Portada » Artículos » Opinión » ¿Cómo serán los próximos juegos de Nintendo para móviles?

¿Cómo serán los próximos juegos de Nintendo para móviles?

No hay mejor manera de promocionar un juego que mediante otros juegos.

Martes, ni te cases ni te embarques mas un anuncio de una nueva consola de Nintendo no descartes. ¡Ni tampoco de anuncios de juegos de sus franquicias para móviles! Nos hemos levantado con sorpresas que pocos esperábamos, con la gente ondeando la bandera del Nintendoomed, desgastada por el paso de las décadas, y con nuestra cara con el gesto un tanto torcido. ¿Qué quiere decir todo esto?

Nintendo nunca se ha prodigado en generar expectativa. Sus juegos suelen pasar desapercibidos entre la muchedumbre y son los verdaderos jugadores (recordad el lema, para vosotros jugadores... ah no, que ése no es de Nintendo) los que acaban valorándolos, muchas veces cuando ya no computan en los resultados de la empresa. Así tenemos éxitos como Bayonetta 2, Xenoblade Chronicles o Baten Kaitos, juegos que comparten una triste carrera por hacerse un lugar en la estantería de la gente.

De repente, tras una noche de sake y buñuelos, Iwata se ha levantado (en realidad, sólo en horario Europeo) con ganas de tirar la bomba y dejarnos a todos estupefactos. Anuncia que va a hacer juegos de las franquicias de Nintendo para móviles y, no solo eso, sino que en 2016 va a anunciar una nueva consola, presumiblemente para esas Navidades o para 2017. Una nueva consola que reunirá todo lo que se ha ido hablando sobre la interacción entre plataformas y Nintendo OS y que, no en vano, se conoce de momento como Project NX. Y no, la X no es de Xenoblade Chronicles X... ¿o sí?

Tardamos en despegar con el núcleo de esta opinión porque hay mucho de lo que hablar. A lo largo del día iremos desgranando todo lo anunciado hoy, pero vamos a empezar por lo más ligero. ¡Lo más ligero ya es una maldita bomba! Nintendo se atreverá por fin a lanzar juegos de sus franquicias, con total libertad, para móviles. Dicho de otra forma, Nintendo se hará Third Party sin dejar de ser First Party. La verdad es que con el reciente lanzamiento de Pokémon Shuffle uno se lo veía venir. El heredero de Pokémon Link Battle! es un juego Free to Play terriblemente adictivo, en parte gracias precisamente a sus restricciones de la versión gratuita, que está dando mucho juego en Nintendo 3DS. A mí me están entrando unas ganas terribles de comprar un nuevo Pokémon, a pesar de que sé que me voy a cansar de él en seguida. ¿Os imagináis eso traducido a millones de usuarios de móviles?

Porque, no nos engañemos, todo el mundo quiere jugar a juegos de Nintendo pero se resisten porque no quieren que les vean salir de la tienda ni con ellos ni, mucho menos, con una de sus consolas. La nueva plataforma para móviles garantiza el anonimato de los jugadores de juegos serios que no quieren ver su hombría maltratada por la sonrisa afable de un fontanero multimillonario, o que no quieren ser electrocutados por la chispa adorable de una rata amarilla con maquillaje de drag queen.

Y, como les pase como a mí, se va a traducir en la mejor de las promociones posible. Cuando jueguen a Metroid Party para móviles, nuestros potenciales jugadores no van a tener más remedio que comprarse una Wii U (o una Project NX, si es que no acaban siendo lo mismo...) para poder disfrutar de la primera heroína feminista sin saberlo de la historia. Sarkesian, la videojugadora feminista-activista, empezaría a hacer sus vídeos disfrazada de Samus Aran y se convertiría en una saga multimillonaria que atraería a las mujeres jugadores potenciales. Que las hay, pero al ser un mercado tradicionalmente para hombres todavía no lo saben. Les faltan heroínas con las que identificarse, como Samus. Y tendríamos un montón de minijuegos divertidos, como tiro al metroide o un pequeño pinball morphball.

¿Os imagináis un Xenoblade Chronicles: Flappy Mechon? Manejar a Metal Face (un enemigo emblemático del primer Xenoblade Chronicles, que sale en menos de un mes para New Nintendo 3DS) surcando los parajes de Bionis intentando alcanzar Colonia 9 sin chocarse contra todos los obstáculos del paisaje. Por supuesto, el juego vendría acompañado de una banda sonora memorable y, al final, Shulk exclamaría “this is the Monado´s Power” y todo el mundo querría comprarse todo lo relacionado con Xenoblade Chronicles.

Es divertido imaginarse la cantidad de juegos extraños y variopintos que podrían salir de esta alianza ya que, recordemos, cualquier franquicia es susceptible de convertirse en juego para móvil. Y es una gran forma de promoción que otras empresas, como Ubisoft, ya han llevado a cabo con notables resultados. A fin de cuentas, no es tan raro vender juegos usando otros juegos como promoción y, si lo pensamos detenidamente, es lo que más le pega a Nintendo, una empresa que solamente sabe hacer juegos y que ha demostrado que sus éxitos en el campo de la mercadotecnia se han debido en gran parte al azar y a las circunstancias. Wii U es una consola con un catálogo increíble y, sin embargo, se está vendiendo mucho peor que cualquier otra sobremesa anterior.

Tal vez lo más preocupante de todo esto sea la posible monetización de los juegos. Están muy de moda los títulos Free to Play con microtransacciones abusivas fruto de las cuales puede llegar la ruina a un padre a través de su inocente hijo comprando en la nada protegida tienda incrustada en el propio juego. Nintendo quiere evitar esto. Ya sabemos que comprar una joya en Pokémon Shuffle es toda una odisea, que casi parece que no quieran que lo hagas porque son excesivamente caras. Nintendo y su aliada, DeNA, se han comprometido a ejercer una política justa y amigable, y además se repartirán los beneficios de los juegos en función a lo que haya invertido cada una en los mismos. Por lo tanto, padres del mundo, no os preocupéis, Xenoblade Chroncles: Flappy Mechon no será, en principio, vuestra ruina.  

     

Dicho todo esto, si se produce en otros el efecto que produce Pokémon Shuffle en mí, es decir, esas ganas irracionales de querer comprar juegos de Pokémon y ver si la mega evolución de Slowbro es tan útil en la realidad como en Pokémon Shuffle, el éxito de esta estrategia está asegurado. Además, esta estrategia se puede extrapolar a cualquier franquicia con mucho arte, o puede convertirse en un auténtico desastre. Los ejemplos que hemos tratado en esta opinión han sido, como podéis sospechar, para reírnos un rato y pasarlo bien pero no hay que olvidar que se trata de un movimiento muy serio y con implicaciones muy poderosas. Nintendo se convierte en Third Party sin dejar de ser First Party mientras la muchedumbre saca sus raídas banderas de Nintendoomed. El apocalipsis ha vuelto una vez más, Iwata ha tirado la bomba.