Portada » Noticias » Wii » Las 10 historias fotográficas más terroríficas de Revogamers

Las 10 historias fotográficas más terroríficas de Revogamers

Finalistas del concurso Project Zero 2 Wii Edition.

La noche es el mejor momento para dar a conocer a los 10 finalistas del concurso Controla tu miedo. Nos han contado sus temores en una historia envuelta con una fotografía tenebrosa para compartir con todos nosotros sus temores.

Enfrentar sus miedo puede tener una gran recompensa, ganar una de las 3 copias de Project Zero 2 Wii Edition que regalamos gracias a Nintendo España. Ahora la suerte decidirá si siguen el camino bueno que les lleva hasta el premio o el malo, hacia el vacío, y se quedan sin nada.

¿Te atreves a compartir su miedo?

Finalistas del concurso Controla tu miedo

coky - Incendio en Valencia

Puede que se salga un poco de lo esperado para este concurso. Pero si es una imagen que produzca miedo, no he encontrado a otra mejor.

Corresponde a la los montes calcinados durante la evacuación de ayer de mi pueblo, no había pasado tanto miedo en mi vida, incomunicados desde el viernes, con el pueblo rodeado de llamas y con los bomberos diciéndonos que no había vías por donde sacarnos.

amadeus_dark - La casa del compás

Esta casa en el pueblo donde vivo es conocida como "La casa del compás" desconozco el por que, pero si se de una leyenda sobre ella...

Según la leyenda, hace mucho tiempo vivía en esta casa un matrimonio junto a su pequeño hijo, el cual murió en MUY extrañas circunstancias, tan extrañas que muchos pensaron que el padre, la madre o ambos mataron al hijo, tan extraña... que hay quien asegura que a veces se escucha el llanto de un niño pequeño que viene....de ninguna parte.

Como ya he dicho, esto es solo un rumor/leyenda, en el pueblo donde vivo hay 3 lugares AUN MAS TERRIBLES, por que en esos lugares hubieron EJECUCIONES reales: El paseo de la constitución (fusilamiento de rojos), las cruces que están de camino a la ermita de la patrona del pueblo (ahorcamiento de rojos) y una casa que perteneció a la mismísima inquisición... de la cual ya os podéis hacer una idea de lo que pasaría dentro de ella.. Entonces... ¿por que la casa en vez de algo mas real como esas 3? No lo se, tal vez sea, por la fascinación y el miedo a lo desconocido (aunque terrible, los otros son conocidos)

Solo queda una pregunta... ¿Os atrevéis a entrar a la "Casa del Compás"?

Lloyd91 - Espíritus en la habitación

Bueno a mi el sitio que más miedo me da es mi habitación por varias cosas que han ocurrido. Resulta que una noche estaba yo en casa con un familiar y oimos un grito en una de las habitaciones(la mía). Era un grito de socorro, parecía como si el que gritaba se estuviera asfixiando; estábamos solos y no fuimos ninguno de nosotros dos. Esa noche la pasamos fuera de casa del miedo que pasamos.

A los pocos días estaba yo en la habitación con mi pájaro que lo traía todas las noches a mi cuarto para que se quedara tranquilo y al apagar la luz note como algo o me agarraba fuertemente la muñeca; apague la luz y pase la noche bajo las sabanas casi sin poder dormir. Pero la parte culminante fue cuando una noche el pájaro abrió la puerta de la jaula con el pico que es muy común en los agapornis y se vino la cama, se apoyo sobre la almohada y yo como era algo inusual pues empece a hacerle fotos. Pues una de las noches abrió la puerta, se posó en la cama y como no me di cuenta de que había volado a la cama lo asfixie sin querer.

A los pocos días de morir el pájaro me puse a ver las fotos que había tomado una de las noches y mi sorpresa fue que en una de ella aprecie la forma de una persona. Empece a ver como había salido eso ahí, volví a hacer muchas fotos pero en ninguna de ellas se ve lo que sale en la foto a la que hago referencia. Investigue y varias personas me dijeron que a veces los espiritus se aparecen para avisar de la muerte de alguien y acabe llegando a la conclusion de que tenía que ser un espíritu que me intentó avisar de lo que iba a pasar.
Si veis la foto se nota en la parte derecha como el cuerpo y el rostro de una persona con la boca abierta. La foto tiene mala calidad porque esta hecha con el movil y tiene el brillo aumentado para que se aprecie mejor la figura.

raysan - Muñeca de cerámica

Bueno, aquí esta, esta muñeca de porcelana mas de una vez me ha quitado el sueño... Cuando era pequeña, esta muñeca (que ya tiene su años) estaba en una cómoda a mis pies de la cama y siempre tenia la sensación de que alguien me estaba observando, incluso me dio por pensar que incluso movía la cabeza (la habitación ya no esta igual que en aquel momento, pero es que conforme estaba puesta, con la poca luz de la ventana, se veía ahí perfectamente que estaba).

