Portada » Artículos » Opinión » ¿En qué se parecen Miyamoto y Pepe Domingo Castaño?

¿En qué se parecen Miyamoto y Pepe Domingo Castaño?

Cuando la boca se utiliza más para anunciar que para hablar.

Se acerca el lanzamiento de Pikmin 3 y de Luigi´s Mansion 2, dos títulos en los que ha metido la mano en mayor o menor medida Shigeru Miyamoto. Él es el creador de Mario Bros., Donkey Kong, Wii Fit, Nintendogs y los propios Pikmins. Es diseñador de videojuegos.

Pepe Domingo Castaño es uno de los nombres más conocidos en la radio española. Es animador de programas deportivos y ha sido presentador también en televisión. A él se le debe la fórmula de publicidad de más éxito de la radio y las cuñas más memorables. Por tanto, él también es creador.

Pero ambos personajes tiene algo más en común que ser creativos y estar muy cerca de dejar sus respectivas posiciones bajo la incertidumbre del nivel de sus sucesores. Ambos son `hombres anuncio´. A uno se le presupone porque es su profesión, pero al otro se le esperan sus mejores reflexiones.

Durante las próximas semanas vamos a escuchar y a leer mucho sobre Shigeru Miyamoto. Va a recorrer grandes revistas, diarios, alguna televisión y un puñado de webs de videojuegos (las menos, probablemente) para hablarnos de sus productos. En efecto, el creativo con más reconocimiento del mundo va contarnos una y otra vez las superficialidades de los próximos juegos que va a sacar a la venta. Al fin y al cabo en eso consisten las giras de promoción de productos en las industrias de consumo del ocio, y son pocos los entrevistados que quieren o a los que les permiten responder preguntas profundas, no relacionadas con su estreno.

El conocimiento y la experiencia de Miyamoto son un manantial, una fuente de sabiduría. Si entre toda esa labor publicitaria diera pie, aunque solo fuera brevemente, a tratar su trabajo real, en profundidad, la cantidad de material sobre el que escribir crecería en lugar de reducirse a cuatro líneas repetidas una y otra vez desde distintos puntos de vista. En Revogamers hemos sacado seis o siete noticias sobre las últimas declaraciones del creativo y ya parece que está todo dicho. ¡Si queda un mes!

Más allá de la apreciación personal, considero que las compañías están perdiendo gran parte del potencial comunicador de sus estrellas, que tienen abiertos ante sí todos los micrófonos y plumas. Sin embargo acaban convirtiéndolos en extensiones de unos ya de por sí aburridos departamentos de prensa.

Es una pena, un gran círculo vicioso en el que ahondamos (industria y medios) cuanto más crece la industria y más estrellato se forma a su alrededor. ¿Qué fue de aquella entrevista sincera y cercana de David Caballero a Julian Eggebrecht en un pasillo de Leipzig? En estos tiempos de paja al menos ha surgido una iniciativa que, muy a lo japonés, cubre esas ganas de saber más: el formato Iwata Pregunta. Lástima que el excesivo formalismo nipón vacíe de contenido la mitad del texto.

Ya no me coge de sorpresa. Llega el tiempo de las promociones, ¿oiremos a Pepe Domingo Castaño cantándole una jota a Olimar?

Este artículo refleja una opinión personal del autor y Revogamers no tiene por qué compartirla