Portada » Artículos » Opinión » El 4 de Julio de los videojuegos

El 4 de Julio de los videojuegos

La bandera estadounidense va a ondear bien fuerte, fortaleciendo el aislamiento de las consolas de Nintendo.

No puedo negar que siento una gran expectación por la presentación de la nueva Xbox de esta misma tarde porque los rumores han sido tan dispares que ya no sé qué esperar, pero hay una casa que sí tengo clara y los últimos acontecimientos no han hecho más que reforzar la idea: la alianza americana por el liderato está en camino.

Con el mercado japonés de software en horas bajas, en gran medida por demérito propio como ha demostrado la que era su compañía más potente, Square-Enix (ahora Namco Bandai), la última resistencia la ofrecen los fabricantes de hardware, Sony y Nintendo. El indudable éxito de Xbox 360 en ventan (no así en rentabilidad) no ha sido suficiente para dejar de ser el tercer fabricante de videoconsolas del mundo, pero está claro que su aspiración es el primer puesto.

Solo los mercados anglosajones han cedido ante el empuje de Microsoft. ¿Cómo puede ser posible que con una imagen de marca peor al comienzo, más fallos del sistema, un catálogo equivalente y un coste de mantenimiento mayor se haya podido dar ese sorpasso a la marca PlayStation en el primer y el tercer país más importantes para esta industria?

La prensa del videojuego

`Parece que mires a donde mires, no hay más que noticias negativas sobre Wii U. Honestamente, excepto en Infendo.com y otras cuantas webs centradas en Nintendo no soy capaz de encontrar a nadie que haya informado de las cosas buenas de la consola´. Con estas palabras describía el panorama de la prensa estadounidense Essel Prat ayer mismo en un artículo titulado El mundo del videojuego contra Wii U.

Que basta una chispa para montarle un incendio a los de Kyoto quedó muy claro hace tan solo una semana con una polémica artificial sobre YouTube. Nintendo ha comenzado a reclamar parte de los ingresos por publicidad que se generan en YouTube con contenido que consideran suyos; por ejemplo, los tráilers o gameplays de videojuegos. Ellos te los ofrecen para que puedas subirlos, pero hay que saber que parte del ingreso generado en tu canal irá para ellos.

En tan solo unas horas las webs de videojuegos se llenaron de quejas de usuarios descontentos y reporteros dándoles la razón y explicando cuán usurera es Nintendo al respecto. ¿Por qué ahora? La mayoría de los editores lleva utilizando esta misma política desde que YouTube se la ofrece, pero hasta que `esa´ compañía no la ha puesto en marcha las quejas de los usuarios no han llegado a las portadas.