Portada » Artículos » Opinión » Las cartas sobre la mesa

Las cartas sobre la mesa

El E3 más decisivo de los últimos años.

Con el movimiento de Microsoft de esta semana, ya tenemos casi todas las cartas sobre la mesa. Xbox One ya se ha presentado, PS4 lo hizo en el mes de febrero y Wii U ya lleva en el mercado seis meses, por lo que el panorama de las grandes videoconsolas de sobremesa está casi completo. Sin embargo, aún queda la baza más importante de todas por jugar.

Y es que con tanto anuncio de consola, con tanta segunda mano y polémica canina, que si este motor gráfico no es para ti, que si la supertele inteligente, que si compartir tus vídeos con todos el mundo y que si navegar a la vez que ves una peli parece que la industria entera se ha olvidado de que, en última instancia, estamos ante consola de videojuegos. Para jugar. Y nos faltan los juegos. Toneladas y toneladas de juegos.

Por un lado, Xbox One ha prometido el oro y el moro en este campo, con muchísimos juegos exclusivos y no creo que nadie dude que las compañías, a pesar de la nula base instalada, sacará sus multiplataformas para ella. El error de Microsoft fue hacer una presentación en fechas tan próximas al E3 y quererse guardar demasiado para esta feria, que tendría que ser un choque frontal con la competencia para convencer a todo el mundo de por qué debería elegir una Xbox One. Deportes, coches y tiros, el mercado masivo, ha sido claramente el target de Microsoft en esta primera toma de contacto, y el gamer de toda la vida se ha sentido desplazado. Pero, polémicas sobre el hardware aparte, esta consola no ha dicho nada en tanto a software.

Por otro lado tenemos a Sony. Aunque PS4 enseñó (muchos) más juegos que Xbox One, la verdad es que no dejaron demasiado buen sabor de boca. Mucha demo técnica, mucha promesa y poca chicha. Un hardware mucho más abierto, una propuesta dedicada a los jugadores más profesionales, en vez de al mercado masivo, y unos estudios de desarrollo internos que llevan varios años volcados con los nuevos juegos son las cosas que Sony deberá explicar en las próximas semanas.

Las cartas sobre la mesa

En último lugar, está Nintendo, que parecen que todos han olvidado que forma parte de la ecuación de esta generación, no así el mercado. Nintendo es, posiblemente, la que lo tiene más difícil, ya que Wii U lleva seis meses en el mercado y no ha sabido convencer a la gente para que salga a comprarla. Fallos a la hora de explicar el producto, muchas caídas de software en los primeros meses del calendario y la falta de ese juego que haga que la quieras. Nintendo tiene que luchar contra la decepción y la realidad de que Wii U, por ahora, no es un producto competitivo. Satoru Iwata ha prometido un relanzamiento de la consola en verano y es cierto que en Los Ángeles estarán todas las grandes licencias de la compañía para el próximo año.

Así pues, este será un E3 muy importante para las tres empresas, porque van a tener que convencer a los jugadores con lo que realmente merece la pena: los juegos. 

Este artículo refleja una opinión personal del autor y Revogamers no tiene por qué compartirla.

¿Tiene sentido anunciar y lanzar consolas sin juegos apropiados? Comparte tu opinión en el foro.