueva, desvían su atención hacia otro lado.

Sólo se me ocurren tres motivos para que Nintendo guarde, y obligue a guardar, este silencio. El primero, es que no hay decisiones tomadas. Esto es malo,muy malo, porque a estas alturas de la función, que no se hayan comentado cosas tan básicas como el precio, la fecha de lanzamiento, o que haya nombres tan importantes en la industria como Tomb Raider o Grand Theft Auto V que no se hayan incluido en la lista de futuribles es, cuanto menos, preocupante. No sería grave si Wii U saliera dentro de seis u ocho meses, pero el caso es que nos quedamos sin meses para el lanzamiento.

El segundo motivo es que todo este silencio sea totalmente intencionado, que todo responda a una estrategia para crear expectativas y funcionar a base de bombazos. Soltarlo todo de golpe, dejar sin respiro con la avalancha de novedades e información, y reventar stock por KO técnico. Si nos atenemos a las pistas que apuntan a un posible lanzamiento relámpago, esta teoría demostraría ser la más cercana a la verdad.

El tercer motivo es que Nintendo quiera hablar pero no pueda porque hayan surgido problemas ajenos a ella. Pueden ser retrasos con la fabricación de componentes, problemas con las third parties o que se se hayan calculado mal los tiempos...

Lo curioso es que en cualquiera de los tres casos, no importa cuál, este silencio es contraproducente y, más que ayudar a crear expetación sobre la consola y los juegos, está provocando que la gran mayoría de compradores potenciales ni sepan que Nintendo va a sacar una consola en los próximos meses.

El restultado es que estamos a pocos meses del lanzamiento y todavía no sabemos fecha de lanzamiento, precio, juegos que saldrán con ella y, mucho más importante, qué títulos alimentarán a la consola a lo largo de sus primeros meses de vida. ¿Qué está preparando EAD Tokyo? ¿En qué trabaja Retro Studios? ¿Cuál será el siguiente trabajo de Monolith Soft?

Sin información, ¿cómo vamos a saber que queremos comprar Wii U?

¿Que opinas del silencio de Nintendo alrededor de Wii U?

Este artículo refleja una opinión personal del redactor y Revogamers no tiene por qué compartirla.