Un día me desperté de un sueño de esos profundos, pero todavía no era de día, miré y no estaba, no sabéis el susto que me llevé (añadid eso a que veía y veo películas de terror...) me sobresalté de la cama y me puse a buscarla... al final la encontré en un cestita que había al lado de la cómoda, inexplicablemente la muñeca se había caído. A día de hoy, todavía le tengo cierto yu-yu a la muñeca.

dms2 - Armario que nunca se cierra

Hará unos años que cambié mi habitación y para aprovechar al máximo el espacio compré un armario de puertas correderas, y además en plan ganso, hasta el techo y lo más ancho posible, dejando justo el espacio al lado para la cama. Es genial, muy cómodo y práctico, prácticamente tengo todas mis cosas ahí metidas. Pero tiene un 'problemilla', la puerta corredera más próxima a la cama es en la que está el colgador y los cajones con la ropa que más uso, así que lo abro y cierro mucho, y por esas cosas que pasan suele quedar una rendija. Antes me daba la paranoia que yo lo había cerrado del todo y 'alguien' lo abría un poquito. Justo me metía en la cama, iba a apagar la luz y veía la rendija y tenía que levantarme y ajustar bien la puerta. De abrir y mirar dentro ni hablar! Luego me di cuenta que suelo cerrar las puertas con demasiado ímpetu y esa puerta al chocar con el lateral rebota ligeramente quedando un poco abierta. De todos modos si veo la rendija, me levanto y cierro bien.

La idea con la foto es reproducir lo que veo antes de apagar la luz de mi mesita de noche así que he tenido que sobreexponerla para que se viese algo, pero básicamente eso es lo que veo.

KayTempest - El sendero

Hace años me mude y desde que llegue y vi este camino me dio mala sensación, pero nunca necesite cruzar. Realmente veía a poca gente cruzar por el, hasta que me entere de que solían dar un rodeo mas largo con tal de no cruzarlo, aunque no sabia el porque.

Un dia quede con un amigo que vivía al otro lado para cenar, ya era de noche y la idea de rodear el sendero se me antojaba estúpida e inutil. A si que simplemente decidí cruzar.

Cuando pase por al lado de las ruinas seguí andando, pero me fije bien en ellas. Fue en ese momento cuando se levanto una brisa fría en el ambiente y vi lo que me pareció ver una sombra extraña entre los escombros. Se me heló el cuerpo en ese instante y tarde antes de echar a correr hasta el final del sendero.

Mas tarde en casa de mi amigo decidí contarle lo que me había pasado, y fue su abuela la que me contó que cuando era pequeña ahí había una especie de trastero, no mas grande que una habitación. Y que a veces creian escuchar gemidos y llantos de dolor, pero no tenia ventanas y nadie había visto nunca entrar ni salir a nadie.

Finalmente descubrieron que esa pequeña habitación se estaba usando como “cámara de tortura” por un esquizofrenico que dios sabe como consiguió la llave. Después de encerrarle decidieron derrumbar el lugar por miedo. También me dijo que todo el mundo rodeaba el sendero porque los que lo cruzaban decían haber escuchado ruidos extraños, susurros e incluso llantos.

Desde entonces no se porque sera, pero cada vez que me acerco a aquel lugar vuelvo a notar el mismo frio, se me eriza la piel y me parece escuchar cosas...

Nonnag - Cine quemado

La foto es en un cine abandonado de mi ciudad. Fue el primer cine que hubo, y se cerró cuando se quemó entero una noche. Estuvo sin derribarse cerca de 15 años, convirtiéndose en un nido de ratas y vagabundos. Un día decidimos entrar para explorar sus recónditos pasadizos con un par de linternas en mano, y una cámara para inmortalizar el miedo que íbamos a pasar en la segunda planta baja, donde jamás llegamos a cruzar un pasadizo de 15 metros de largo con tres puertas a sus lados. Era tétrico, desprendía un hediondo y nauseabundo olor, y el silencio que allí había no sería más escalofriante sino fuese por el ruido de nuestras pisadas sobre las escaleras de madera, a la vez que algunas piedras se desprendían de las paredes.

