Portada » Artículos » Opinión » Generación online a medias

Generación online a medias

Tanto por defecto como por exceso, no se han sabido aprovechar muchas de las opciones online de esta generación.

Sin embargo, también es cierto que, aunque Wii está a salvo de todo esto, es a un precio que estamos pagando. Ayer me bajé Zombi Panic in Wonderland y tuve que hacer encaje de bolillos para abrirle un hueco en mis paupérrimos 512Mb de memoria flash. La solución de las tarjetas SD es torpe y desmañada, incómoda y lenta... insuficiente a todas luces.

Una segunda carencia grave es que no tenemos acceso a las ya cada vez más imprescindibles demos (a mi me convencieron Batmam Arkham Asylum, Bayonetta y Darksiders así). La única forma de asegurarte de que un juego te va a gustar es probándolo antes. Ni los análisis de las revistas, ni los vídeos que circulan por la red son comparable a la experiencia de jugar nosotros, ya que la mejor opinión es la de uno mismo.

El tiempo también ha dado la espalda al sistema de amigos por el que Nintendo, en uno de sus ataques de sobreproteccionismo, intentó imponer. En medio de comunidades abiertas de jugadores, el engorrosísimo sistema de amigos se quedó obsoleto antes incluso de ser usado.

Hay muchísima gente que ni siquiera sabe que Wii se puede conectar a internet, que existe WiiWare, que hay juegos con conexión online. En Revogamers tenemos la suerte de que nos hemos juntado y tenemos nuestros campeonatos, compartimos nuestros códigos y creamos comunidad, pero lo cierto es que Wii no lo ha puesto demasiado fácil.

La impresión que da es que Nintendo calculó demasiado sus riesgos. Tuvieron los arrestos para lanzar Wii al mercado, pero se quedaron cortos en los aspectos antes mencionados. No quisieron consolidar el online, no creyeron en los sistemas de descarga y no apostaron fuerte por el sistema de canales (¿en serio hacían falta cuarenta y pico espacios?). Pero el tema es que los incluyeron, dando una apariencia de descuido y dejadez, de que los metían a presión y porque sí, no porque fuera algo con lo que contaban en realidad.

Es cierto, nos hemos librado de contenidos descargables insultantes, de mil parches para los juegos, de fallos en las actualizaciones de la consola, pero nos hemos dejado muchas cosas importantes por el camino.

::¿Estás de acuerdo con el autor? Háznoslo saber::

Esta es la opinión personal del redactor. Revogamers no se responsabiliza de su contenido ni tiene por qué compartirla.