Portada » Artículos » Opinión » Las claves del No Éxito

Las claves del No Éxito

Distribución, piratería y, sobre todo, nombre.

El nombre sí hace al juego

Super Mario Galaxy Wii

Nada de esto sucedería, o al menos no de forma tan escandalosa, si el título a distribuir se llamara Super Mario, Legend of Zelda, Final Fantasy o Gears of War entre otros. Es más, aunque resultara ser una decepción y un juego del montón, solamente por las ingentes e indecentes cantidades de recursos destinados a publicidad, el título acabaría vendiéndose más que aceptablemente. ¿Tan importante es el nombre? Como ejemplo transversal que ilustra un poco la manera de proceder del ser humano común y en masa voy a poner un suceso musical que acaeció a principios del siglo XX. Todos conocéis a Wolfgang Amadeus Mozart, el genio vienés que sigue cautivando con sus óperas y sinfonías al mundo entero. Pues bien, resulta que una de sus citadas sinfonías, antaño asidua de las salas de concierto y muy apreciada por la crítica, reveló en 1907 ser en realidad una composición de su compañero y amigo Michel Haydn, hermano menor del célebre Joseph Haydn siendo de Mozart únicamente el Adagio introductorio. La sinfonía, antes número 37 de Mozart y ahora número 26 de Michel Haydn, pasó de ser popular a caer en el olvido más absoluto. La música no había cambiado, pero el hecho de no pertenecer a Mozart le restó valor simbólico y repercutió muy negativamente en ella. Con las IPs famosas pasa igual. Si Xenoblade Chronicles hubiese sido Final Fantasy XV probablemente estaríamos hablando, a día de hoy, del mejor juego de la generación y de un súper ventas. Pero como no tiene un nombre conocido, su valor global final se resiente y es muy probable que acabe pasando desapercibido para convertirse, dentro de unos no muchos años, en una leyenda sólo accesible por vías de dudosa legalidad.

Así es como una vez más, un título de calidad sobresaliente pero apoyo pobre y deficiente pasa de realidad a espejismo y de espejismo a leyenda. Me gustaría equivocarme con este Xenoblade Chronicles y que Nintendo me demostrara que el juego es real pero el panorama en las tiendas me dice lo contrario. Éste es el mundo que hemos creado, tanto en videojuegos como en muchas otras cosas que no tienen cabida en el presente artículo y sólo nos queda esperar y desear que la historia no se vuelva a repetir aunque poco a poco vemos cómo la esperanza pierde fuerza y se ahoga en el horizonte. Mientras tanto, la enésima edición de la saga famosa de turno con su dudosa calidad habrá vendido cien veces más que estas joyas inusuales de aciago destino.

¿Cuáles son para tí los motivos por los que grandes joyas no venden lo que debieran? Comparte tu opinión en el foro.

Esta es la opinión personal del redactor. Revogamers no se responsabiliza de su contenido ni tiene por qué compartirla.