Portada » Noticias » Wii U » Miyamoto y Aonuma dan explicaciones sobre los retrasos en la saga Zelda

Miyamoto y Aonuma dan explicaciones sobre los retrasos en la saga Zelda

La innovación como arma de doble filo.

Miyamoto y Aonuma han hablado con el medio Kotaku para intentar esclarecer un poco qué lleva a un juego como The Legend of Zelda: Breath of the Wild a retrasar su salida desde 2015 a 2017, algo que no afecta sólo a la última aventura de Link, sino a todos los juegos aparecidos en sobremesa de la serie a partir de Ocarina of Time (incluido), con la excepción de Majora’s Mask, el primero en el que Aonuma ejerció ya como productor además de como director.

Aonuma explica que “Cuando pensamos  en el periodo de lanzamiento de cualquier Zelda realmente queremos sacarlo lo antes posible para que todo el mundo pueda jugar y experimentarlo. Pero cada vez que hacemos un Zelda queremos hacer algo nuevo. Es difícil medir cuánto tiempo tomará eso, y también es complicado calibrar en qué punto lo que consideramos ‘nuevo’ está terminado de hacer”.

“Muchas veces lo que tratamos de abordar -prosigue el productor de la serie- nos lleva más tiempo del planeado inicialmente, por eso el desarrollo sufre un retraso.”

Miyamoto por su parte achaca el retraso sufrido por The Legend of Zelda: Breath of the Wild a la suma de varios factores. “Implementamos muchas cosas como el motor de físicas, la IA o el tipo de gráficos que íbamos a usar. Teníamos que asegurarnos de que tendríamos el suficiente tiempo de desarrollo para ello, solo que esta vez no pudimos ajustarnos al horario inicial. Es algo de lo que nos dimos cuenta hace casi dos años. Nunca habíamos experimentado con una cosa así, por eso hemos tenido que retrasarlo.”

Sin duda todas son excusas justificables y es que, como ya dijo el gran Shigeru Miyamoto una vez “Si un juego sale con retraso puede ser un buen juego, mientras que si sale antes de tiempo siempre será un mal juego”.  Lo que no quita para que no se hayan tratado cuestiones como si tanto en este caso como en el de Twilight Princess influyeron también otros factores como el abandono de la plataforma madre por la siguiente generación.

Sea como fuere, siempre es de agradecer que una saga como The Legend of Zelda no permanezca como un gigante inamovible y sagrado.

Más Noticias de : Wii U
>