Sobre los sillones parecía que personas se hubiesen quemado, aunque nada más lejos de la realidad, debía ser caramelos caídos, plásticos y envoltorios pegados a la poca tela que le quedaban a los sillones. Era, cuanto menos, espeluznante que nada más entrar vieras tu reflejo en el baño, con poco reflejo de luz, y unos espejos ennegrecidos y algo quebrados, y los azulejos polvorientos.

Chronos - La mar en la noche

Para mi el miedo no es a los fantasmas ni a las muñecas con vida ni a los monstruos ni a ninguna cosa que no existe porque a mi lo que me da miedo de verdad es una cosa que existe muy de verdad: el mar de noche.

Me da mucho miedo ver que el mar nunca se acaba y si lo miras es como un gigante que si te atrapa nunca vas a poder escapar de el. Es tan grande que si estuvieras en el centro nunca podrias salir de el pero si estuvieras en un lado tampoco. Aunque estes en la playa unos metros adentro ya no sabes a donde puedes escapar si te atrapa y siempre vas a acabar morir ahogado.

Y de noche? De noche es todo aun peor. De noche ni siquiera se ve el principio asi que mucho menos el final. A mucha gente le gusta acercarse a la orilla de noche y a veces ver como refleja la luna pero yo tengo miedo solo de que el mar me de en los pies de noche porque es como si viniese a por mi.

Pensado bien hay mucha gente que muere ahogada todos los años porque el mar de verdad es un sitio muy peligroso y hay que temerle.

sidney_bl - Mar de nubes

Me gusta la naturaleza y me apasiona el senderismo. En mis días libres cojo mi mochila y paso horas recorriendo los montes de Tenerife, donde vivo. Alguna vez se me ha hecho un poco tarde, sobre todo en invierno cuando los días son más cortos, y tengo que descender casi a oscuras. No es nada recomendable, especialmente si uno va solo, y menos aún si no has llevado linterna. A veces tropiezas con alguna casa abandonada, otras el viento te juega una mala pasada. Entonces acabas acelerando el paso sin mirar atrás.

La foto es de una de esas ocasiones. No sólo se hacía de noche, además se había formado un mar de nubes que le daba a la montaña un aspecto fantasmagórico y me impedía ver las casas de más abajo, con lo que se me hacía difícil calcular cuánto me quedaba para llegar. Lo pasé bastante mal. Aquí no hay animales especialmente peligrosos, pero en fin… a uno le puede la imaginación y no dejaba de pensar en esas historias de seres imposibles que aparecen en medio de la nada.

Eso sí, tuve que detenerme a sacar la foto.

davila - ¿Suspiros?

Esta es una vieja foto perteneciente a mi abuelo del Convento de Santo Domingo y San Pablo de Las Navas del Marqués, Ávila, localidad que me ha visto crecer catorce años hasta que me marché. Como muchos conventos en el siglo XIX, éste también sufrió la desamortización de Mendizábal. Los monjes se marcharon y poco a poco el viento y el hombre fueron acabando con él. Mi abuelo me contaba que de pequeño con sus amigos se metían dentro y desenterraban huesos, imaginaos de quien. Yo nunca entendí porqué lo hacían, no les dejaban descansar en paz.

La cosa no quedó ahí. Una noche de verano, con su brisa, sus grillos, pasaba por allí, puesto que al lado vivía un amigo mío. La luna me alumbraba y la brisa, haciendo de directora de orquesta, marcó un silencio de blanca. Soledad. Me giré y me encontré con ese monumento granítico olvidado en la sombra. De su interior se captaban una especie de suspiros que retumbaban, con eco. Parecía algo demasiado humano. Recordé los huesos y a los monjes abandonando el convento. Los sollozos aumentaban, la sangre, caliente, entraba y salía de mi corazón a velocidades insospechadas. Estaba inmóvil, era una piedra más. La sinfónica brisa retornó y aprecié el batir de unas alas. Di dos pasos y por el techo alzaba el vuelo una lechuza que se quería fundir con la luna. ¿Los suspiros se alzaron con ella? No lo sé, pero no he vuelto a acercarme para no molestar nunca más.


Los derechos de propiedad de las fotos corresponden a cada uno de los participantes

Más Noticias de : Wii
>