Portada » Artículos » Opinión » Las 3D: así, sí.

Las 3D: así, sí.

MercurySteam consigue crear una experiencia única.

Acabo de pasarme Castlevania Lord of Shadow – Mirror of Fate. Se pueden decir muchas cosas de este juego, te puede gustar más o menos, pero personalmente, me he encontrado con algo que todavía no había visto en Nintendo 3DS, y ya vamos para dos años de consola entre nosotros.

Hablo, por supuesto, de la característica más importante de la consola: las 3D. Tengo que decir que soy un enemigo bastante serio de las 3D en el cine. Lo considero una forma de engañabobos destinado a encarecer taquilla y que las películas resulten más rentables. Sin embargo, soy algo menos talibán con el 3D de la 3DS, básicamente porque no necesita gafas y porque no se oscurece la imagen (eso en el cine lo considero directamente un crimen a la fotografía).

Sin embargo, hasta la llegada de Castlevania, no había considerado las 3D más que una superchería, algo que hacía bonito en algunos casos y que permitía ver escenas muy vistosas. Me vienen a la memoria el Resident Evil: Revelations o el Kid Icarus Uprising, además de haber podido disfrutar de The Legend of Zelda: Ocarina of Time 3DS, de manufactora menor, pero que el fanboy que llevo dentro me obliga a adorar.

Las 3D hacían bonito, eran una forma extra de disfrutar los juegos. Tanto si el 3D era hacia fuera como hacia dentro, no era más que un efecto especial superficial. No había visto nada que me hubiera hecho exclamar: ¡esto es nuevo! Y entonces llegaron los españoles de MercurySteam (por los que debo confesar que también siento debilidad) e hicieron Mirror of Fate.

Lejos de analizar el juego, es imposible hacerlo mejor que Matías, lo que quiero es llamar la atención no sólo sobre el soberbio apartado artístico que tiene el título, sino el impresionante uso de las 3D del que hace gala. Y cuando digo impresionante es que en más de una ocasión me he quedado embobado viendo un escenario o, después de ciertos combates librado contra enemigos finales, tomarme un momento para tomar el aliento y asimilar lo que acababa de ver.

3D

MercurySteam ha conseguido crear una experiencia en 3DS que es imposible en cualquier otra plataforma. La profundidad y belleza de los escenarios tienen voz propia y el Castillo es, por momentos y corroborando las palabras de José Luis Márquez, Director del Juego, otro protagonista más. Las 3D consiguen crear una atmósfera increíble, de grandeza y soledad al mismo tiempo, con unos escenarios enormes y profundos, pero que a la vez son bidimensionales. Y eso por no mencionar (sé que no os gustan los spoilers) un par de momentos concretos en el juego que son, directamente, el avance en jugabilidad por el que Nintendo 3DS clamaba.

Ojalá el ejemplo cunda y muchos más equipos de desarrollo se fijen en las bondades de Castlevania Lords of Shadow - Mirror of Fate y que las 3D no acaben por convertirse en una nueva forma de brilli-brilli. Yo casi había perdido la esperanza.

Este artículo refleja una opinión personal del autor y Revogamers no tiene por qué compartirla.

¿Qué te parecen las 3D por ahora? ¿Ha habido algún juego que te haya hecho `creer´?